Secuelas

TERMINATOR 2: EL JUICIO FINAL [CINE]


Sin duda estamos ante una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos. Cuando escribimos estas lineas se han cumplido 25 años de su estreno allá por 1991. Cómo pasa el tiempo. Éramos unos adolescentes preocupados por el acné cuando el mundo se paralizó con esta soberbia secuela, que rompiendo la norma no escrita sobre segundas partes, le dio mil vueltas a su antecesora. James Cameron, creador y artífice de esta saga, rizó el rizo para desbancarse así mismo con este festival de acción, adrenalina, efectos especiales y poderío visual que a día de hoy sigue asombrando y es un firme referente a la hora de hablar de films de género, de acción o de viajes temporales. Una colosal muestra de hasta donde puede llegar la imaginación cuando varios factores se unen. Había llegado...‘Terminator 2: el juicio final’

Cameron venía de fracasar en taquilla con ‘Abyss’ y nadie pensaba que…
Anuncios

STAR WARS THE FORCE AWAKENS [CINE]


Han pasado meses, un tiempo prudencial para tener la cabeza fría y el corazón tranquilo para poder hablar del fenómeno global que ha supuesto ‘El despertar de la Fuerza’ entre todos los cinéfilos, amantes de Star Wars, neófitos o simplemente seguidores de esta fascinante saga galáctica. Mucho se ha dicho, leído, discutido, analizado y debatido. La sangre en algunos casos y foros ha llegado a las calles virtuales de las redes sociales. Creemos, aunque nadie nos lo haya pedido pero el cuerpo nos lo pide, que nos toca a nosotros, humildes cinéfagos, poner nuestro granito de arena o grano en el culo (según se mire cuando acabéis de leer este post) sobre el film de marras que tanto amor (odio) ha suscitado entre los warsies y los espectadores en general.
 
J.J. Abrams tenía en sus manos el mayor regalo que el cine de los últimos 40 años podía entregar a un director visionario, audaz y capaz de levantar sagas muertas (‘Star Trek’, ‘Misión Imposible’) y creador de fenómenos audiovisuales como ‘Perdidos’ o ‘Alias’. De Abrams siempre se ha dicho que…

(más…)

INDEPENDENCE DAY: CONTRAATAQUE [CINE]


La temporada de verano en cuanto a blockbusters está siendo bastante aburrida, decepcionante y anodina. Algo normal, pues los films revienta taquillas a los que estamos acostumbrados en estas fechas suelen ser así. Pero este año venían con la etiqueta de grandes esperanzas por tratar de sacudir un poco este letargo soporífero que es la estación estival. Pues queridos lectores, debemos seguir esperando el estreno de ‘Escuadrón suicida’ como agua de Mayo pues el hastío sigue reinando en estos pelotazos veraniegos en las salas de cine. Si hace unas semanas se nos caían los lagrimones (por decepcionante que no por emocionante) con la esperada secuela de ‘Buscando a Dory’, y no hace mucho más queríamos sacarnos los ojos a lo vivo mientras veíamos ‘Dioses de Egipto’, con este impostado blockbuster de la factoría Roland “Cómo me gusta destruir el mundo” Emmerich, no iba a ser menos, ‘Independence day: contaataque’ no defrauda: es tan mala, vacía, sosa, repetitiva y descabellada como uno podría esperar.
 
Muchas ansias no había por ver 20 años después un film que en su momento causó el taquillazo que…
 
 
 


 
…causó (aún nadie sabe porqué este suceso, o tal vez fuera que también por aquella época las ‘Space Girls’ eran número uno en ventas…el mundo estaba chungo, si) pero uno siempre está preparado para asumir que este tipo de films es simple pasto de palomitas, doritos, perritos calientes o medio costillar de cordero según el bar que haya en el multicine. No es un cine que engañe, promete piruetas, giros imposibles, muchas explosiones, frases de macho alfa y ningún sentido racional en el guión. No hay donde aferrarse para tratar de empatizar con la historia que vimos hace dos décadas. Ni tan siquiera un rostro conocido que nos provoque la media sonrisa como hubiera sido volver a ver al personaje de Will Smith. Debemos conformarnos con varias sombras del pasado (Goldblum y Pullman) que tratan inútilmente de crear una conexión inexistente entre lo que se ve en la pantalla y el espectador, que durante la primera hora sigue devorando sus doritos mojados en güacamole.
 
 
 
Emmerich no va a sorprender a nadie. Nunca ha sido ese su juego. Su cine es de evasión, por supuesto. Y sabe las reglas. Pero eso no es óbice para dar al menos un par de toques a la máquina de escribir o al teclado de su ordenador para construir un par de frases lógicas en el guión, alguna trama que merezca la pena, una o dos escenas con enjundia o…¿por qué no? Una historia que transmita algo más que demostrar lo bestia que son los chicos de los FX que tras 20 años han pasado del Spectrum 28k a tocar casi la realidad virtual. Pero poco más se puede sacar en claro de esta secuela remozada y actualizada de lo que ya aportó en su momento su predecesora (que tampoco es que fuera ‘El séptimo sello’).
 
 
Al cine de acción y aventura se le pide entretenimiento. Bien, aquí al menos te lo ofrecen en ocasiones. Sin embargo, es tal el letargo en el que sume el realizador al espectador durante los 120 minutos de mucho ruido y cero nueces, que uno siente la necesidad repetitiva de mirar su reloj y ver cuánto le queda al pastiche de marras. El elenco de nuevos rostros (Hemsworth, Usher y compañía) nada traducen al visonado de la película y llegan a formar parte de los decorados en casi todo el metraje. Con la carencia de diálogos, tramas, desarrollo que deambula entre una opción u otra es difícil que la poca consistencia del guión pueda sostener un elaborado conjunto de escenas de acción que harán las delicias a los amantes de los videojuegos. Poco más.
 
 
‘Independence day: contraataque’ es simplemente la versión 2.0 de su antecesora. Y aquello de la frase esa de “burro grande…ande o no ande” aquí no cuela. Este burro ni anda ni se le espera que lo haga. No hay avance en la historia, ya que no hay historia. No hay novedad en el guión ya que no hay guión. No hay sorpresa ni motivación como espectador ya que el espectador hace rato que terminó sus doritos y está pensando si meter mano a la bolsa de ganchitos que su compañero de butaca aferra entre sus manos como si no hubiera un mañana.  
 
VALORACIÓN: 4/10

BUSCANDO A DORY [CINE]


13 años pueden ser muchos cuando nos referimos a secuelas pero tratándose del mayor estudio de animación que existe actualmente Pixar esta espera se convierte irremediablemente en una grata sorpresa cuando, además, nos devuelve a unos personajes tan queridos como Nemo, Marlin y como no, Dory.
 
Antes de nada al espectador se le plantean una serie de preguntas a las cuales trataremos de responder de la manera más sencilla.
 
¿Se trata de una secuela propiamente dicha? No
 
¿Es mejor que su antecesora? No
 
Aunque parezcan unas negaciones rotundas y secas tienen muchas explicaciones y atenuantes que…
 
 

…hacen de ‘Buscando a Dory’ una acertada excusa para llevar a los mas peques de la casa al cine. Aquellos que carezcan de esa “fortuna cinematográfica” que es llevar a los niños al cine, tampoco tendrán problema para volver a bucear en este basto y colorido océano que propone el film. Gracias al preestreno organizado por Sensacine en los cines Kinépolis Ciudad de la Imagen en Madrid, pudimos asistir con los peques (era nuestra excusa) al encuentro de tan esperado evento: volver a ver a Dory.
 
 
No es una secuela ya que las andanzas de Nemo y su estresado padre aquí sólo sirven para encauzar la historia de Dory, la roba escenas de ‘Buscando a Nemo’. Por ello este film se ve mejor como un spinoff muy logrado y entretenido aunque no llegue a la casi geniliadad que fue la aventura de Nemo.
 
 
Dory sigue igual de alocada y entrañable, sobre todo en los flashback donde nos mostrarán su niñez (ahí os enamorareis aún mas de ella) y su peculiar odisea personal por encontrar a sus padres es el eje central de esta historia, que al igual que sucedió con Nemo, la trama se centra en la superación de aquellos que son diferentes.
 
 
El mensaje del film es muy fuerte en lo referente a este tema. Todos somos diferentes pero aquellos que tienen ciertas dificultades son vistos y tratados de forma insensible, cuando realmente nos dan auténticas lecciones de humanidad (aunque sea un pez), amistad y valentía, pues convierten su dificultad en su mejor virtud para derribar muros.
 
 
Dory funciona muy bien como vehículo para lucir al azulado personaje creado por Andrew Stanton, que repite en la dirección. Y arriesga en visualizar la historia de esta búsqueda con un especial énfasis en las escenas mas cercanas al splastik que a la acción dramática que vimos en la anterior entrega. Sin duda han ido a lo fácil, al gag visual y (a veces) desproporcionado de unos personajes que rozan la locura por momentos.
 
 
Aunque como pasaba en ‘Buscando a Nemo’ aquí los personajes secundarios son el plato fuerte. El pulpo arisco Hank, que detesta el mar y luce como nadie su habilidad de camuflaje, un tiburón ballena miope, Destiny y una beluga hipocondriaca acompañan a Dory de manera divertida. Tecnicamente la película es una delicia. Pixar domina la animación de forma apabullante y en ese aspecto no se puede criticar nada negativo. Combina muy bien una acertada banda sonora con poderosas imágenes visualmente espectaculares (atención a la escena de un camión y un salto al vacío…insuperable).
 
 
La historia y la trama adolecen en ciertos pasajes pero remontan y se refuerzan con los flashback que retroalimentan la película. Quizás su duración sea algo excesiva para su contenido, tal vez no aguante la comparación con su predecesora pero de lo que no hay duda es que las ganas de volver a disfrutar de estos personajes era evidente, sólo hay que ver las cifras de taquilla de este spinoff, que se ha convertido en el estreno de animación mas taquillero. Y sin duda, será el éxito del verano. Con o sin peques.
 
VALORACIÓN: 6/10

NUESTRAS 13 MEJORES SEGUNDAS PARTES DEL CINE [ESPECIALES ]


La manida frase de “segundas partes nunca fueron buenas” es conocida por todos y casi admitida por unanimidad por los cinéfilos. Pero sin parecer los listillos del barrio, sabemos que hay un buen puñado de películas que echan por tierra esta odiada frase. Son pocas pero muy selectas y muchas de ellas son auténticas obras maestras del cine. 


Hemos seleccionado nuestra personal y particular lista de esos films que marcaron un hito al superar al original, al ser una continuación perfecta e incluso aportar mucho más a la entrega inicial. En todas ellas hay una premisa que define su estatus de superioridad: el guión. El pilar sobre el que se sustentan estas secuelas que superaron con facilidad a su antecesora. Un mejor guión, una historia más sólida, y entretenida, y quizás mucha más libertad a la hora de rodar debido al éxito de su primera parte, hacen que…


…estas continuaciones se disfruten con mayor deleite. Las hemos colocado por orden alfabético dentro de nuestra selección. Damos por descontado que muchos echaréis en falta algún título o consideréis que las que están no merezcan la categoría de ser mejor que su predecesora. 

Es parte del gran debate del cine, las opiniones contrapuestas. Sin embargo contamos con vuestro ojo clínico para determinar cuál es la mejor continuación del cine. Allá vamos…

  • ALIENS, EL REGRESO: igualar o superar el film de Ridley Scott era una empresa casi imposible, pero debido sobre todo al inesperado éxito de ‘Terminator’, James Cameron pudo hacerse con el proyecto de la continuación de las aventuras de la teniente Ripley. Mayor despliegue de efectos especiales, una historia más densa y rica en personajes y situaciones y sobre todo un pulso frenético en las escenas de acción que inundan el film, hacen de la visión de esta secuela un acontecimiento brutal. Muchos consideran que nada tiene que ver con el espíritu de la original. Donde Scott mantenía una atmósfera de terror con ciencia ficción, Cameron se decanta por la trepidante acción y tensión dramática derivada de ella. El debate está abierto.
  • BLADE II: Guillermo del Toro contó con más recursos que el director antecesor, Stephen Norrighton, para llevar más lejos el micro-cosmos del vampiro que puede ver el Sol. Una historia más truculenta (y cercana a los gustos del director mejicano con toques de ‘Cronos’) y mejor pulso narrativo, hacen que esta secuela supere en calidad (que no en sorpresa) a su predecesora. Vampiros más “creíbles” y desagradables que los ejecutivos y malotes de la primera parte.

  • CABALLERO OSCURO, EL: el caso de Nolan es tema aparte. Debía superarse a sí mismo y vaya si lo logró. Contaba con el beneplácito de la crítica con ‘Memento’ y del público con ‘Batman begins’. Había conseguido resucitar una saga y un icono del cine que estaba por los suelos desde ‘Batman forever’. El listón se lo puso el mismo a provocarnos un a taquicardia con el cliffhanger con el que termina ‘Batman begins’. El Joker volvería a la franquicia y Nolan supo aunar épica, cine negro, thriller y aventura en un solo film. Este ‘Caballero Oscuro’ ha sido considerada como una de las tres mejores películas de superhéroes (sino la mejor) y un ejemplo de cine de autor que sabe entretener y maravillar con un producto de mainstream. 

  • DESDE RUSIA CON AMOR: la saga más antigua y extensa del cine tuvo una secuela digna de mención. Es más, muy superior a su primera parte tanto en historia como en matices. Sean Connery se asentó en el papel, lo hizo creíble y James Bond comenzó a destilar cinismo y seducción a partes iguales. Más medios, localizaciones y personajes elevaron esta continuación a una de los mejores entregas de toda la saga. Con un memorable villano (Robert Shaw) que pelea con Connery en la escena de acción más recordada de este mito.

  • DOS TORRES, LAS: si bien es cierto que Peter Jackson tuvo que presentar a todos los personajes de la novela en su primera entrega y dejarnos con la miel en los labios ya que siguió al pie de la letra el texto en el que se basaba (ay…ese ‘Hobbit’) en esta segunda parte el público disfrutó a lo grande con más profundidad del universo Tolkien. Gollum se llevó de calle a los espectadores y las escenas de acción cobraron total protagonismo. Una densa y soberbia continuación que se disfruta de principio a fin.

  • IMPERIO CONTRAATACA, EL: la culpa de todo fue de Leight Brackett y Lawrence Kasdan que se marcaron un excelente guión con sorpresas múltiples y un final de apoteosis con tensión incluida. Lucas dejó los trastos de director en manos de Irvin Keshner y los personajes cobraron dimensión y vida. Ello unido a la aparición de nuevos protagonistas (maravilla de marioneta es Yoda) y escenas mejor construidas y desarrolladas (Ciudad de las Nubes) hacen de esta película una continuación maravillosa tanto en trama como en lo que implica el seguimiento de los personajes a través de la mayor saga épica de todos los tiempos.

  • MAD MAX 2:  el pelotazo que dieron George Miller y Mel Gibson con la pequeña y humilde primera parte hizo que ambos se volvieran a unir para continuar con la historia de este guerrero post-apocalíptico de la autopista. Mayor presupuesto, más diversión y una de las escenas de acción en carretera más entretenida de la historia. Gibson ya se perfilaba como la estrella de cine de acción que luego fue. Un disfrute que deja olor a gasolina. 

  • NOVIA DE FRANKENSTEIN, LA: un mito del cine como es ‘El doctor Frankenstein’ parece difícil de superar. Pues el propio James Whale, director de ambas, logró el milagro. El mito de Frankenstein siempre viene asociado a la imagen de Boris Karloff en la primera parte, pero casi nadie recuerda que la muy superior continuación dio más deleite y mayores escenas para la historia que su predecesora. Una maravilla del cine de terror que debe ser reivindicada siempre.

  • PADRINO II, EL: todo un mito de 1972 fue superado por su secuela dos años más tarde. No solo continuó la historia de Michael Corleone al frente de la familia más emblemática del cine, sino que Coppola se adentró en el pasado de Don Vito Corleone mostrándonos su juventud, subida al poder y auge como capo. Una soberbia muestra de cine que traspasa los límites que ya estableció en la legendaria primera parte. Un guión extraordinario, unos actores en estado de gracia y unas escenas, planos e imágenes que por sí solos ya conforman auténticos cuadros del mejor pintor del renacimiento. Una película de obligada (y deliciosa) visión. Digna de estudio y el mejor ejemplo de cómo hacer más grande un film.

  • REGRESO AL FUTURO II: tras el espectacular éxito de su antecesora, era obvio que el Rey Midas de Hollywood se embarcara en la producción de su secuela. Pero rizando el rizo, Spielberg (productor) y Zemeckis (director) se atrevieron a ir más lejos al rodar no una sino dos partes a la vez (la primera vez que se hacía algo así en Hollywood), siendo la segunda donde echaron el resto. Un guión endiablado, con múltiples realidades paralelas, personajes desdoblados y un Michael J. Fox como nunca hicieron de la segunda parte un disfrute muy superior a su genial primera parte.

  • SILENCIO DE LOS CORDEROS, EL: antes de que nos mandéis al diablo, hemos querido seleccionar esta película sabiendo de antemano que sus productores no la desarrollaron como una secuela de ‘Manhunter’ (1986) de Michale Mann, primera aparición de Hannibal Lecter en cine basada en la novela de T. Harris “El dragó rojo”. Pero si la situamos como parte de la saga (y más cronológicamente) tenemos que mencionar que Jonathan Demme puso en órbita el mundo macabro del doctor Lecter con esta segunda presentación de personaje. Ristra de Oscars, crítica unánime y el público seducido, dicen mucho sobre la maravillosa adaptación que nos brindaron Jodie Foster y por encima de todos, Anthony Hopkins. Una malsana historia que nos embrujó y que a día de hoy sigue siendo la mejor de la saga.

  • TERMINATOR 2: EL JUICIO FINAL: de nuevo Cameron se enfrentaba al reto de superar un icono. Esta vez sobre un film de su propia cosecha. Y amén que lo logró. Desorbitante continuación de las andanzas de Sarah Connor y su hijo John enfrentándose en esta ocasión a un temible Terminator, pero con la ayuda del incomparable Schwarzenegger que re-inventaba a su propio personaje visto en la primera parte. Acción trepidante, trama bien elaborada y mejor desarrollada y unos efectos que a día de hoy siguen maravillando, esta secuela eclipsó a su primera parte (por mucha nostalgia que tengamos de ella) y elevó a los altares a su director. Lugar del que no quiere bajar a pesar de los últimos varapalos.

  • TERRORÍFICAMENTE MUERTOS: Más que una continuación deberíamos decir que es una re-visitación del propio director, Sam Raimi, a su particular y muy personal universo de ‘Evil dead’. Mayor derroche de medios, mejores efectos, parecida historia y sobre todo mucho más sentido del humor, hacen de esta macabra secuela una divertida hora y media de terror mezclado con humor negro. Muy superior a su antecesora en todos los aspectos hizo que Raimi pudiera contar la historia que deseaba contar en la primera parte con mayor libertad. El malo seguía yendo en moto por los bosques pero nos encantaba¡¡¡
    Seguro que echaréis títulos de sagas que superaron a su primera parte como X-Men 2, Spiderman 2 o Toy Story 2. Hay muchas más, por eso esperamos vuestros comentarios y opiniones sobre ellas. Gracias¡¡¡¡

    LAS CAZAFANTASMAS: LA CONTINUACIÓN MÁS DESCABELLADA [AVANCE]


    El cine ha sido y siempre será un fiel reflejo de la sociedad en la que convive. Es por ello poco sorprendente que la terrible falta de ideas que predomina en Hollywood (y lo que no es Hollywood) acapare noticias, rodajes y proyectos. Vivimos en una época en lo que lo sencillo es copiar, apoderarse de las ideas de otros, reconvertirlas a nuestro gusto y ofrecer éstas a los demás como propias. No podemos escandalizarnos de esta sequía de originalidad cuando nosotros mismos cada día (y nos incluimos en la crítica) somos culpables de la carencia alarmante de originalidad. Somos cómplices y víctimas de lo que vemos en el cine o la televisión. Un flujo constante que se retro-alimenta con nuestro consumo y demanda. El último ejemplo, por destacar uno, se trata de ‘Los Cazafantasmas’ que está oficialmente en marcha  y estará protagonizada por mujeres en un reboot, que no secuela, de la clásica…


    …comedia estrenada en 1984. Este anuncio lo ha hecho Paul Feig (‘Cuerpos especiales’, ‘La boda de mi mejor amiga’), quien ha confirmado en su cuenta de Twitter lo que era un secreto a voces: Escribirá y dirigirá la película, pero no estará solo. Katie Dippold, que trabajó con Feig en el guión de ‘Cuerpos especiales’, le acompañará en ambas labores.


    Una comedia protagonizada por ‘hilarantes mujeres’ según ha dicho el propio Feig, cuya trama no sería una secuela de las dos películas clásicas, sino un reboot rodado en Nueva York con posibilidades de ver a los antiguos protagonistas en algún cameo. No estamos en contra de que se materialice ningún tipo de film por estar protagonizado por mujeres (¡¡Dios nos libre de ser un Arias Cañete en cuanto a afirmaciones!!) pero la impronta que tenemos todos en mente de los originales Cazafantasmas es muy difícil de olvidar y menos cuando estamos siendo testigos de los más sangrientos y descarnados reboots que se gestan en estos tiempos. Tras los descerebrados intentos con ‘Conan el bárbaro’, ‘La profecia’, ‘Posesión infernal’, ‘Robocop’ o las lamentables ‘Viernes 13’, ‘La matanza en Texas’ y ‘El asombro Spierman’ por citar algunos reboots, queda patente que el atropello entre los guionistas es de proporciones astronómicas. Ya no hay problema en que no hayan transcurrido décadas (como en el caso de Spiderman o la futura ‘Parque jurásico’).


    El robo, pues otra forma de llamarlo nos parece benévola, de ideas es cada vez más preocupante. Es tal la expansión de este virus que incluso la televisión, ese pequeño reducto que desde hace una década o más, era el cubil de los guionistas originales, está siendo invadido por las hordas de ladrones de ideas. Con la excusa de la renovación de mitos, a la TV está llegando una buena suma de re-lanzamientos como ‘El gran héroe americano’ o la mítica ‘Twin Peaks’. Aparte de la adaptación de films en series como ‘Big’, ‘Almas de metal’ o la saga de los ‘X-Men’. Nada parece quedar del alcance de los ladrones de ideas.


    Si hace meses poníamos el grito en el cielo al enterarnos  de la secuela de ‘Los Goonies’, ahora esta idea nos parece algo menos descabellada. Primero por que la integrarán todos los actores originales (salvo John Matuszak, Sloth, que falleció) y bajo la batuta de Richard Donner de nuevo. Y segundo por el hecho de que ya puestos a rendir un homenaje que sean sus creadores. Tema aparte sería la locura en la que se ve inmersa Ridley Scott en su empeño de continuar con ‘Blade Runner’. Pero sin duda la amenaza más inquietante es el remake que está en fase de pre-producción de ‘Ben-Hur’.


    ¿Qué diablos pasa en Hollywood? De cada 10 films que se ruedan, 8 nos suenan a repetitivos y los otros dos son pequeñas variaciones de películas anteriores. Quizás seamos demasiado exagerados pero la forma en que consumimos estos productos sin vacilar no tiene visos de parar. La excusa de renovar viejos films para las nuevas generaciones está resultando ser un desfile de películas, secuelas y reboots de baja calidad y con el único fin de hacer caja. No importa si la sociedad, los gustos, la forma de ver cine ha cambiado. No podemos comparar al espectador que se quedó maravillado en 1959 cuando se estrenó ‘Ben-Hur’ al que hoy en día exigiría que la carrera de cuádrigas fuera en 3D y con caballos digitalizados. Del mismo modo que el adolescente que se fascinó en la butaca viendo las aventuras de ‘Los Goonies’ en 1985, no sería el mismo joven de hoy que no admitiría un Sloth con maquillaje de goma-espuma.

    Es cierto, los tiempos han cambiado. ¿Y las ideas en Hollywood? Ésas parece que sólo han cambiado…pero de manos. Que tengamos como guionistas referentes a Damon Lindeloff dice poco, muy poco, del estado actual del cine. Hay que escarbar mucho para juntar un puñado de buenos guionistas (los Coen, Allen, Nolan…) que no se hayan enfermado de esta moda de resucitar ideas ajenas.  

    En el caso de ‘Los cazafantasmas’ parece que, finalmente, las plegarias de Bill Murray han sido escuchadas. Recordemos que el veterano actor sugirió una secuela protagonizada por mujeres e, incluso, llegó a dar los nombres de las posibles intérpretes protagonistas: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Linda Cardellini, y Emma Stone. Eso sí, el actor se ha auto descartado de cualquier relación con el film de Feig.

    Dan Aykroyd, protagonista de las dos primeras partes, ha sido el encargado de dar forma al proyecto, que en un principio estaba pensado como un secuela en la que regresaría junto a Sigourney Weaver , ambos en sus papeles de Raymond y Dana. Finalmente, parece que veremos un relanzamiento de la saga, con un reparto totalmente nuevo y cameos de sus antiguos protagonistas. Harold Ramis, Igon en las dos clásicas películas, falleció el pasado mes de febrero. De Rick Moranis nada se sabe.

    Es decir, que lo en principio pudiera tomarse como un proyecto casi de homenaje hacia el film de 1984 y sobre todo hacia Harold Ramis, se ha convertido en una nueva caja registradora. Nefasto como siempre, Hollywood demuestra que nada nuevo hay bajo el Sol. Todo se puede manosear, manipular y re-vender bajo el título de adaptación al nuevo público. Los temores de nuevos reboots como ‘Regreso al futuro’ o ‘Los gremlins’ sólo hace que vayamos pensando en aislarnos (y en estos días que vivimos más) de la esperanza en recuperar un cine de calidad, original y con buenas historias. Como decía el subtítulo de ‘Los cazafantasmas’…”Who ya gonna call?” la respuesta sería…a Billy Wilder.

    TOP GUN 2: ¿NECESARIA 28 AÑOS DESPUÉS? [AVANCE]


    Quizá nos agarró un brote de nostalgia o es que nos vamos poniendo viejos y queremos robarle al tiempo a uno de los más afamados galanes que han permanecido inmune al paso de los años.

    Top Gun es una película  de 1986 que recaudó 350 millones de dólares y consagró a Tom Cruise gracias a la interpretación de un aviador de la armada de EE. UU. hijo de un piloto fallecido en la guerra de Vietnam que se enamora de su instructora, la seductora Charlie, la actriz Kelly Mc Gillis con quien el tiempo no fue tan generoso. No te preocupes que el resto del elenco tampoco tomó la misma píldora. Con una historia sencilla…

    …un personaje contrariado como a Hollywood le gusta, primero por la muerte de su padre y luego la de su mejor amigo; una escuela de armas de combate, bastante original ¿Quién de ustedes no jugó a los avioncitos y soldaditos de chico? y un romance lograron cautivar tanto al público femenino como masculino.

    Pero eso no es todo, además tenía una banda sonora emocionante,con temas que hoy llamamos “clásicos ochentosos” como “Quítame la respiración” (Berlin); escenas  bien iluminadas, sobre todo la del momento de intimidad entre los protagonistas; efectos respetables para la época y diálogos atrevidos _”llévame a la cama o piérdeme para siempre”  que quedaron impresos en la memoria de muchos espectadores.


    ¿Será que nos cansamos de ver de Matrix a ésta parte tantos efectos especiales sin sentido en algunos casos y extrañamos aquellas historias simples que reflejen valores (amor; amistad; lealtad; trabajo en equipo) con actores de carne y hueso que expresen sentimientos?  Una ventaja sobre las máquinas, por ahora, después de her todo puede ser posible.

    Lo cierto es que hay rodaje en puerta “Hemos tratado de hacer ésta película durante 30 años” decía hace unos meses el productor Jerry Bruckheimer y el mismo Cruise confirmó la noticia “será divertido volver a estar en esos aviones” comentó.


    Hoy los pilotos se han vuelto obsoletos y están siendo reemplazados por drones, pero el rebelde Pete Mitchel o “Maverick”, hombre estadounidense, nos demostrará que necesitan al piloto tanto como necesitan a éste galán de 52 años, que parece un chaval, para la secuela que fue postergada por el suicidio en agosto de 2012 del director de la primera, Tony Scott. No nos olvidemos que es uno de los actores más rentables de la industria cinematográfica, que está en su salsa (la acción y la ciencia ficción) que marcó uno de los momentos inolvidables de la historia del cine en “Risky bussines” con el baile de “Old time Rock n’ roll”, que de por sí es motivo para pagar una entrada al cine  y está dispuesto a ponerse el proyecto al hombro.


     ¿Qué más se puede pedir? Un guionista, hay tratamientos de historia con Justin Marks  para que se encargue del guión que empezó a delinear Peter Craig, pero se encuentra ocupado ahora con “El libro de la selva” de Disney. Hay tiempo, no se apuren  pasaron casi 3 décadas.

    Otra buena razón para retomar la historia puede ser el avance tecnológico y de hecho éstos aparatos voladores son toda una novedad, pero a pesar de todo, si soy muuuuuy mal pensada diría que la respuesta al interrogante del comienzo radica en el tema, en lo que se quiere contar, o desmentir. Es decir, aprovechar la volada para dejar en claro una postura respecto del origen del nuevo chiche, puesto que hay quienes afirman que durante la Segunda Guerra Mundial EE. UU. robó documentos secretos de la derrotada Alemania, que por entonces tenía un gran poderío científico y dicen las malas lenguas, poseía archivos de éstos futuros artefactos espías más evolucionados que los que se habían visto y que ya causaban desastres. Si hacemos memoria (o leemos un poco) caeremos en la cuenta de que  el  desarrollo de vehículos aéreos no tripulados se inició tiempo después, durante la Guerra Fría, época en que muere en la película el padre de nuestro héroe (un dato no menor) y continuó con una revolución de la aeronáutica y el espacio  en manos de expertos estadounidenses que, siguiendo ésta versión, podrían  haberse valido de proyectos europeos.

    ¿Os parece viable esta secuela? ¿Ansias de hacer caja o tal vez Cruise controlo el proyecto y realice un buen producto? ¿Qué opináis?


    EL CINE DE LOS 80’s DEL SIGLO XXI [ESPECIALES]


    Es imparable. La locura se ha instaurado en Hollywood (de forma oficial y perenne). La falta de ideas, los ejercicios de marketing, la creencia en que cualquier tiempo pasado fue mejor o la excusa que nos quieran dar es el eje que mueven los grandes estudios a la hora de “crear” nuevos éxitos de pantalla. Como el riesgo de nuevas ideas es algo impensable para las grandes mayors, son ellas mismas las que han echado mano a la Videoteca para rescatar del pasado enormes films creyendo que el público de hoy o bien las desconoce o, peor aún, que pueden hacerlas mejor. Es obvio que alguna cabeza bien pensante (o malévola) ha estimado que los niños que llenaron las salas en la década de los 80’s, ahora son padres. Por ello, aquellos niños convertidos en adultos arrastrarán a sus hijos hoy en día a visionar los nuevos remakes, reboots o secuelas de esas eternas películas que marcaron un antes y un después en nuestra memoria colectiva. Es un fenómeno que se irá repitiendo con los años. Seguro que dentro de otros diez años, volveremos a tratar el tema, ésta vez por el hecho de que Hollywood está revisando los grandes booms de los noventa. ¿Os imagináis un remake de ‘Pulp Fiction’? Al tiempo. Hoy vamos a analizar lo que se está haciendo, se ha hecho y se hará en cuanto a los remakes ochenteros. Comencemos… 



    -PRIMEROS INDICIOS:

    En 2007, nos llegó casi de forma oculta un remake de un film de los 80’s que tuvo su recorrido y llegó a convertirse en culto. Hablamos de ‘Carretera al infierno’. La original, protagonizada por Rutger Hauer era un buen y sólido film, con muchas limitaciones presupuestarias pero con grandes dosis de imaginación dirigida por Robert Harmon. La nueva versión, de Dave Meyers, contó con Sean Bean como psicópata autoestopista y dio un giro inesperado a su final primigenio. Era el principio.

    ‘Fama’, el musical urbano de Alan Parker que tuvo hasta serie de TV en los 80’s fue revisionado en 2009 por Kevin Tandaroen con insignificante taquilla y peores críticas. Del mismo modo, ese año, Marcus Nispel se atrevía a resucitar, bajo el amparo de Michael Bay, a un icono de aquella década, Jason Voorhess, en ‘Viernes 13’, un reboot con todas las intenciones de dar nueva vida a una saga de terror que iba de mal en peor. No fue el éxito que se esperaba. Como tampoco lo fue otro proyecto de Nispel, aunque sea de los 70’s aún nos duele, ‘La matanza de Texas’ (2003).

    Si no contamos el ‘Batman begins’ (2005) de Christopher Nolan como reboot de la saga iniciada por Tim Burton en 1988, podemos hacer un balance de lo que se ha realizado entre 2010 y 2014, pues se acercaba la avalancha. Estos son los remakes, o falsas precuelas en algún caso, realizados más destacados.

    • ‘El guía del desfiladero’, Marcus Nispel (2007)
    • ‘Pesadilla en Elm Street’, Samuel Bayer (2010)
    • ‘Kárate Kid’, Harald Zwart (2010)
    • ‘Predators’, Nimrod Antal (2010)
    • ‘Tron: legacy’, Joseph Kusinski (2010)
    • ‘Noche de miedo’, Craig Gillespie (2011)
    • ‘Footlose’, Craig Bremer (2011)
    • ‘La cosa’, Mathis Heiningen (2011)
    • ‘Conan el bárbaro’, Marcus Nispel (2011)
    • ‘Amanecer rojo’, Dan Bradley (2012)
    • ‘Posesión infernal’, Fede Alvarez (2013)
    • ‘Robocop’, Jose Padilha (2014)
    Vista esta lista, si queréis realizar un remake, Marcus Nispel es vuestro hombre. Eso sí…no asegura el éxito.

    -LO MÁS COMENTADO EN LAS REDES:

    Twitter es un hervidero desde hace meses. Una serie de títulos han salido a la palestra con noticias y confirmaciones de los propios creadores de esos films dando luz verde a la continuación en forma de secuela o reboot de las siguientes películas:

    • ‘Los Goonies 2’: la más criticada por los millones de fans que no ven con buenos ojos que el propio Richard Donner y Steven Spielberg apoyen el proyecto. Aunque vayan a repetir los mismos actores que en 1985 nos dieron un icono lleno de nostalgia, los seguidores no quieren ni oír hablar de esta secuela.
    • ‘Mad Max: Fury Road’: está en post-producción. El propio George Miller, creador y director de la trilogía original, se encarga de la dirección. Tom Hardy será Max, el policía vengativo. Se echará de menos un cameo de Mel Gibson.


    • ‘Blade Runner 2’: indignación, estupor e incredulidad es lo que transmiten las últimas noticias y comunicados de los propios Ridley Scott y Harrison Ford. Ambos retomarán el clásico de la Ciencia Ficción en los próximos dos años. Han estado más de 30 años renegando de una secuela y ahora todo se precipita. Sin palabras.

    • ‘Arma letal’: otra saga de Mel Gibson que tendrá su revisión en los próximos años. Chris Hemsworth (‘Thor’) ha sido el elegido para interpretar el papel de Martin Riggs (Gibson). Aún no se sabe quién le acompañará como el sargento Murtaugh.

    • ‘Poltergeist’: con estreno previsto para finales de este año 2014, este remake se nos antoja fallido. Comenzando por el hecho de que la niña protagonista no se llamará Carol Anne, sino Madison. Mal empezamos. Dirige Gil Keanan con Sam Rockwell en el rol principal.

    • ‘Conan Rey: la leyenda de Conan’: en Cannes presentaron este año un poster (teaser) para ir cebando la expectación de un proyecto que ha sido ansiado por el propio Schwarzenegger durante años. 

    • ‘Terminator: Génesis’: otra saga del actor austriaco que verá su re-lanzamiento en 2015. Dirige Alan Taylor (‘Thor: mundo oscuro’). Emilia Clarke (‘Juego de tronos’) será Sarah Connor en este último intento de Arnold por apoderarse de nuevo de su personaje fetiche.
    • ‘Superdetective en Hollywood’: Eddie Murphy no quiere dejar pasar la oportunidad de revitalizar (¿alguien le echaba de menos?) a su policía de Detroit, Axel Foley, en una cuarta parte que no depara nada bueno.
    • ‘Top Gun 2’: el incombustible Tom Cruise respalda el proyecto. Jerry (el destructor) Bruckheimer la produce. No sabemos cómo le sentarán las gafas de sol después de 30 años pero suena a salto sin red.

    • ‘Indiana Jones 5’: Spielberg no ha dicho que no. Lucas encantado. Y Harrison Ford…bueno, si ha dicho que sí a ‘Blade Runner 2’ y pronto le veremos en ‘Star Wars VII’, ¿Quién dice que no vaya a protagonizar una quinta entrega?. Aunque vemos más posible que sea un relanzamiento del personaje con otro actor.
    • ‘Bitelchus 2’: no es que a Tim Burton le falten ideas, por eso nos sorprende el interés que han suscitado comentarios suyos y de Michael Keaton respecto a la continuación. Si algo está bien…no lo arregles.
    • ‘Loca Academia de Policia’: una de las sagas más estrambóticas del cine puede tener su reboot en año que viene. Olvidada en sus últimas entregas a nadie le parece mal una nueva versión.
    • ‘Masters del Universo’: Dolph Lungrend (‘Rocky IV’) tuvo su momento de gloria en 1987. Nadie le va a volver a ver como He-Man, pero el estudio y sobre todo la línea de juguetes que hay detrás del proyecto, han dado carta blanca a este remake.
    • ‘Juegos de guerra’: aquel film de John Badham tuvo y tiene muchos seguidores. Hoy en día, la conexión global, las redes sociales y los múltiples conflictos hacen posible que un remake de este título no sea tan descabellado.
    No podemos evitar mencionar, aunque no sea un film de los años 80’s, la herejía que supone el versionar uno de los títulos más emblemáticos de la historia del cine: ‘Los pájaros’. Sí, el inefable Michael Bay se encuentra inmerso en la pre-producción de este dislate. Megan Fox tiene todas las papeletas para protagonizarla. No compréis alpiste.

    -QUE LA FIESTA NO PARE:

    Otros proyectos de los que se habla y se rumorea sin cesar para su remake o supuesta secuela son los siguientes:
    • ‘1997: rescate en Nueva York’
    • ‘Muñeco diabólico’
    • ‘Cortocircuito’
    • ‘Los Inmortales’
    • ‘Akira’
    • ‘Gremlins’
    • ‘Cariño he encogido a los niños’
    • ‘Red Sonja’
    • ‘Re-Animator’
    Como veis, la industria de Hollywood no ha reparado en gastos. Pero en lo que se refiere a imaginación…no han invertido ni un dólar. Como fans del cine de los 80’s sólo podemos lamentar la incesante profanación de títulos con el único objetivo de hacer caja. Pero…¿quiénes somos nosotros para llevar la contraria a Hollywood?