Especiales

SYLVESTER STALLONE: UN POTRO DE 70 AÑOS EN 13 PERSONAJES [ESPECIALES]


Aunque pueda parecer curioso, Sylvester Stallone siempre ha tenido que luchar por tratar de ser considerado un verdadero actor. Sin embargo ha sido tratado como estrella antes que actor. No vamos a engañar a nadie, nunca ha tenido matices, profundidad o margen para ser un gran actor, ni tan siquiera un buen actor. Pero como a toda estrella que triunfa en la meca del cine lo que nunca le ha faltado es carisma. Una popularidad que se ha ganado a pulso y desde el comienzo. Con un mítico personaje que le ha acompañado a lo largo de su vida. Con su cuarto film como actor consiguió lo que sólo unos pocos afortunados en la historia del cine habían conseguido. En 1976 se puso los guantes de boxeo para llevar a la pantalla una historia sencilla, la de un perdedor, un luchador que buscaba su oportunidad. Era Rocky Balboa. No era una historia original, más bien se trataba de su propia historia.
Este neoyorquino… (más…)
Anuncios

NO INVADÁIS LA TIERRA QUE OS DAREMOS ESTOPA: 29 INVASIONES ALIENS QUE SALIERON MAL Y UNA QUE DA QUE PENSAR [ESPECIALES]


Llega el verano y con el buen tiempo los extraterrestres siempre echan la vista hacia nuestro querido planeta azul con la intención de plantar su sombrilla, meternos sondas anales y abducirnos hasta dominar nuestra civilización. Es lógico, somos el Marina D’Or del Sistema Solar y lo saben. Lo que parece que no les entra en la cabeza, y mira que tienen ejemplos para ello, es que somos una raza un pelín reacia a eso de la dominación global. Ya de por sí nos cuesta entendernos entre nosotros, como seres humanos, como para que vengan de otro sistema interestelar a mangonearnos y querer usar nuestros cuerpos como sustento para sus ansias de perpetuación, o bien como pilas para sus naves o para experimentar con nuestros lozanos y apetecibles cuerpos. O simplemente por el hecho de que tengamos esas estupendas playas y sus conocidos chiringuitos. Por ello, y aprovechando el inminente estreno este verano de la secuela de uno de los mayores ejemplos de invasión extraterrestre en el cine, ‘Independence Day: Resurgence’ (2106), queremos hacer un repaso por aquellos títulos en el cine que nos da buena muestra de cómo las gastamos en el tercer planeta del Sistema Solar. 


Somos una raza tan…





…genuina que nos creemos los reyes del mambo, somos el ombligo del Universo, hasta que algún ser de la galaxia de Andrómeda o de Alfa Centauro o de Raticulí diga lo contrario y de la razón a Stephen Hawking. Mientras tanto, el cine ha dado buena cuenta del sentido de unión y hermandad que surge cuando nuestros cielos se ven invadidos de platillos volantes, nuestras calles rebosan de seres balbuceantes y ávidos de sangre humana y nuestra sociedad se convierte en el patio de recreo de perversos (en muchos casos) aliens que desean tan solo nuestros recursos naturales para su propia supervivencia. ¿Qué nos costará hacerles un hueco en la Antártida…por ejemplo? ¿O en Albacete…que cada día está más vacío?

En fin, sea como sea, durante casi cien años el cine ha ido mostrando cómo sería una invasión planetaria. Cómo seríamos invadidos, sometidos y atacados en todas sus fases. Sabemos que nos observan, que ambicionan nuestra forma de vida, nuestro oxígeno, árboles y sobre todo a nuestras mujeres (que obsesión por las rubias…). Desde que miramos al cosmos tenemos la certeza de que vendrán. Y sobre todo, y eso es lo que más nos fastidia, que son más inteligentes que nosotros. Aunque eso es discutible, pues si nos conocieran de verdad no vendrán aquí.


Esta pequeña muestra de cine de extraterrestres la enfocamos a esas invasiones que vinieron (y vendrán) de otros sistemas planetarios, de recónditos lugares más allá de las estrellas. Pero casi todas, por no decir que todas, tienen un mismo nexo entre ellas: salieron mal. ¿La razón? Fácil, somos muy brutos en la Tierra. Nuestro hombre de Cromagnon sale a relucir en cuanto nos tocan el planeta. Nuestro sentimiento de Xenofobia sale con todo su esplendor cuando hablamos de invasiones aliens. Esta palabra, Xenofobia, puede resultar políticamente incorrecta, pero creemos que viene bien en los tiempos que vivimos, llenos de intolerancia, prejuicios y valores perdidos entre nosotros mismos, para que sirva de metáfora en estos ejemplos que el cine ha venido a mostrarnos a lo largo de la historia.

Las invasiones aliens no son otra cosa que metáforas de nuestros propios miedos a lo desconocido, al extranjero, al que viene de fuera. Pero el cine, más tradicional que didáctico, ha preferido tomar siempre la visión del extranjero que llega para imponer, destruir y dominar al resto del mundo. Es nuestra retorcida forma de entender el mundo que nos rodea y muchas veces de justificar que el bien de la mayoría es lo primordial. 


Metáforas aparte y después de este desvarío pseudo-filosófico, os dejamos nuestro listado de esas invasiones que hemos padecido durante estos años. Hemos aprendido a unirnos, a encontrar soluciones para combatir al malvado alien, hemos sobrevivido a exterminios globales y resurgido de nuestras cenizas para convertirnos en la resistencia que derrotase a los malévolos extraterrestres. Ellos han llegado de diversas formas, en naves, en sondas, en vainas, en esporas, a través de otras formas y quién sabe si ya están entre nosotros…incluso ahora mismo, mientras lees estas líneas. Quizás esa señora que hace croquetas en la cocina a la que conoces como mamá es un ser de otra dimensión que viene de avanzadilla y su bechamel es la primera de sus armas dominadoras globales…

Están entre nosotros…quizás, pero mientras tanto, vigilad los cielos.

ESOS VIEJOS MARCIANOS Y SUS LOCOS PLATILLOS: 

La guerra fría, el miedo nuclear y que los EEUU ya eran los reyes del chiringuito hicieron de los extraterrestres, aliens o marcianos el foco donde apuntar todos sus miedos terrenales en forma de alusiones directas o indirectas a los rusos, al extrajero, al desconocido y a cómo tratar a esos seres de brazos alargados y sus metálicas naves espaciales.

  • EL ENIGMA DE OTRO MUNDO (1951) aunque su autoria como director es para Christian Niby, todo el mundo da por hecho que fue el propio productor, Howard Hawks, el que supervisó y dirigió este film de culto donde una estación de radar en el Polo sufre la aterradora visita de un ser de otro mundo. Con un excelente suspense conseguido (a pesar de la criatura, más cercana a Frankestein) es considerada una película de culto y tuvo un genial remake en 1982, ‘La Cosa‘, dirigido por John Carpenter. En ésta, tranquilos que no haremos spoilers, la invasión (individual) se topa con un grave problema…resulta que en esa estación de radar todos son unos cerebritos.

  • ULTIMATUM A LA TIERRA (1951) otro gigante de la dirección, Robert Wise, hizo sus pinitos en la SyFy con este monumental film donde un extraterrestre, con aspecto de vivir en la costa de New Jersey, viene a proponer a la Tierra que se desarme nuclearmente por su bien. Para ello da un plazo de tiempo y pasa los días como huésped con una familia para conocer mejor a los humanos. Eso sí, la nave se la custodia un maromo de metal, Gorth, que con una mítica frase se activa: “Klaatu Barada Nicto”. Pero claro, aquí en la Tierra nos va mucho eso de disparar primero y preguntar después. Pobre Klaatu…qué ingenuo. Por cierto, que como en muchas otras, este film tuvo su remake bajo el mismo título con la infumable versión de 2008. 

  • INVASORES DE MARTE (1953) y otro nombre de leyenda, William Cameron Menzies, director artístico y diseño de producción antes que director pero que tiene sus perlitas como en esta ocasión. El pequeño Jimmy verá desde su ventana como un platillo volante se estrella tras su casa (en EEUU pasa muy a menudo, preguntad a Goyo Jiménez) y descubrirá como poco a poco que todo aquel que se acerca a ese lugar vuelve como si viniera de un fin de semana en Ibiza. Pero claro, esto es EEUU y un niño puede destrozar una invasión marciana con dos lágrimas…¿o tal vez no?. Uno de esos finales con más sustancia que mojar huevo frito a dos manos. Pero claro, Tobe Hooper que se creía la leche en los años 80, se gastó un remake (‘Invasores de marte’ 1986) que hace avergonzarse hasta al diseñador de tangas de Borat.

  • LA GUERRA DE LOS MUNDOS (1953) el technicolor y los años 50 van ligados al nombre del director de esta obra de culto, basada en la inmortal obra de H.G. Wells. Byron Haskin nos brindó la oportunidad de ver la forma de aquellos marcianos que llenaban todo de esporas rojas y se deleitaban con nuestros cuerpos. Hoy parece demasiado kisth pero fue nominada a tres Oscars y ganó uno, F/X. Una película en la que hasta sentimos pena por los pobres marcianitos. Aunque claro, todos recordaréis la obra de Steve Spielberg y su versión de 2005, donde todo era mucho más explícito y deseabas que los marcianos dominaran la Tierra, más que nada por dar una colleja a Tom Cruise.

  • LA TIERRA CONTRA LOS PLATILLOS VOLANTES (1956) así a bote pronto el título no invita mucho a teorizar sobre su argumento, pero la miga está en que sus efectos especiales fueron realizados por el maestro Ray Harryhausen. Dirigida por Fred F. Sears, su mayor atractivo radica en que los invasores (ojito a sus trajes) tienen largas secuencias de destrucción terráquea tras tratar de hablar con los humanos y llegar a un acuerdo de convivencia. Pero una vez más demostramos que para qué hablar si podemos disparar. En este film es donde vemos en su esplendor a los clásicos platillos volantes con escenas memorables.

  • LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS (1956) el duro Don Siegel también hizo sus logros en la Ciencia Ficción con uno de los clásicos más aterradores creados por el guionista Jack Finney. Versionada en muchas ocasiones (‘La invasión de los ultracuerpos’,’Invasión’.’The Faculty’) e incluso superada con una de ellas…tranquilos que no es la de Nicole Kidman, tan canallas no somos. Las vainas, la suplantación de identidades y la alineación de la raza humana como trama principal, hacen de esta truculenta invasión una de las mejores historias de la SyFy…“Usted será el siguiente¡¡¡ Usted será el siguiente¡¡¡” Más que una invasión era una metáfora de la caza de brujas contra el comunismo que en los 50 saturó el cine (no solo el de ciencia ficción).

  • PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR (1959) no podía faltar en esta lista el mítico Ed Wood. Tres años tardó en estrenar la considerada peor película jamás filmada. Bueno, quizás no han visto toda la filmografía de Adam Sandler. Los extraterrestres quieren destruir a los humanos ya que la Tierra posee armas que pueden aniquilar la galaxia. Para ello, convierten a los humanos en zombies asesinos. A priori todo normal…hasta que ves los platillos volantes colgados de hilos y a Bela Lugosi con un cuelgue que ni Pocholo en sus mejores días. Una perlita y un desastre de invasión.

  • EL PUEBLO DE LOS MALDITOS (1960) otro icono de las invasiones, pero en plan baby boom. Donde más nos duele. Como si de una inmaculada concepción global se tratase, todas las mujeres en edad de merecer (como diría mi abuela) quedan en cinta (otra vez mi abuela) sin haber tenido relaciones (en muchas discotecas de Gandía pasa esto). Tras quedar todo un pueblo inconsciente sin saber porqué, las mujeres de éste quedan embarazadas a la vez dando a luz a una muchachada de pelo rubio y ojazos (vamos que están para calendario Pirelli). Los niños, que unidos hacen piña y mucho más daño, como en cualquier patio de colegio, son el ejemplo más sencillo de cómo enfocar una invasión extraterrestre: desde la más tierna infancia. Contiene uno de esos finales extraños que encantará a muchos. Rodada por Wolf Rilla fue versionada por , de nuevo, John Carpenter en 1995. 

  • THE BLOB (1958) de un meteorito surge una mancha amorfa. Así como suena. El ser espacial devora todo a su paso como si de un Pacman atiborrado a Donuts se tratase. Film de Irvin Yeaworth que tiene como aliciente ver el debut en el cine de Steve McQueen. La película es una delicia pulp y hasta tuvo secuela y varios remakes (‘El terror no tiene forma’ 1988). Pero sin duda nos quedamos con esta invasión de un pueblecito, de sus vecinos y hasta de un cine, donde la mancha amorfa devora a los espectadores. Estáis avisados amantes de los films de Terence Malick.


NUEVOS TIEMPOS, MÁS SANGRE Y MÁS MALA LECHE:

Los años 70 fueron el boom de las space opera y las invasiones quedaron relegadas hasta los años 80, donde de nuevo surgieron nuevas miradas al cosmos en busca de malévolos seres de otros mundos. Algunos diréis que en los 70 está ‘Encuentros en la tercera fase’ (1977) pero no consideramos ese film como una invasión propiamente dicha, sino más bien una historia de entrega y devolución de humanos. Del mismo modo que ‘E.T.’ tampoco está en esta lista como invasión de aliens. A ver…al pobre lo abandonaron¡¡¡

  • LA INVASIÓN DE LOS ULTRACUERPOS (1978) una verdadera delicia de thriller, terror psicológico y verdadero remake que supera a su original. Phillip Kaufman dirigió esta poderosa versión mientras escribía el guión de ‘En busca del arca perdida’. Con un reparto sobresaliente con Donald Sutherland, Leonard Nimoy, Brooke Adams, Jeff Goldblum entre otros, contaba con perturbadoras secuencias (la escena del perro medio humano) y un final apoteósico que ha pasado a la historia del cine. Todo un referente de invasiones alienígenas que debe ser visto al menos una vez en la vida.

  • LA COSA (1982) el mismo año que a E.T. lo abandonaban en mitad de un bosque, unos científicos en el polo descubren una nave extraterrestre hundida en el hielo, de la cual parece que algo escapó. John Carpenter revisaba el clásico de Howard Hawks, ‘El enigma de otro mundo’ para lograr esta obra maestra de la ciencia ficción. Un portentoso thriller fantástico con tintes de gore y terror constante, que acaparaba unos efectos especiales fenomenales para aquellos años y un ritmo endiablado que engancha al espectador hasta el paranoico final. Un final que nadie debe mencionar a aquellos que aún no la hayan visto.

  • LIFEFORCE (1985) juntamos vampiros, extraterrestres, a Tobe Hooper y…¿Qué tenemos? Pues aparte de un dolor de cabeza uno de los ejemplos más naif y vacíos del cine de invasiones extraterrestres. Sin pasión, con más cartón piedra que nunca y un sinfín de referencias a otros films de género. Lo mejor, claro está, ver a la moza extraterrestre-vampira (Mathilda May) pasearse por medio Londres en pelotas en busca de nuevos cuerpos que someter (con lo bien que le queda ese que lleva¡¡¡). Un intento de thriller con vampiros del espacio exterior que fue un delirio tanto en pantalla como en día. Lástima de la buena novela en la que se basa, de los efectos especiales de John Dykstra, el guión de Dan O’Bannon...pero claro, si unes como director a Tobe Hooper y la producen Menahem Golam y Yoram Globus…alias Cannon Films, pues que más quieres.

  • CRITTERS (1986) unos insaciables seres peludos mezcla de erizos y gremlins, con más dientes que una motosierra y una peculiar manera de desplazarse llegan a un pueblo en mitad de los USA (como no podría ser de otra manera). Para combatirlos, también llegan del espacio exterior un par de cazarecompensas que parecen haber salido de algún videoclip de Van Halen. Stephen Herek (‘Las alucinantes aventuras de Bill y Ted’) dirigió esta primera incursión de estos adorables marcianos que llevan ya cinco secuelas. Como invasión y delirio funciona.

  • EL TERROR LLAMA A SU PUERTA (1986) unos seres extraterrestres, más bien parásitos espaciales, llegan a la Tierra y tienen la peculiar forma de introducirse en los humanos a través de la boca y alojarse en los cerebros. Un homenaje al cine de zombies combinado con las invasiones extraterrestres. Los luchadores en esta conquista serán un grupo de adolescentes. Nexo común con ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’ y más tarde revisitada por Robert Rodriguez en ‘The faculty’. Los personajes, a modo de guiño, tienen nombres que rememoran a directores de cine de terror: Romero, Cronenberg, Cameron, Landis, Raimi. Una perlita de auténtico VHS. Dirigida por Fred Dekker, creador de ‘House, una casa alucinante’, ‘Una pandilla Alucinante’ o ‘Robocop 3’…casi nada.

  • DEPREDADOR (1987) más que invasión, fue una demostración de que los aliens cuando quieren veranear en nuestro planeta a lo hacen a lo grande. De este modo, la raza extraterrestre de los Predators, se dedican desde tiempos inmemoriales a visitar nuestro planeta cual Marina D’Or para cazar a placer a sus habitantes (desde humanos a dinosaurios…según sea la temporada). De ese modo logran hacer méritos entre sus congéneres. Una maravillosa película llena de tetosterona, acción, suspense y cine fantástico en modo survival dirigida por el siempre olvidado John McTiernan. Con el gran Chuache en estado de gracia y plantando cara al ser más terrible del espacio exterior…con permiso de los xenomorfos, claro.

  • ESTÁN VIVOS (1988) una de las más ácidas películas del maestro John Carpenter donde un pintoresco héroe, un albañil en horas bajas interpretado por el luchado de wrestling Roddy Pipper, puede ver, gracias a unas gafas de sol (algo obvio) como la sociedad está invadida por seres de otro planeta que van introduciendo de manera subliminal mensajes en nuestras mentes para esclavizar a la raza humana. Comedia desmadrada con mucha mala leche y un film a reivindicar de la filmografía de uno de los grandes. Como invasión funciona…y como sátira aun más.

  • HIDDEN (1987) Jack Sholder dirigió esta peculiar película de aire serie B que tiene que ser reinvindicada. Un alien (bastante asqueroso por cierto) se aloja dentro de seres humanos y les confiere una fuerza sobrehumana (obvio). Un policia y un agente del FBI (Kyle MacLachlan por supuesto) van tras el. Claro que el agente del FBI es también un alien que lleva persiguiendo a ese ser desde hace tiempo. Una buddy movie pero con toque fantástico, situaciones gore y un final muy ambiguo a la par que refrescante. Una invasión silenciosa que recupera el tono del cine de los 50 pero con la desfachatez de los 80. Una perlita.

  • INDEPENDENCE DAY (1996) o la madre de todas las invasiones. Roland Emmerich perfiló lo que sería su modus operandi de toda su filmografía: como destruir el mundo de mil métodos divertidos. Más tarde vendrían ‘2012’,’El dia de mañana’, ‘Godzilla’ donde seguiría perfeccionando sus fobias hacia los monumentos y los rascacielos. Aquí unió efectos especiales y a Will Smith, recién salido de ‘El príncipe de Bel Air’ para dar estopa a base de bien a una raza alienígena que simplemente quería aniquilarnos, así, sin más. En plan batalla de Midway y con ciertos toques de guerra bacteriológica a lo ‘Guerra de los mundos‘, Emmerich nos sacudió en aquel verano al grito de las barras y estrellas, y sin ninguna vergüenza ajena, todos entramos en su juego.

INVASIONES PASTELERAS…

  • ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE (1977) vale, no es una invasión propiamente dicha, pero lo que Steven Spielberg planteó (casi por primera vez) en el cine es que los aliens no tienen porqué ser los malos…y eso no convenció a muchos. Lo que no quita que sea uno de los mejores films de SyFy de todos los tiempos. Metafísica, espiritualidad, destino y fenómenos paranormales se unen es esta odisea que va mas allá del encuentro entre dos especies, sino más bien en su convivencia. Una delicia que deja muchas preguntas sobre la mesa y el buen gusto por el mejor cine.

  • COCOON (1985) recogiendo el espíritu de Spielberg, Ron Howard daba sus primeros taquillazos con esta fábula de marcianos que viven ocultos entre nosotros y que tienen especial predilección por las piscinas. Aunque sean los abuelos de una residencia los que más juego dan en el film y esa conexión con las incubadoras que son los cocoon del título como referentes de la fuente de la juventud, son realmente una invasión amable y de corte bien pensante. Una comedia más cercana al greenpeace que a la survival invasion. Al menos contiene una escena amatoria entre especies…no tan salvaje como en ‘Lifeforce’ pero es que Steve Guttenberg no da para más fuera de ‘Loca academia de policia‘.

  • STARMAN (1984) a John Carpenter también le dio la vena sentimental y mezcló aliens y el dia de San Valentín en esta infravalorada cinta que tiene más azúcar que el fantasma final de ‘Los cazafantasmas’. Jeff Bridges es el extraterrestre que viene a contactar con los humanos y lo hace bajo la apariencia del marido difunto de Karen Allen en el film, todo un acierto por parte del marciano. Eso sí, contiene uno de los finales más “potitos” y laaaargos que hacen que las bolas que usa el marciano como recurso para todo te parezcan pocas.

  • NUESTROS MARAVILLOSOS ALIADOS (1987) un bloque de apartamentos va a ser derruído y el contratista usa a una pandilla para amenazar a lso vecinos. Pero claro…Spielberg (productor) tiene a unos extraterrestres, naves espaciales en miniatura, que ayudarán a esta nuestra comunidad a mantener el edificio tal y como está. Una simple historia edulcorada con exceso de sacarina y que tuvo más éxito en los videoclubs que en el cine. eran tiempos duros para los marcianos.

  • ABYSS (1989) el film por el que los fans de James Cameron nunca le perdonaron. Quiso dar a los aliens de un aspecto benefactor y global. Tras ‘Aliens, el regreso’, nadie esperaba este cambio de tercio. El miedo nuclear y la mediación de los extraterrestres para paralizar la guerra fría no surtieron el efecto que quiso Cameron. Su largo metraje, excesivo afán por visualizar los adelantos técnicos reales (que más tarde usaría para ‘Titanic’) y una trama que se pone interesante justo cuando acaba el film, hicieron de este abismo una fosa sin retorno. Menos mal que unos años más tarde volvería con su mejor Sarah Connor.

  • EVOLUTION (2001) una comedia desmadrada que se va de las manos según avanza el film. Un meteorito con una forma de vida extraterrestre cae en la Tierra y tiene la capacidad de ir adaptándose al medio y a las formas de vida según va poniéndose en contacto con ellas. El grupo de científicos que detendrá a esta criatura no tendrá otra opción que combatirlo con un champú…Ivan Reitman, lejos de sus mejores trabajos, dirigió esta farsa saturada de efectos y carente de buen humor que a pesar de ser una fallida invasión tiene su aquel.

  • MARS ATTACKS (1996) disparata comedia con espíritu de los años 50 y gran bofetada de Tim Burton a todo aquel que le critica. Los marcianos invaden la Tierra a lo bestia y qué mejor que tener a Jack Nicholson como Presidente de los Estados Unidos y a Tom Jones como uno de los héroes del film. Una astracanada que define el tono de Burton y que surgió de la serie de cromos de los años 60 para inspirar el guión de una locura que hoy en día sigue siendo un título de culto…aunque parezca mentira. Por cierto, el diseño de los marcianos son una auténtica gozada.

  • MEN IN BLACK (1997) los marcianos viven entre nosotros desde hace décadas. Por eso el gobierno creó a los Men in Black, una organización que controla y vigila a todo aquel ser extraterrestre que vive en la sociedad. Pero como siempre, hay elementos que desean invadir y destruir la Tierra. En este caso, una raza de cucarachas gigantes. Pero lo que no saben es que Will Smith es uno de los Men in Black. Barry Sonnenfeld, dirigió de manera acertada esta primera parte (las otras dos son pura repetición) de las aventuras basadas en los comics. Una comedia muy redonda con un Tommy Lee Jones genial y un Will Smith que seguía machacando aliens tras ‘Independence day’.

LA ÚLTIMA OLEADA…

  • SEÑALES (2002) el rey de los finales que te dejan el culo torcido, M. Night Shyamalan, se animó con la SyFy y logró lo que parecía imposible. Una historia de cinco personajes, una granja y una invasión planetaria que se resolvía a lo Alfred Hitchcock en los últimos cinco minutos. Thriller más que invasión pero con un regusto a cine viejuno que va incrementando la tensión a pesar del rostro de piedra de Mel Gibson. Los marcianos, pese a cruzar el espacio, manejar naves inmensas, tener capacidad de invisibilidad…son incapaces de abrir el pomo de una puerta. Cosas de marcianos.

  • ATTACK THE BLOCK (2011) ciencia ficción europea de bajo coste y mucha imaginación. En un bloque de apartamentos una invasión alienígena se las verá con la flor y nata de la muchachada del lugar. Una mezcla de ver a ‘Los Goonies’ en plan ‘Depredador’ peros in aires de grandeza. Joe Cornish dirigió esta pequeña joyita de cine independiente con unos aliens bastante conseguidos, unión de los Critters y unos simios con malas pulgas. Es que hay barrios donde los marcianos no deberían ir.

  • STARSHIP TROOPERS (1997) a Paul Verhoeven le daba igual todo allá por los noventa. Había reventado taquillas con ‘Robocop’, ‘Desafío total’ y hasta braguetas con ‘Instinto Básico’. Tenía permiso para todo, hasta para hacer un film bélico que era una metáfora sin tapujos del fascismo latente de la política internacional de los USA. Los marcianos atacan nuestra sociedad, pues nada, arrasamos su mundo, sus ciudades y a toda criatura que se mueva, aunque sean insectos. Una militarizada visión del mundo con la excusa de una invasión extraterrestre. Verhoeven si que sabe.

  • AL FILO DEL MAÑANA (2014) y si juntamos ‘Atrapado en tiempo’, ‘La guerra de los mundos’ y un toque de paradojas espacio temporales con una historia de amor imposible? Pues una buena combinación de Doug Liman donde hasta Tom Cruise está convincente en esta invasión extraterrestre en la que un bucle temporal (lo mejor del film) y sus consecuencias hacen disfrutar al espectador desde el minuto uno. Con una Emily Blunt que roba escenas cada segundo y con un guión que casi no tiene fisuras (ese final…ains) hacen de esta invasión una de las mejores de los últimos tiempos.


Hasta aquí nuestra selección. A buen seguro que echáis de menos algún film. Hay cientos¡¡¡

Os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios con esos títulos que son los favoritos de las invasiones aliens. Queremos ser invadidos¡¡¡¡

FUI UN MACHO ALFA DE LOS 80 (VOL.I) [ESPECIALES]


Iniciamos esta serie de especiales dedicados a esos hombres hechos del material que se fabricaban las Mirindas (el refresco para aquellos despistados), es decir, mucho gas por dentro pero poca fuerza. Eso si, nos dieron tardes de verano que nos hacen echar una lagrimita. Los 80 fueron años duros para la chavalada que recorría los parques, los salones de video juegos (aquellas Atari con el Tetris…ains), los billares donde lucíamos nuestros incipientes bigotes preadolescentes (era pelusa realmente) y sobre todo, aquellos videoclubs que olían a plástico concentrado y cinta de cassette. El videoclub nos abrió la puerta a un mundo nuevo, el cine en versión doméstica. Aquellos pre-frikis que íbamos a ser, aún no sabían qué variopintos caminos tomarían nuestras vidas (vaya…esto está quedando un poco Carlitos en ‘Cuéntame’) pero…



…lo que sí conocíamos es que nos gustaba pasar tardes viendo pelis junto a nuestros compañeros de fatigas y collejas.


Nuestro gusto cinéfilo era pésimo (no es que ahora bebamos los vientos por la filmografía serbo-croata) y con poco o nada nos conformábamos. Esos monumentos hechos estuches de los VHS nos atraían por varios motivos y nuestra selección por una u otra película venía determinada por varios factores que la portada debía traer:

  • Una explosión.
  • Armas de fuego en su defecto cualquier otra que pudiera causar contusiones, cortes o daños graves.
  • Helicópteros en amenazante posición.
  • Una chavala de buen ver en segundo plano (no fueran a pensar en casa que alquilábamos una peli de esas de dos rombos)
  • Coches a gran velocidad.
  • Ninjas, asesinos orientales o incluso cualquier ser vivo que llevara kimono.
  • Más explosiones.
  • Y sobre todo, el careto de algún tipo que llevara varios días buscando la maquinilla de afeitar, que tuviera un dudoso uso de la higiene, gafas de sol (aunque fueran de mercadillo) y gesto de llevar lustros sin tener regulado el tránsito intenstinal.


Con esos pequeños detalles, nos cogíamos dos o tres pelis cada finde para devorar nuestras corneas como si no hubiera un mañana. Dado que ese desconocido mundo del ligue era para nosotros un inhóspito universo lleno de incógnitas y dado que la EGB nunca fue un pasto de conocimiento y experiencias positivas a la hora de abrir nuestras mentes, debo reconocer que mis fuentes de exposición a fenómenos como la violencia gratuita, el sexo sin control, la verborrea carente de ningún sentido léxico y un aparatoso entendimiento del mundo que me rodeaba, vino de la mano de gente tan variada como los fulanos que salían en los films de la Cannon Films, Carolco, Izaro films y demás perlitas de videoclub que gustosamente nos ofrecía el dependiente (una especie de Cicerón ochentero de sospechoso comportamiento cuando nos decía aquello de: “En la zona de mayores no podéis pasar, eh?” mientras nos guiñaba un ojo…¿Qué habrá sido de él?).
Chavales que con la edad que teníamos,11 o 12 años aunque uno de nosotros por su estatura parecía nuestro padre pero con unas zapatillas Kelme y un chandal fluorescente de Kappa, era difícil que fuéramos a alquilar lo que por aquel entonces eran los hype del momento (‘Amadeus’, ‘Regreso al futuro’, ‘Memorias de África’) y tampoco es que tuviéramos mucha retentiva y paciencia con un film si a los dos minutos no había explotado algo, muerto alguien o se amenazase la paz mundial por una bandada de terroristas libios con sueños de dominación global. 
Por ello, nombres como Michael Dudikoff, Steve James, Dolph Lundgren, Stallone, Bronson, Schwarzenegger, Robert Ginty, Chuck Norris, Van Damme, Jackie Chan, Bruce Lee, Steven Seagal, Al Leong e infinidad de nombres que en aquel entonces no significaban nada para nosotros ( es más, a muchos de ellos les conocíamos por sus motes: Bronson, el de los bigotes; Norris, el del Vietnam; Lundgren, el malo de Rocky; Dudikoff, el ninja; Al Leong, el chino de los bigotes; Steve James, el negro de los bigotes…teníamos fetiche por los tíos con bigote, y eso que ninguno de la pandilla hemos terminado visitando la Ostra Azul (referencia cinéfila para los seguidores de la Academia de Policia, la loca, claro). 
Nos creíamos a pies juntillas aquellas hazañas, analizábamos e intentábamos emular (con penosos y doloridos resultados) esas patadas voladoras en el patio del colegio. Repetíamos secuencias (de aquella manera, con la cartera volando y el plumier y los libros de Santillana saliendo despedidos bajo las ruedas de algún Ford Escort) y nos sentíamos parte de esas andanzas de los machos alfas a los que teníamos por ídolos. Éramos sin saberlo, NorrisBievers o Dudikoffevers…eran nuestros héroes. Nuestros “actores” favoritos.
Han pasado los años y a casi todos ellos los hemos olvidado. Vivimos tiempos en los que las estrellas de acción casi son unos apestados y no recordamos que los cinéfilos que hoy somos en día, hemos crecido a la sombra de estos titanes que lucían pecho palomo a la primera de cambio. Hoy somos fieles de las grandes actuaciones de monstruos de la pantalla, de grandes trabajos interpretativos pero hubo un tiempo en que nuestras pueriles mentes y grandes imaginaciones volaban junto a las Uzi de Chuck Norris, a las acrobáticas patadas de Dudikoff, a los mandobles de Steve James, a los imposibles movimientos de Jackie Chan, a los abductores de Van Damme y a los jamones por brazos del tito Chuache. Por ello hemos creado este rinconcito por el que pasarán nuestros más queridos Machos Alfas. Esos hombres (lo siento chicas…salvo Cynthia Rothrock, Sigourney Weaver y Linda Hamilton, los 80 fueron años en los que las mujeres en el cine de acción solo gritaban y eran auxiliadas por los Machos Alfas…que machista ha quedado esto, en fin) han sido y serán nuestros más secretos e inconfesables ídolos. Por eso, poco a poco, iremos recordando cada una de estas figuras de dudosa reputación cinematográfica en estas líneas.
Os invitamos a que disfrutéis, a que echéis una lágrima por esos Machos Alfa, a que recordéis un tiempo en el que las meriendas eran pan con chocolate y las consolas un mueble. A muchos otros, jovenzuelos que hoy rozáis los 20, quizás descubráis un mundo del que os habéis librado, pero vivís en uno que tiene por ídolos a Justin Biever o Adam Sandler. ¿Quién sabe? Lo mismo fuimos nosotros, los ochenteros, los que salimos ganado.
Os esperamos¡¡¡


  

HANNIBAL: Season 3: FIN DE FIESTA, BANQUETE Y ORGÍA VISUAL [ESPECIALES]


Sin duda ha sido el evento del año en cuanto a series de TV. Digan lo que digan sobre otros estrenos en la caja catódica, héroes marvelianos, rápidos adolescentes, zombies con precuela, reinos de poniente y demás criaturas de esta maravillosa generación de series que estamos viviendo, ha sido ‘Hannibal’ y su espectacular tercera temporada la que ha marcado el cenit visual este año frente a la pequeña pantalla. Las deliciosas y perversas andanzas de nuestro amado doctor Hannibal Lecter han llegado a un momento de sublime belleza morbosa que ha desbordado todas nuestras espectativas creadas con las dos anteriores temporadas. Un desarrollo y final de temporada que roza lo épico, lo bello y lo morboso a partes iguales sin deteriorar el conjunto final al no declinarse por ninguna de ellas. Un collage escénico de alto contenido que motiva al espectador a profundizar aún más en la mente de uno de los mejores personajes ficticios creados en los últimos 30 años. Lecter es el…


…mejor anfitrión para este soberbio banquete de sueños, retorcidos gustos, paladares inquietos, orgía intelectual y descontrol emocional que hace que nuestros oscuros pasajeros se remuevan en nuestra conciencia para deleitarnos con este espectacular broche final a una serie que no merece terminar de este modo. Deseamos más de Hannibal, queremos más de Hannibal, ansiamos ser devorados y saboreados por Hannibal. Bienvenidos a este banquete. La mesa está dispuesta, los invitados alrededor de ella, tan solo faltas tú. La comida está servida…

LOS INVITADOS:

  • Hannibal Lecter: Mads Mikkelsen se ha ganado a pulso al personaje. Ha hecho suyo a uno de los iconos más potentes y sugerentes de la literatura y el cine de los últimos lustros. No ha fallado en ninguna de las temporadas y no podía ser menos en esta final. Sin hacernos olvidar al magistral Anthony Hopkins (que juega en otra liga…) Mikkelsen ha obrado el milagro de darnos un enfoque de Lecter que combina a la perfección con todo lo que sabíamos del personaje añadiendo de su propia cosecha matices, aspectos y sobre todo una sobriedad pasmosa que llega a asustar, sorprender y cautivar con el mismo poder de seducción lúgubre que pudiera sentir cualquiera de sus víctimas. Un derroche de control escénico, de detalles que apabullan al espectador, de la esencia misma del mal condensado en una figura que se cierne sobre todos nosotros, el omnipresente ancestro de nuestros más bajos y primitivos instintos. Lecter-Mikkelsen aúnan nuestros deseos inconfesables de poder sobre los demás, sobre el pasado, el futuro, el control mental, la sugestión y la más suculenta y depravada satisfacción de poseer el ‘tempo’ y la racionalidad distópica para saborear el miedo y el placer a partes iguales. Hace de su tormento una redención que extrapola a sus elaborados y sofisticados platos de alta cocina con la sabiduría de un chef que adivina el momento justo y preciso en el que la magia de su arte ha tocado el cielo. Deseamos ser devorados por Lecter del mismo modo que sentimos repulsión por sus actos, pero con la convicción secreta e inconfesable de que en nuestros más oscuros sueños anhelamos tener ese poder, esa fuerza interna de climax que conjuga los actos más instintivos del hombre: comer, sexo y matar. Reunirlos en uno y disfrutar del momento eterno que supone ese choque de placeres prohibidos.


  • Will Graham: Hugh Dancy ha desatado a su personaje en este prodigioso final de temporada. Por fin vemos a Graham como realmente es, el omega de Lecter. Del mismo modo que Dante profundiza en el Infierno de la mano de Virgilio (en este caso Hannibal), el personaje va descubriendo su verdadera esencia. Su conexión real con el mundo que le rodea, su verdadero papel en esta epopeya de trágicas consecuencias y desatadas pasiones. Es nuestro vínculo con Hannibal, como espectadores nos disfrazamos con la piel de Will Graham para estar más cerca de Lecter, para sentir ese poder que irradia el buen doctor. Es nuestro nexo con la locura controlada, con el flujo de vitalidad que la cercanía de la muerte ofrece. En esta última temporada Graham se ha desprotegido de su coraza, ha roto con sus demonios internos y se ha mostrado tal y como es. Aceptando su rol, su vínculo con Lecter. Asumiendo su total enlace con el doctor. Mucho más allá de la unión perseguidor-perseguido. Es un poderoso vínculo que cierne dudas de amistad, de odio, de vida y muerte. De amor. Un amor irracional y tan necesario como en la vida real. Un deseo irrefrenable que lleva a ambos personajes a un abrazo mortal que traspasa lo humano, que roza la misma esencia del segundo eterno en el que se detiene el tiempo. Un abrazo infinito, lleno de rabia, deseo, pureza y vida. Desterrando todo lo superficial que les rodea. Un segundo que abarca más allá de sus propias existencias. Will y Hannibal, son uno. Pertenecen a un mismo universo. Dos astros en el cielo que en verdad son las dos caras opuestas del mismo planeta. Pero que por fin en esta eclosión visual de fin de temporada, se muestran tal y como son. No dudan en expresar todo aquello que en sus mentes y almas (razón y amor) atormentan y azotan sus más carnales y viscerales instintos. Ellos son nuestro espejo en la pantalla. Nos vemos reflejados, sucumbimos por la atracción que sufrimos al empatizar con sus propósitos. Pero al igual que Dante ansiaba por encontrar y llegar hasta Beatriz, nosotros deseamos llegar a ese momento celestial que es el abrazo final que les mantendrá juntos para la eternidad.

  • Bedelia Du Marier: Gilliam Anderson fue sin duda uno de los platos fuertes de esta serie con la incursión de su personaje. Vestido de un aura que mezclaba el autocontrol con la intuición. Rodeada de esa fascinación de femme fatale del cine de los años cuarenta. Una figura que temporada a temporada ha ido tomando una fuerza y una determinación que ha llegado a ser la “compañera” de viaje de Lecter. Un juego peligroso, aceptado por ambos, perpetuado de mutuo acuerdo y con la insana y morbosa implicación de ella en los senderos tortuosos de la mente del doctor. Pigmalion total, Lecter se muestra a Bedelia vulnerable, algo que hasta ahora solo habíamos atisbado en la relación con Clarice Starling. Hannibal se muestra humano, en lo más humano que la palabra pueda usarse con Hannibal. Bedelia hace que veamos a un Lecter cercano en sus sentimientos, que comencemos a intuir sus verdaderas intenciones con Will Graham, su conexión mental y física con su némesis. Bedelia cruzará la linea que separa lo onírico y lo real de la mano de Lecter. Será copartícipe de sus banquetes, de sus elaboradas recetas y más aún, será una perfecta co-anfitriona en sus desatadas catas y delicatessen en Florencia. Pero como buen gourmet que es Hannibal, tras el espectacular final de último episodio, nos reserva una suculenta guinda final en el plano secuencia tras los títulos de crédito. Sencillamente magistral.


  • Mason Verger: Joe Anderson recoge el personaje que en la segunda temporada interpretó Michael Pitt, y bajo kilos de soberbio maquillaje nos enseña que el mosntruo no es exterior, sino que llevamos uno más aterrador bajo nuestra piel. Verger es más sádico aún en la pequeña pantalla que el visto en el cine (con permiso de Gary Oldman). Aquí observamos en primera persona al verdadero ogro que oculta Mason en su cuerpo. Su incestuosa relación con su hermana Margot (a trío con el personaje de la doctora Alana Bloom), sus particulares gustos sádicos por el dolor ajeno que combina con el suyo propio. Sus inclinaciones perversas por ir un paso más allá en el horror. Sintiendo que es un dios en su universo personal, llevando al límite al espectador al crear un útero alternativo para perpetuar su extirpe junto a su hermana. Son sin duda unos de los momentos más controvertidos y morbosos de la temporada. La relación del personaje de Mason Verger con la obra de H.R. Giger son evidentes a la par que seductores. El sexo como vínculo entre el amor y la muerte, usado como eje central en la particular venganza personal que Mason lleva a cabo contra Lecter, es patente y latente a lo largo de esta temporada. Impulsa a modo de timón imaginativo a los personajes a una carrera con desenlace esperado pero no por ello fascinante.


  • Cordell Doemling: Glenn Fleshler es otra de las sorpresas que esta tercera temporada nos reservaba. Si fascinante y perturbador nos pareció sus personaje de el ‘Rey amarillo’ en ‘True Detective’, aquí hace una composición totalmente nueva y radical del personaje presentado en la novela y film de ‘Hannibal’. Aquí no es un mero colaborador, ayudante y enfermero como antes hemos visto. Cordell se nos presenta como un enfermizo y agudo personaje que no solo colabora en los vomitimos actos de su patrón, Mason Verger, sino que va un paso más allá al crear para éste unos refinados platos que mezclan sus expertas manos de cirujano con un sádico gusto por lo inhumano. Es una pieza más en este magistral objeto de orfebrería que es ‘Hannibal’. Una deliciosa y malsana sorpresa que los creadores han tenido a bien darnos para regocijo de nuestros perversos paladares.

ENTRANTES:


Mucho se había especulado antes del estreno de esta tercera temporada. Desde la misteriosa desaparición de Michael Pitt en su papel de Mason Verger, a la participación de David Bowie en un rol muy cercano a Hannibal Lecter. Se conocía que esta temporada iba a mezclar de forma alternativa las novelas ‘Dragon Rojo’ y ‘Hannibal’ a la espera de una cuarta temporada que enlazara con los eventos que hemos visto en ‘El silencio de los corderos’. Lo que nadie esperaba es que esta tercera temporada combinara de manera épica y colosal ambas novelas. Si las dos primeras jugaron a presentarnos a un Hannibal atípico, diferente y que nos sedujera con otros encantos no vistos en pantalla grande, esta última tanda de episodios ha compuesto un desafío y un deleite para los amantes y los profanos del buen doctor. 


Los creadores y guionistas han sido muy astutos y han obrado de la mejor manera posible. Han mantenido el espíritu de las novelas y los hechos mostrados en el cine pero dando una vuelta de tuerca total a esos mismos hechos para exponerlos de manera convincente y novedosa en la pequeña pantalla. Todo un reto a priori pero del que han salido airosos con una nota más notable. Es más, han rozado el sobresaliente, llegando a la matrícula de honor con los tres últimos episodios. 



PRIMER PLATO: 

La primera parte de la temporada nos desenvuelve con el Hannibal más cautivador, el eterno enamorado de su ciudad fetiche, Florencia. Volvemos a encontrarnos con el Doumo, la catedral de Santa María del Fiore, la Plaza de la Señoría, los soportales con más secretos que historia y sobre todo, con la enigmática y evocadora galeria Uffizi. Allí Lecter desatará sus sentimientos ante el espectador, nos bañaremos en sangre con sus affaires y saborearemos sus perfectos bocados llenos de delicadas texturas acompañados de una buena botella de Batard-Montrachet y trufas blancas. Nos dejará atónitos con los cambios en el desarrollo, en la puesta en escena, el conjunto visual creado. Una mezcolanza de situaciones y personajes que ya tenemos en nuestra memoria colectiva pero mostrados de manera perversa y fascinante. De sofisticado acabado y mejor desenlace. Nuevos giros en la trama pero manteniendo fiel el espíritu de la novela y por supuesto de los fims. Si Thomas Harris, el creador de Hannibal Lecter, ya estaba satisfecho con las versiones cinematográficas, con este broche final televisivo puede estar más que orgulloso. 



SEGUNDO PLATO:

La segunda parte de la temporada se vuelca por completo en la novela ‘El Dragón Rojo’. Veremos a Francis Dolarhyde (Richard Armitage), el Gran Dragón rojo descrito y pintado por William Blake, en todo su esplendor. Comprenderos mejor sus motivaciones, sus miedos, sus rencores, sus horrores y nos deleitaremos al ver desplegar sus magníficas alas batiéndose sobre nuestros rostros. Nos asombraremos del poder del dragón, sentiremos su furia, su rabia, su atronador rugido. Y sabremos de primera mano que el hombre es vástago del dragón, y debe someterse a sus caprichos. Una brutal escenificación del universo del dragón rojo, del peregrino que busca su camino hacia la redención, de su vinculación con el doctor Lecter, su necesaria aprobación y condenación. La ineludible incapacidad del hombre frente a la bestia en su efímera lucha. Un circo de tres pistas dirigido con mano firme por Lecter, un juego de títeres en el que el doctor mueve los hilos de Will, Bedelia y Francis ‘Dragón Rojo’ Dolarhyde.



POSTRE:

Asistimos a la transformación draconiana de Francis con el mismo asombro y temor que sus víctimas. Podemos acariciar sus alas, sentir su poderoso vigor y agachar la cabeza ante su magnificiencia. (Spoiler) Lecter es nuestro maestro de ceremonias y nos arrastra a un desenlace que se mueve entre el thriller más genuino de los noventa (innegable el guiño que se hace a ‘Se7en’ en su último capítulo) como al homenaje que los guionistas nos proponen en la escena final. Escena que nos evoca el enfrentamiento literario del más famoso de los detectives. Un abrazo mortal entre Sherlock Holmes y su némesis, el profesor Moriarty, frente a las cataratas Reichenbach, que pudimos disfrutar en la novela ‘El problema final’ y que aquí los guionistas la hacen suya para crear un climax final prodigioso y que pocas veces ha combinado de manera soberbia lo épico, lo escabroso, lo bello y lo morboso. (Fin Spoiler) Dejando un cliffhanger final digno de los anales de la televisión. Una epopeya que ningún buen amante, no solo de la televisión sino de la ficción, debería perderse y volver a ver.



…Y ALGO DE PICAR?

El grave problema que nos sacude a los espectadores es el anuncio de la cancelación de la serie. Dejando sin resolver la pre-producción de la cuarta temporada. Una cuarta tanda de capítulos que nos mostraría una especie de precuela de lo acontecido en ‘El silencio de los corderos’. Realmente la NBC sabe que tiene un excelente producto. Una serie que aúna calidad, solvencia y magistrales críticas. Buen planteamiento y mejor acabado. Lo que ha supuesto un lastre para la NBC, productora de la serie, son dos motivos. Uno primordial, la audiencia. ‘Hannibal’ pese a su enorme calidad artística e interpretativa nunca a desbordado los índices de audiencia. Es más, justo en esta tercera temporada sus niveles han sido los más bajos. Tal vez coincidiendo con la época estival o una mala planificación en su estreno y torpedeada por la propia NBC al no dar un respaldo publicitario de mayor repercusión, han hecho que solo los fieles e incondicionales seguidores de la serie (los conocidos como “Fannibals”) hayan apoyado hasta la saciedad a través de las redes sociales la mejor temporada de la serie. 


Razón no les falta al ver como otros productos de mucha peor calidad, repercusión y calado popular, son renovados temporada tras temporada. ‘Hannibal’ no es que se merezca una segunda oportunidad, es que nunca ha debido plantearse su cancelación. NBC tilda este motivo, la audiencia, como el principal handicap de la serie a la hora de no renovar. También, aunque no se ha comunicado, son sus altos y necesarios costes de producción. Una calidad impecable que tras 39 episodios no ha decaído sino que ha ido subiendo su propio nivel episodio a episodio. NBC también sabe que una serie como ‘Hannibal’ pocas o casi ninguna productora se habría atrevido a financiarla, tanto por su coste como por su alto contenido de violencia (salvo HBO). Pero sin duda otro baluarte contra el que ha chocado su creador, Bryan Fuller, ha sido la imposible negociación de hacerse con los derechos de ‘El silencio de los corderos’ pues en la cuarta temporada deseaba incluir al personaje de Clarice Starling. Sin embargo el alto coste que suponía esta condición para continuar la serie ha hecho que la NBC se desentienda de ella.



Tras el enorme cliffhanger que el último episodio muestra y que ha dejado a todos los espectadores con el corazón en la boca y un temblor en los tobillos solo queda la esperanza de que las negociaciones que Bryan Fuller mantiene con Netflix, Hulu, Amazon o Starz lleguen a buen puerto y se consiga filmar una cuarta temporada. O…aún mejor. La idea que Fuller plantea sobre la mesa, rodar un film para la pantalla grande con el mismo elenco actoral y dar una conclusión final para todos los seguidores.


Todo ha quedado en el cenit. Un climax que más pronto o más tarde se resolverá. De lo que nadie puede dudar, de lo que nadie puede dar por perdido, es que muy pronto volveremos a tener noticias del buen doctor. Muy pronto volveremos a cenar un suculento bocado. Muy pronto…Hannibal volverá a nuestras vidas.




LAUREN BACALL: por mí misma y un par de cosas más [ESPECIALES]


Nadie mejor que ella misma, Betty Joan Weinstein Perske, para relatarnos en primera persona  y con total entrega y sinceridad, sus sueños, su sana rebeldía, el trabajo, el dolor por las pérdidas de seres queridos, sus aspiraciones políticas, la soledad  y el amor por su familia.. En  su autobiografía “Lauren Bacall, por mí misma y un par de cosas más”  la actriz nos abre las puertas de su casa y de su alma.


 Escrita originalmente en 1985 y con un bonus añadido 25 años después, desnuda su lado más humano. Hija de una secretaria judía (Rumania), Natalie Weinstein- Bacall “Una mujer orgullosa y honrada que a pesar de las dificultades nunca perdió el sentido del humor” y  un vendedor de material médico, polaco (y ausente) Williams Perske,  pasó a llamarse…













…Betty Bacall  cuando a los seis años  sus padres se separaron y su madre decidió recuperar la segunda parte del apellido.

 Lejos estaba de convertirse en una estrella de cine cuando tras el divorcio, perdieron el rastro de Perske y se mudaron de Brooklyn a Manhattan con lo poco que tenían y el apoyo de sus tíos, Jack y Charlie, incondicionales a lo largo de su carrera.


“No vayas nunca detrás de un chico, si quiere verte te llamará” era uno de los tantos consejos de su madre que  nunca obedeció. No era de las chicas a la que los muchachos miraban y se pasó la adolescencia de desilusión en desilusión. Tampoco tenía claro lo que quería para su futuro, así que intentó con el ballet, pero no estaba hecha para eso, después estudió periodismo “podría ser reportera” y pensó en ser enfermera hasta que vio sangre y desistió. En fin, si con algo se identificaba realmente era con las actrices de la época (Bette Davis; Katharine Hepburn; Vivien Leigh) por lo que terminó a regañadientes el secundario y accedió a la Academia estadounidense de Arte Dramático (con ayuda de los tíos) donde se hizo tiempo para  coquetear con Kirk Douglas.


 Corría el año 1941 cuando comenzó su carrera de maniquí profesional en la Séptima Avenidacon 16 años y tiempo después se propuso ser acomodadora en un teatro, de modo que “aunque comiera salteado y mal, podría ver las obras, aprender y hacer contactos”. Un crítico la describió en su columna Esquire como “la acomodadora más guapa de la ciudad”. Además bailaba en una cantina de temática teatral por la que pasaban figuras de la talla de Judy Garland los fines de semana y el resto de los días  repartía  folletos y dejaba sus datos a cuánto productor veía. Algo sabía, quería actuar y no pasó mucho tiempo hasta que lo consiguió. Un tal Rowland Brown y su hermano Anthony la incluyeron en una función de la obra Johnny 2 x 4, sin texto, en Broadway. “Aunque fueran 15 dólares a la semana, iba a estar debajo de los focos”.
 Para entonces ya había añadido una segunda “L” a su apellido con el fin de evitar equívocos en la pronunciación.
 El sueño duró ocho semanas y las críticas no fueron para nada buenas, sin embargo daba el primer paso de una carrera que no sería fácil, pero tampoco imposible. A partir de ahí  nada la detendría. En 1942 participó por última vez en teatro en 17 años con George Kaufmann, en una obra con algunas líneas de texto y empezó a sentir la “necesidad de aprobación, estima y aplauso” de la profesión.


 Lo siguiente fue posar para la revista de moda Harper´s Bazaara cargo de Diana Vreeland en la que podía leerse a modo de epígrafe de una foto “La modelo es la joven actriz Betty Becall” (el apellido estaba mal escrito, pero qué mas da, era actriz). Varios productores se interesaron en ella, incluso la llamaron de Columbia Pictures, pero el tío Jack le recomendó que aceptara viajar a California para entrevistarse con Howard Hawks, porque  conocía su trayectoria. Bacall tenía 18 años y  fue descubierta  por la mujer de Hawks, Nancy (Slim), en la revista. En su autobiografía la describe así: “poseía ciertamente una belleza que era de mi gusto, impoluta, saludable, radiante y preciosa y sin duda tenía algo de pantera”.
 La película era Tener y no tener y su fecha de inicio, febrero de 1944, con Humphrey Bogart.


 En su primera aparición Slim (la protagonista) debía acercarse a la pared de la habitación de Steve y preguntarle si tiene fuego a lo que él responde tirándole una cajita de fósforos. Ella da las gracias, le devuelve la cajita y se va. Parece una tontería pero le temblaban tanto las manos y la cabeza que atinó a pegar la mandíbula al pecho y alzar la vista hacia Bogart, lo que significó el nacimiento de “la mirada”, sobrenombre que la seguiría camino al estrellato. No era en absoluto una pantera sino mas bien un gatito asustado, pero nadie se daría cuenta. El matrimonio Hawks se encargó de cambiarle el nombre por Lauren, ya que había muchas Betty en el cine (Betty Grable; Betty Hutton, Bette Davis), la voz, que era muy aguda y el aspecto, sería refinada pero conservaría su estilo.

 La relación que estableció con Bogart inmediatamente traspasó la pantalla y no tardó en conocerse en el ambiente a pesar de que él estaba casado con su tercera esposa (Mayo Methot). La primera fue Helen Merken, una actriz de Broadway y la segunda Mary Phillips. Su tercer intento no fue mejor que los anteriores, a la pareja la llamaban “Los belicosos Bogart” por las continuas y violentas peleas que tenían y por la adicción al alcohol de ambos. Algo con lo que Bacall tuvo que lidiar bastante ya que cuando tomaba se ponía agresivo. La diferencia de edad era notoria, él tenía 44 y ella 19. Así mismo tras un tiempo de encontrarse de manera clandestina por las madrugadas,  Bogart se separó y se casaron. A los 49 años él sería padre por primera vez de Stephen (por el personaje de Tener y no tener, Steve). 


 Lauren supo arreglárselas con la maternidad, la casa y el trabajo bastante bien. “No como las mujeres anteriores de Bogie que priorizaban siempre el trabajo por sobre la familia”.
Vivieron una época muy feliz en la que compartieron cartel en  películas como Sueño eterno y La Senda peligrosa. Su última aparición para la Warnersería junto a Gary Cooper en El rey del tabaco de1950. A partir de allí no todo fue color de rosa,  a los 19 años afrontó la muerte de su abuela y más tarde la de sus queridos tíos, la tía Rosalía, Bowie y su madre. Pero gracias al trabajo y sus amigos siempre pudo salir adelante. Durante el rodaje de “La Reina de África” ella acompañó a su marido y allí conoció a Katharine Hepburn con quién entablaría una amistad que duraría 50 años. También se cuentan entre los más cercanos a Spencer Tracy, Laurence Olivier y Vivienne Leigh, Frank Sinatra y Judy Garland.
  
 En 1952 la familia se agranda un poco más  con la llegada de Leslie y nada hacía preveer que la alegría solo se quedaría en casa hasta 1956 cuando Bowie empieza a mostrar signos de la enfermedad contra la que luchó hasta su muerte un año después.
 En la Warnery en la Twentieth Centuryfox se guardó un minuto de silencio en su honor.

 Su vida acababa de dar un giro inesperado, a partir de entonces se dedicaría a sus hijos y a viajar, algo que le hacía muy bien. Aunque no quería involucrarse con ningún hombre, estuvo a punto de casarse con Sinatra, pero finalmente terminó haciéndolo con el productor de teatro Jason Robards, otro bebedor empedernido con quien tuvo a su tercer hijo, Sam, antes de acabar la relación.



 Era hora de dedicarse de lleno a su profesión y así lo hizo, en los ´60 volvió al teatro, trabajó con Barbra Streisand y cumplió el sueño de hacer un musical, Aplausse, que le valió un premio Tony.

 A modo de posdata, a sus setenta años nos regala un poquito más de sus “crónicas de superación personal” como lo describió El Periódico. Siguió trabajando, ejercitándose y disfrutando de sus hijos y nietos. Viajó mucho para presentar el libro y conoció a mucha gente. Se adaptó a los nuevos directores y su manera de manejarse, había entendido que era una actriz de reparto y se lucía en sus interpretaciones.


 Se llevó un Cesar, el equivalente francés al Oscar, premio que no pudo ganar en aquella velada  amenizada por Billy Cristal. Estaba nominada por El amor tiene dos caras como mejor actriz de reparto pero quedó en manos de Juliette Binoche por El paciente inglés. De todos modos fue galardonada por el Centro Kennedy “probablemente la mayor distinción que esperaba de Estados Unidos”.

 A menudo se quejaba de las películas hechas por aquellos que saben mucho de dinero pero poco de tratar con artistas.

En Estados Unidos la prioridad siempre es el éxito – decía – que es un medio para conseguir dinero, que a su vez te permite comprar la casa más grande, el coche más caro, aviones privados, la admisión en el grupito de los grandes empresarios, etc, pero por desgracia la calidad de vida es secundaria, porque con tanta obsesión por las cosas materiales (…) valores como la creatividad, la imaginación y los principios desaparecen”.

 Como verán no tiene pelos en la lengua para cantarle la justa a quien sea. A pesar de ese aire de pantera que vio en ella la mujer de Hawks, lo cierto es que nunca perdió del todo el miedo al escenario y se describe como una persona bastante inocente e insegura de sí misma. Lauren Bacall en éste libro nos abre el corazón de par en par, nos invita a repasar su carrera de manera amena  y nos confiesa sus bajas y sus altas en un emocionante viaje interior en el que se percibe a  la persona detrás de la actriz. 




11 BLOCKBUSTERS DEL 2015 QUE NO DEBES PERDERTE [ESPECIALES]


2015 puede y será recordado como uno de los años más hype que se recuerdan. Ya veremos si las expectativas que tenemos con muchos de estos títulos se cumplen y también podremos decir que será recordado por su calidad. Pero mientras esperamos que este fabuloso año de cine vaya transcurriendo vamos a repasar los films más deseados que aún nos quedan por disfrutar en las grandes pantallas. Este es un repaso que abarca los 11 films que creemos que no debes perderte como ejemplos de los blockbusters que crearán polémica, con fieles admiradores y furiosos detractores. Sean cuales sean las conclusiones de cada una estarán en boca de todos. Comenzamos la lista en mayo de 2015 hasta diciembre, con títulos imposibles de no mencionar como la ansiada continuación de ‘Star Wars’, el regreso de Terminator, lo nuevo de Shyamalan, el remake de Poltergeist o las nuevas franquicias de Marvel. Un paseo por el inminente cine que nos llegará desde el otro lado del Atlántico y que nos pone los dientes largos. ¿Merecerá la pena tanta expectación? ¿Qué opináis y esperáis de cada una de estas películas? Deseamos vuestros acertados y punzantes comentarios¡¡¡ Comenzamos…



  • MAD MAX: FURY ROAD (15/05/2015) 


Sinopsis
Película de acción post-apocalíptica ambientada en los más lejanos confines de nuestro planeta, donde nos encontramos con un paisaje austero y desierto, con la humanidad casi destruida y todo el mundo enloquecido luchando por las necesidades de la vida. En este mundo de sangre y pánico existen dos rebeldes en la carretera, los únicos capaces de poder restaurar el orden: Max (Hardy) y Furiosa (Theron).
Cuarta entrega de la saga post-apocalíptica que resucita la trilogía que a principios de los ochenta protagonizó Mel Gibson. Ahora es Tom Hardy quien interpreta a Max Rockatansky en una cinta en la que comparte estrellato con Charlize Theron, que da vida a la emperatriz Furiosa.
Dirigida por George Miller.
Ganazas de ver: 9/10
  • POLTERGEIST (22/05/2015)
Sinopsis
Cuenta la historia de una familia que, tras mudarse a una nueva casa, se ve azotada por los espíritus de los que la habitaron en el pasado. El foco del ataque sobrenatural se centra en la hija más pequeña del matrimonio. Remake del clásico de 1982. Dirigida por Gil Kenan (‘Moster House’).
Ganazas de ver: 6/10
  • TOMORROWLAND (29/05/2015)

Sinopsis
Unidos por el mismo destino, una adolescente inteligente y optimista llena de curiosidad científica y un antiguo niño prodigio inventor hastiado por las desilusiones se embarcan en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar localizado en algún lugar del tiempo y el espacio conocido en la memoria colectiva como “Tomorrowland”.
Dirigida por Brad Bird (‘Los Increíbles’) cuenta con George Clooney y Hugh Laurie entre sus protagonistas.
Ganazas de ver: 7/10
  • JURASSIC WORLD (12/06/2015)

Sinopsis
Nueva entrega de la saga iniciada por Steven Spielberg. Veintidós años después de lo ocurrido en Jurassic Park, la isla Nublar ha sido transformada en un parque temático, Jurassic Wold, con versiones «domesticadas» de algunos de los dinosaurios más conocidos. Cuando todo parece ir a la perfección y ser el negocio del siglo, un nuevo dinosaurio de especie todavía desconocida y que es mucho más inteligente de lo que se pensaba, comienza a causar estragos entre los habitantes del Parque. Dirigida por Colin Trevorrow cuenta con Chris Pratt como máximo aliciente…con permiso del T-Rex.
Ganazas de ver: 8/10
  • TERMINATOR GENESYS (10/07/2015)

Sinopsis
Año 2029. La guerra del futuro se está librando y un grupo de rebeldes humanos tiene el sistema de inteligencia artificial Skynet contra las cuerdas. John Connor (Jason Clarke) es el líder de la resistencia, y Kyle Reese (Jai Courtney) es su fiel soldado, criado en las ruinas de una post-apocalíptico California. Para salvaguardar el futuro, Connor envía a Reese a 1984 para salvar a la madre de Connor, Sarah (Emilia Clarke) de un Terminator programado para matarla para que no llegue a dar a luz a John. Pero lo que Reese encuentra en el otro lado no es como él esperaba. Dirigida por Alan Taylor (‘Thor:mundo oscuro’)
Ganazas de ver: 8/10


  • LOS MINIONS (10/07/2015)

Sinopsis
En los años 60, los Minions viven marginados en la Antártida a la espera de encontrar un nuevo villano al que servir, dado el desastroso éxito de sus anteriores amos. Serán descubiertos en una convención de villanos por Scarlet Overkill, la primera supervillana femenina y Hamm a Herb Overkill, su marido inventor y querrán convertirse en sus fieles secuaces.
Ganazas de ver: 8/10


  • MISION IMPOSIBLE: NACIÓN SECRETA (07/08/2015)

Sinopsis
En Misión Imposible: Nación Secreta, Ethan Hunt y su equipo tienen que plantarle cara a la misión más importante y difícil con la que se han topado hasta la fecha: borrar del mapa al Sindicato, la organización secreta e internacional cuyas habilidades son similares a las de Hunt. 
De nuevo con persecuciones, grandes armas, mucha tensión y sobre todo peligro, la quinta película de la franquicia está protagonizada por Tom Cruise (Al filo del mañana, Oblivion); Simon Pegg (Héctor y el secreto de la felicidad); Jeremy Renner (Matar al mensajero, Marvel Los Vengadores); y Ving Rhames (Jamesy Boy). Está dirigida por Christopher McQuarrie (Al filo del mañana).
Ganazas de ver: 7/10


  • ANT-MAN (14/08/2015)

Sinopsis
Adaptación del cómic de MARVEL. ‘Ant-Man’ nos contará la historia de Hank Pym (Michael Douglas), un científico que a raíz de unos experimentos ve modificado su tamaño hasta el de un insecto. Posteriormente desarrollará un casco que le permitirá comunicarse con las hormigas. Un ladrón, Scott Lang (Paul Rudd), debe aceptar su héroe interior y ayudar a su mentor, el Dr. Hank Pym, a proteger el secreto detrás del espectacular traje de Ant-Man de una nueva generación de gigantes amenazas. Dirigida por Peyton Reed.
Ganazas de ver: 7/10



  • LA VISITA (11/09/2015)
Sinopsis
Una madre deja a sus dos hijos en la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania, durante un fin de semana. Los niños descubrirán que la anciana pareja está metida en algo profundamente inquietante. Película de M. Night Shyamalan (‘El sexto sentido’, ‘Señales’, ‘El bosque’) realizada con muy bajo presupuesto.
Ganazas de ver: 8/10


  • SPECTRE (06/11/2015)

Sinopsis
La vigésimo cuarta entrega de la saga 007 será la primera aventura de James Bond y los personajes de la franquicia en la nueva etapa creada por la conclusión de Skyfall, en la que desaparecieron personajes claves. Nuevos tiempos para el agente británico (Daniel Craig), que contará con nuevo villano (Christoph Waltz).
Ganazas de ver: 9/10



  • STAR WARS. EL DESPERTAR DE LA FUERZA (18/12/2015)

Sinopsis
Séptima entrega de la saga Star Wars. Fue confirmada en octubre de 2012, cuando The Walt Disney Company compró LucasFilms por 4.000 millones de dólares. Se ambientará 30 años después de “El retorno del Jedi” y según Disney, presentará ‘un trío de de nuevos personajes y algunos rostros conocidos’. Dirigida por J.J. Abrams.
Ganazas de ver: 10/10



¿Con cuál os quedáis?

EL CINE ESPAÑOL QUE VIENE [ESPECIALES]


2014 ha sido un año marcado por dos aspectos muy claramente diferenciados. por un lado el monumental éxito (aún sin explicación científica) de taquilla de ‘Ocho apellidos vascos’ y el gran acierto, respaldado por crítica y público, de films tan valientes y loables como ‘La isla mínima’, ‘Magical girl’ o ‘Loreak’. Ambos tipos de cine se combinan y ofrecen al espectador una excelente opción ante la duda de que ver en el cine. Frente a la imparable (de por siempre) maquinaria hollywoodiense que deja pocas o casi ninguna posibilidad de hacer batalla contra sus números. Pero no por ello el cine español ha bajado su calidad, al contrario, las necesidades y precariedades que ha sufrido toda la sociedad también las ha sufrido el cine con recortes, escasos presupuestos y muy poco apoyo financiero que optase por apoyar nuevas ideas y proyectos. De ahí que al menos podamos rescatar que el cine español estrenado en 2014 haya tenido un gran poso de calidad por encima de otros años. 2015 viene cargado de nuevos proyectos y valientes propuestas y nos devuelve al panorama actual nombres ilustres como De la Iglesia, Bajo Ulloa, Bayona o Amenabar. Puede ser un gran año de cine español, por ello, os mostramos los estrenos más esperados de este año que viene a consolidar el buen feeling que se ha vivido en este pasado 2014. ¿Damos un paseo por la futura taquilla?





Rey gitano

Juanma Bajo Ulloa nos presentará una comedia polémica con un reparto de esos que prometen: Karra Elejalde, Manuel Manquilla y Rosa María Sardá. José Mari y Primitivo son dos presuntos detectives en paro, fracasados de profesión, y dignos representantes de las irreconciliables dos Españas. La inesperada llegada de Gaje, un gitano tan golfo como seductor, que les propone una insólita y extraordinaria misión “real”, cambiará sus suerte. Centrada en la crisis también tendremos la comedia de Isaki Lacuesta Murieron por encima de sus posibilidades, cuyo título ya lo dice todo y Perdiendo el norte, sobre la llamada “generación perdida” que ve en la inmigración la solución a sus problemas. Menos mal que todo esto nos lo cuentan en clave de comedia, porque si no, lo mismo nos daba una llantina.



Silencio

Pedro Almodóvar, el director manchego más valorado del mundo, tiene todo listo para comentar a trabajar en su nuevo film. El oscarizado realizador ha anunciado que comenzará a el rodaje en mayo y ha dado a conocer los nombres de las nuevas chicas Almodóvar, Emma Suárez y Adriana Ugarte. Con silencio vuelve a su cine más oscuro y al universo femenino que le ha acompañado en todas sus películas. Pedro Agustín (productor principal de la filmografía de Pedro Almodóvar) avisó hace meses de que el próximo trabajo de su hermano volvería a al cine de grandes protagonistas femeninas con un drama que dejaría en ‘Silencio’ al espectador.

Esa vuelta al cine almodovariano más oscuro de ‘La Piel que Habito’ y el universo puramente femenino de Mujeres Al Borde de un Ataque de Nervios marcarán su nueva película que comienza a rodarse este mayo y hasta verano.

Emma Suárez y Adriana Ugarte, dos desconocidas dentro del cine de Almodóvar –nunca antes han trabajado con él-, se pondrán a las órdenes para interpretar a Julieta. Las dos actrices lucharán al borde de la locura del mismo personaje a través de edades diferentes, desde 1985 hasta nuestros días. El resto reparto lo componen Daniel Grao (como el partenaire masculino), Joaquín Notario (el padre de Julieta) y Blanca Parés (hija de la protagonista). Ademas Inma Cuesta, Rossy de Palma, Nathalie Poza, Pilar Castro, Michelle Jenner, Darío Grandinetti y Susi Sánchez  formarán un coro de “esenciales” secundarias de una historia descrita casi como una función teatral.


El film viajará por diferentes localizaciones de toda España para rodar ‘Silencio’, de las Rías Altas gallegas, a la Sierra de Huelva, Madrid, los Pirineos aragoneses a Ferrol, dónde se vio hace unos días a Almodóvar buscando encaves para formar parte de la cinta.

Silencio supone la vuelta del director manchego desde 2013 cuando estrenó ‘Los Amantes Pasajeros’, la vuelta a la comedia del director tras un periodo más negro con ‘La Piel Que Habito’ o ‘Los Abrazos Rotos’. Un estilo que estará en los cines a finales de 2015 principios de 2016.

Regresión

Esperábamos el retorno de Alejandro Amenábar como agua de mayo porque nos tenía desde ‘Ágora’ expectantes. Con un reparto internacional encabezado por Ethan Hawke y Emma Watson, En Regresión el detective Bruce Kenner investiga el caso de la joven Ángela, que acusa a su padre John de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el reconocido psicólogo Raines se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos. Lo que descubren desenmascara una siniestra conspiración.



Anacleto

El carismático agente secreto español creado por Manuel Vázquez Gallego en 1964 y editado por Ediciones B cobra vida. La cinta, dirigida por Javier Ruiz Caldera (‘3 bodas de más’) cuenta con el actor Quim Gutiérrez como Adolfo, el protagonista e hijo del detective, e Imanol Arias en el papel de Anacleto. El elenco es una fiesta:  Berto Romero será el mejor amigo de Adolfo y hermano de Katia, la novia del protagonista, interpretada por Alejandra Jiménez. La madre de estos hermanos será Rossy de Palma, y Carlos Areces se convertirá en el villano, Vázquez. Completa el reparto Emilio Gutiérrez Caba.


Mi Gran Noche

¿Es una nueva entrega de Torrente? ¡No! Es la nueva película de Álex de la Iglesia, aunque tiene tantos protagonistas como cameos la última entrega de la saga de Santiago Segura. Eso sí: cameos de “famosos” en ‘Mi Gran Noche’ no hay, que no es cuestión de copiarse. De la Iglesia dixit.

Precisamente Santiago Segura es uno de los actores que forman parte del enorme elenco de esta comedia coral, en la que también veremos a (a ver si puedes leerlo en voz alta y sin tomar aire: Hugo Silva, Pepón Nieto, Santiago Segura, Carmen Machi, Carlos Areces, Enrique Villen, Jaime Ordoñez, Terele Pávez, Carolina Bang, Luis Callejo, Ana Polvorosa, Toni Acosta, Luis Fernandez, Antonio Velázquez, Carmen Ruiz y Tomás Pozziy la gran estrella indiscutible es Raphael, que vuelve a ejercer de actor 40 años después de su última película.

“He sido tentado muchas veces para volver, y yo siempre decía lo mismo: dame un guión. Alex fue el listo que me dio el guión”, ha explicado el cantante durante el rodaje. Con guión del propio De la Iglesia y su colaborador habitual, Jorge Guerricaechevarría, ‘Mi gran noche’ se ambienta en la grabación de una gala televisiva de Nochevieja. “Los personajes fingen una felicidad que no sienten, impuesta por el regidor”, ha detallado el director.


De la Iglesia ha asegurado que la película recupera “el espíritu de las comedias de los sesenta, con muchos actores, persecuciones y tensión; ese cine divertido que se hacía antes”, ha subrayado. En ‘Mi Gran Noche’ todo arranca cuando Jose, en paro, es enviado por la ETT de figurante a un pabellón industrial a las afueras de Madrid, para trabajar en la grabación de un programa especial de Nochevieja, en pleno agosto. Cientos de personas como él llevan semana y media encerrados día y noche, sudando desesperados mientras fingen reír, festejando estúpidamente la falsa venida del año nuevo, una y otra vez. 
No hay nadie contento. Alphonso (Raphael), la estrella carismática de la canción, es capaz de todo para asegurarse que su actuación tendrá el máximo share. Adanne (Mario Casas), su antagonista, joven cantante latino, es acosado por las fans que quieren chantajearle. Los presentadores del programa se odian, compitiendo entre sí para ganarse la confianza del productor, que lucha por impedir el cierre de la cadena. Pero lo que nadie espera es que la vida de Alphonso corra peligro.

Mientras ríen y aplauden sin sentido actuaciones que no ven, los figurantes enloquecen, y nuestro protagonista se enamora. ¿Podrá sobrevivir un hombre bueno a esta espiral sin sentido que es la vida?

La playa de los ahogados

Gerardo Herrero (‘Territorio Comanche’, ‘Lejos del mundo’) también nos traerá un thriller protagonizado por Carmelo Gómez de corte clásico si nos atenemos a la sinopsis: el cadáver de un hombre lleva al inspector Leo Caldas abrir una investigación que le sumergirá en el oscuro ambiente de un pueblo en el que todo el mundo se resiste a hablar y, cuando consigue los primeros datos, comprueba con asombro que todo le lleva en una dirección desesperada. La novela negra de Domingo Villar, publicada en 2009, salta así al cine. Pintaza.


Un monstruo viene a verme

Basada en la novela homónima de Patrick Ness, este drama fantástico relata la emotiva historia de Conor, un chaval de 12 años que afronta la enfermedad de su madre con la ayuda de un monstruo. El realizador de El orfanato y Lo imposible, dos de las cintas españolas más taquilleras de la última década, completa con este filme su trilogía sobre las relaciones maternofiliales y estará protagonizada por Felicity Jones, Sigourney Weaver, Liam Neeson, Toby Kebbell y el joven Lewis MacDougall.
El cineasta catalán ha confiado una vez más en el equipo técnico que le acompañó en sus éxitos anteriores y cuenta con los mismos efectos especiales que se emplearon en la trilogía de El señor de los anillos, conocida en el gremio como performance capture, una técnica de grabación habitual en la industria de los videojuegos. Habrá que esperar hasta otoño de 2016 para corroborar el buen estado creativo del realizador español, reconocido internacionalmente.    


Parte de la industria estadounidense quedó gratamente sorprendida por El orfanato, pero la confirmación de sus posibilidades en Hollywood quedaron constatadas con las nominaciones a los Globos de Oro y a los Oscar que obtuvo en 2004 la película protagonizada por Ewan McGregor y Naomi Watts.   Además, Bayona fue uno de los directores elegidos por Showtime para dirigir Penny Dreadful, serie de terror con toques de realidad y erotismo muy bien recibida por la crítica. Un género en el que repetirá una vez más,  si se confirma su participación, en la segunda parte de Guerra Mundial Z.

Fuentes: EuropaPress – HobbyConsolas – Antena3 

NOCTURNA FESTIVAL 2015 [ESPECIALES]


El Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid, Nocturna 2015, presentó en los Cines Palafox de Madrid los primeros títulos que podrán verse en ésta nueva edición que se celebrará del 25 al 31 de mayo. ‘Horns’ inaugurará el certamen y contará con la presencia de su director Alexandre Aja, que recibirá el Visionary Award.

La sección Oficial Fantástico presentará títulos como “Infini” (Shane Abess, 2015), un film de ciencia ficción en el que un equipo de elite deberá rescatar al único superviviente de un accidente biológico en una estación minera; “June” ( L Gustavo Cooper, 2015) que nos presentará la historia de una niña huérfana que es poseída por un ente sobrenatural que quiere acabar con la humanidad; o “Kill me three times” (Kriv Stenders, 2014) en la que Simon Pegg encarna al asesino profesional Charlie Wolfe quien recibirá un encargo que lo introducirá en una espiral de muerte y venganza.





Dark Visions, la sección mas indie de Nocturna 2015 nos ofrecerá títulos como “III” (Pavel Khvaleev, 2015) en la que cuando una extraña epidemia asola una aldea europea, una mujer tratará de salvar la vida de…



…su hermana a través de una serie de rituales que la llevaran a un nuevo mundo dentro de su mente donde tendrá que erradicar sus miedos mas profundos. “Hellmouth” (John Geddes, 2014) nos devolverá a las películas de género de los años 50 con la historia de un enterrador que viajará hasta el infierno para salvar el alma de una bella mujer.

Madness la sección oficial que acoge las emociones mas fuertes de Nocturna nos ofrecerá títulos como “Lost after dark” (Ian Kessner, 2014), todo un homenaje a los salseros de los 80 en la que un grupo de adolescentes se enfrentarán a un sádico asesino caníbal. También se podrá ver “Headless” (Arthur Culliper, 2015) el slasher que se podía ver en “Found” (la película fue presentada en el festival el año pasado) y en la que simulando un slasher perdido realizado en 1978 nos presenta a un asesino enmascarado que se deja llevar por una espiral de canibalismo, asesinato, y necrofilia.


Dentro de la sección Panorama podrá verse “Monsters: Dark Continent” (Tom Green, 2014) que transcurre siete años después de los hechos del film de Gareth Edwards. Las zonas infectadas se han extendido por todo el mundo mientras la humanidad lucha por su supervivencia.

Robert Englund (Glendale, California), conocido mundialmente por interpretar el papel de Freddy Krueger en “Pesadilla en Elm Street”, película que se proyectará en el Festival con motivo de los 30 años de su estreno en nuestro país, recibiría el premio Maestro del Fantástico, y además presentará el estreno español de sus dos últimas películas. En la sección Panorama veremos “The Last Showing” (Phil Hawkins, 2014) en la que Englund interpreta a un proyeccionista que tras ser despedido decide vengarse convirtiendo a una pareja de espectadores en los involuntarios protagonistas de su película de terror. Y en la sección Oficial Madness se verá “Fear Clinic” en la que Robert Englund da vida a un doctor trata de curar las fobias de sus pacientes con medios muy poco ortodoxos.

En Radio MKC (Més Que Cinema) tuvimos ocasión de entrevistar a Luis Rosales Diz, director del Festival Nocturna. Aquí tenéis el podcast completo del programa:

http://enacast.com/iframe/89061

Cines Palafox (Madrid)

Situado en pleno centro de Madrid, no sólo es uno de los clásicos cines de referencia de la capital, sino que además es un espacio idóneo para la organización de un evento como Nocturna Madrid. 

Está ubicado en pleno Barrio de Chamberí, en el número 15 de la Calle Luchana, con acceso directo a los transportes públicos de la capital.

Tiene un amplio Hall y tres salas con pantallas de grandes dimensiones. La sala principal cuenta 800 butacas, y las otras dos cuentan con 250 butacas cada una.


SECCIONES:

EN COMPETICIÓN

NOCTURNA OFICIAL FANTÁSTICO (NOFC)

La sección oficial del Festival alberga todo tipo de variantes del género, de la ciencia ficción al terror, thriller, animación, etc. (Ver premios)

NOCTURNA DARK VISIONS (DARK)

Sección competitiva dedicada a las propuestas más innovadoras y transgresoras del género fantástico. (Ver premios)

NOCTURNA MADNESS (MAD)

Sección competitiva cuyas películas destacan por su violencia y/o humor negro convirtiendo la sala en una auténtica fiesta.  (Ver premios)

SHOTS (Sección Oficial de Cortometrajes)

Sección competitiva de cortometrajes en la que se otorgarán dos premios con el sello SHOTS. (Ver premios)


FUERA DE COMPETICIÓN

INAUGURACIÓN & CLAUSURA

Títulos especiales, por su interés o dimensión, que abren y cierran cada edición del Festival.

MAESTROS DEL FANTÁSTICO (MDF)

Sección de homenaje a figuras significativas del mundo del cine de género en reconocimiento al conjunto de su trayectoria.

NOCTURNA PANORAMA (NOFP)

Sección que acoge, fuera de competición, las mejores y más interesantes producciones internacionales de género fantástico.

NOCTURNA PREMIERE (NPRE)

Las últimas producciones españolas de género tienen su cabida en esta sección, con presencias destacadas del equipo artístico y/o técnico.

NOCTURNA CLASSICS (NCLA)

Esta sección retrospectiva acoge las películas que ya se han ganado un lugar en la historia del cine fantástico internacional.

Premios

NOCTURNA OFICIAL FANTÁSTICO (NOFC)

Dentro de la NOFC se otorgarán los siguientes premios con el sello NOCTURNA:

Premio Nocturna “Paul Naschy” a la Mejor Película
Premio Nocturna al Mejor Director
Premio Nocturna al Mejor Guión
Premio Nocturna a la Mejor Interpretación
Premio Nocturna a la Mejor Fotografía o Efectos Especiales

NOCTURNA DARK VISIONS (DARK)

Se premia la mejor película de la sección.

Premio Nocturna Dark Visions

NOCTURNA MADNESS (MAD)

Se premia la mejor película de la sección.

Premio Nocturna Madness

PREMIOS DEL PÚBLICO & SHOTS (Sección Oficial de Cortometrajes)

El público de Nocturna decide, mediante votación popular, los siguientes premios:

Premio del Público a la mejor película
Premio SHOTS al Mejor Cortometraje de Género Fantástico Nacional
Premio SHOTS al Mejor Cortometraje de Género Fantástico Internacional

PREMIOS DE HOMENAJE

Premio Nocturna Maestro del Fantástico
Premio Scifiworld Hall of Fame



HISTORIA DE "MIS" OSCARS (VOL. III – AÑOS 00) [ESPECIALES]


Tras la resaca de los Oscars y vuelta a la normalidad después de celebrar como un loco la victoria de ‘Birdman’ en la gala de este año, regreso con el tercer volúmen y último (hasta este momento) de “MIS OSCARS”.


Es la ocasión de repasar la década 2000-2009, y como siempre, con varios errores por parte de los académicos. Pasemos a ello, pues…


 


2000.

MEJOR PELÍCULA: “AMERICAN BEAUTY” (Sam Mendes, 1999).


Este fue uno de esos años en los que se disputaban el premio a MEJOR PELÍCULA ejemplos bastante potentes e importantes, aunque sí, estaba claro, Sam Mendes se alzó con la victoria por analizar y desmenuzar de una manera magistral el sueño americano. La película retrata numerosos temas, como el existencialismo, el amor, la inseguridad, pero sobre todo la belleza, y todo ello desde el punto de vista de unos personajes que rezuman apariencia por los cuatro costados. Kevin Spacey realiza una de las interpretaciones más magistrales que el cine nos ha regalado, destacando su ironía y su sarcasmo como hacía años que no se veía en pantalla. Tremenda crítica a la sociedad occidental norteamericana y con un currículum soberbio, pero como esto va de Oscars, destacar sus 5 galardones (incluido el propio Spacey) de 8 a los que optaba. Si eso no es éxito en una edición de los Oscars, que venga James Cameron y lo vea.

PD: Michael Mann con “El dilema” también se merecía muchísimo reconocimiento ese año. Otra de esas injusticias cometidas por parte de la Academia.
 



2001.

MEJOR PELÍCULA: “GLADIATOR ” (Ridley Scott, 2000).


Tengo que reconocer mi debilidad por Ridley Scott, a pesar de sus previos bodrios. Lo cierto es que llevaba mucho tiempo a la deriva después de ofrecernos cosas como “1492″ o “La teniente O’Neil”. Sin duda, fue un resurgimiento del director, que vio como corría el viento a su favor, gracias a la épica que nos regalaba con esta obra sobre un general que por circunstancias y por fuerza debe convertirse en gladiador para buscar venganza personal.
En este proyecto tan ambicioso de Ridley son innegables sus influencias, como lo son “Ben-Hur” (William Wyler, 1959), con esa escena de las cuádrigas en el coliseo, memorable, o “Espartaco” (Stanley Kubrick, 1960), película que ya había tratado el tema de los gladiadores.
En definitiva, un espectáculo con una fuerza visual imponente y una épica de antaño revisitada, hacen de “Gladiator” un título imprescindible en el altar de GRANDES OBRAS DEL SÉPTIMO ARTE, aunque peque de un guión demasiado hollywoodiense.
 

Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, comandante de las tropas del norte, general de las legiones Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada, y alcanzaré mi venganza, en esta vida o en la otra.” Es recordar esta escena y los pelos como escarpias.


2002.

MEJOR PELÍCULA: “UNA MENTE MARAVILLOSA” (Ron Howard, 2001).


Parece ser que en lo que corresponde a estos primeros años, la Academia y yo nos encontrábamos muy de acuerdo. Russell Crowe ya demostró mucho en “Gladiator“, pero con esta película volvió a superarse, si cabe. Crowe se mete en la piel del Premio Nobel de Economía John Forbes Nash, retratando sus comienzos como excelente matemático, hasta que le diagnostican esquizofrenia paranoide, afectando ello a todo su entorno.
En general, la película fue bien recibida por la crítica y por el público, pero hay muchos que criticaron el hecho de que introdujeron momentos de su vida que no eran tal y cómo se describen en la película. Pero bueno, el cine es eso en muchas ocasiones, ficción pura y dura.
Aún así, me parece una peli muy digna y que merece revisionarse de vez en cuando. Se llevó para casa 4 Oscars.

PD: Jennifer Connelly nunca ha estado tan hermosa.
 



2003.

MEJOR PELÍCULA: “CHICAGO” (Rob Marshall, 2002).

MERECIDO PARA: “EL PIANISTA” (Roman Polanski, 2002).


Me acuerdo cuando semanas atrás, en mi 2ª edición de MIS OSCARS, atacaba a “Shakespeare in love” por imponerse a obras magnas del séptimo arte, como lo eran las de Steven Spielberg o Terrence Malick. Bueno, pues este año me resulta un “dèjá vu”. Me pareció otra tomadura de pelo absoluta. Que sí, que el musical de Rob Marshall será todo lo vistoso que queráis, pero creo que la vergüenza ajena que producen los personajes es alarmante y supera con creces a la vistosidad de la puesta en escena. La peli contaba con una friolera de 13 nominaciones (un escándalo), llevándose 6 estatuillas (sí, otro escándalo).
Mientras que Roman Polanski se tuvo que contentar con 3, justas, por otra parte, hay que ver el ninguneo que se le otorgó en esa gala de los Oscars. En Cannes, que parece ser que a veces tienen más gusto, la premiaron con la Palma de Oro. Quizás por ello en los Oscars pasó algo más desapercibida. El holocausto queda reflejado de una manera veraz y cruda a través de los ojos de Adrien Brody, retratando al músico polaco Wladyslaw Szpilman. De hecho, está basada en sus memorias.
Es emotivo ver cuando citan el nombre de Roman Polanski en la categoría a Mejor Director y toda la platea se pone de pie mientras rompen en aplausos. Recordemos que fue acusado de abusos sexuales y extraditado. Hace años que no pisa EEUU.
 



2004.

MEJOR PELÍCULA: “EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: EL RETORNO DEL REY” (Peter Jackson, 2003).

MERECIDO PARA: “MYSTIC RIVER” (Clint Eastwood, 2003).


Que conste que soy un fanático de la trilogía de Peter Jackson y que me pareció que hizo un gran favor a la obra magna de Tolkien, pero su error (para mi) fue darse de frente con la mejor obra de Clint Eastwood hasta la fecha.
Peter Jackson rompió récords llevándose las 11 estatuillas a las que estaba nominada su película. igualando en galardones a “Titanic” y a “Ben-Hur”. Y no me equivoco si digo que es la mejor de la trilogía, empatando ligeramente con la de Las Dos Torres, pero no, es que Clint Eastwood dio en la diana con una obra oscura, perversa, turbia y realmente triste. Una obra, que a pesar de lo truculento del argumento, no puedes apartar la vista. Te coge y no te suelta. Y gran parte de ese mérito, además de la atmósfera y la música conseguidas por nuestro tito Clint, se debe a las grandes interpretaciones de Sean Penn y Tim Robbins, dos actores que consiguieron llevarse el Oscar por Mejor Actor y Mejor Actor Secundario respectivamente. La película está basada en una novela de Dennis Lehanne, autor que nos es familiar porque se han adaptado otras obras suyas a la gran pantalla en años posteriores, como es el caso de “Adiós, pequeña, adiós” (Ben Affleck, 2007), con una estética y un trato bastante idéntico y “Shutter Island” (Martin Scorsese, 2010), una obra muy sobrevalorada, bajo mi opinión, por mucha atmósfera que tuviera.
Aún así, un año que no me molesta para nada. Adoro las dos por igual. BRAVO.
 



2005.

MEJOR PELÍCULA: “MILLION DOLLAR BABY” (Clint Eastwood, 2004).


Y llegó el premio de consolación para Clint. Lo cierto es que no lo tenía nada complicado viendo con qué películas se repartía el premio. Un insulto fue que tuviera que vérselas con ellas, aunque sí que es verdad que se podrían salvar “Finding Neverland” (Marc Forster, 2004) o “Ray” (Taylor Hackford, 2004). A pesar de suscitar ciertas críticas por la justificación de la eutanasia, la película de Clint Eastwood recibió un aplauso unánime por parte de la crítica y del público, haciéndose con 4 galardones principales, destacando los de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz Principal para Hilary Swank. Casi ná.

Mo Cuishle” nunca sonó tan desgarrador.


2006.

MEJOR PELÍCULA:  “CRASH” (Paul Haggis, 2004).

MERECIDO PARA: “BROKEBACK MOUNTAIN” (Ang Lee, 2005).


Una de cal y otra de arena. Así es esto. Paul Haggis brilló aquella noche con un drama coral (qué larga es la sombra de Robert Altman) sobre los problemas sociales, ciñéndose bastante en la tensión racial. La película pretende concienciar, eso está claro, pero es demasiado artificial y está ausente de cualquier sentimiento, ya sea bueno o malo, incluso en los momentos clave de la película. La realización es potente, no lo discuto, muy al estilo de “Traffic” (Steven Soderbergh, 2000), pero al igual que esta última, no sólo vale con despuntar con un montaje rompedor e innovador, hay que pedir mucho más.
Paul Haggis ya venía bajo la protección de Clint Eastwood tras haber realizado el guión de “Million Dollar Baby”, ganadora del Oscar el año pasado. De todos modos, no le voy a quitar mérito, porque siendo un tío casi recién llegado, derrotó a gente como Steven Spielberg o George Clooney. Sí, inaudito en unos Oscars.
Y sí, estaba claro que fue un año muy bueno para el cine, con muchos biopics y muchas historias basadas en hechos reales verdaderamente impactantes, pero he de reconocer que la película de Ang Lee, tan simple en su argumento, es puro cine. La historia de dos cowboys que se enamoran debido a las circunstancias de la vida y por fuerza mayor, es una de las historias más desgarradoras del cine moderno. Con una estética muy similar a “Los puentes de Madison” (Clint Eastwood, 1995), la película fue muy difícil de rodar para los protagonistas Jake Gyllenhaal y Heath Ledger. Hay muchas anécdotas de ello pululando por internet, así que lo dejo como dato para el/la interesad@. Un año decepcionante en cuanto a premios y un claro robo por parte de la Academia. Estos yanquis, cómo son…

PD: Ved la cara de sorpresa de Jack Nicholson cuando da por ganadora a “Crash” en vez de la película de Ang Lee.
 



2007.

MEJOR PELÍCULA: “INFILTRADOS” (Martin Scorsese, 2006).

MERECIDO PARA: “BABEL” (Alejandro González Iñárritu, 2006).


Es una pena ver que han tenido en cuenta a Iñárritu demasiado tarde y con una película, que a mi parecer, es una originalidad, sí, pero con la que no merecía ganar el Oscar. Sólo fue premiada por la BSO de Gustavo Santaolalla y me pareció de auténtico juzgado de guardia.
La película de Martin Scorsese estaba basada en una película de 2002, llamada “Juego sucio”, y si bien crep que merecía los galardones a Mejor Montaje y Mejor Guión Adaptado, no me parece justo que se coronara como la gran vencedora aquella noche. De todos modos, que conste que no la catalogo como una mala película, de hecho recibió estupendísimas críticas y me pareció un ejercicio de cine inconmensurable, pero es que viniendo de la mano de Scorsese tampoco es una gran sorpresa. El complejo guión hace el resto, dotando a la película de una forma y una estética inclasificables a la par que estimulantes. Y deja buen sabor de boca, pero no, creo que la de Iñárritu es una película casi colosal.
Iñárritu  cierra con ella su “Trilogía de la Muerte”, junto con “Amores perros” (su ópera prima) y “21 gramos”, aunque nos conformaremos con ese Globo de Oro a Mejor Película de Drama. La historia es una sucesión de situaciones y personajes conectad@s entre sí, con una maestría de la que solamente Iñárritu es capaz. Se nota que es un perfeccionista tremendo, porque cada toma y cada plano es ARTE.
 



2008.

MEJOR PELÍCULA: “NO ES PAÍS PARA VIEJOS” (Joel/Ethan Coen, 2007).


Un año muy variado, sí señor, pero la mejor película de los Coen hasta la fecha, se desmarcaba por completo del resto. Una película rara, turbia e inclasificable pegaba fuerte y fue aplaudida por la crítica unánimemente.
La película se centra en la odisea de un cazador que se encuentra con un botín y un cargamento de heroína. Tras ello será objeto de nuevos avatares en su camino.
A su vez es una obra basada en la novela de Cormac McCarthy, reconocido como uno de los mejores y más grandes escritores vivos. Su última colaboración fue con Ridley Scott como guionista en la infravaloradísima “El consejero”.

PD: Atentos al papelón que se marca Javier Bardem.


2009.

MEJOR PELÍCULA: “SLUMDOG MILLIONAIRE” (Danny Boyle/Loveleen Tandan, 2008).

MERECIDO PARA: “MI NOMBRE ES HARVEY MILK” (Gus Van Sant, 2008).


Otro año en el que nos tomaron el pelo de una manera tremenda. “Slumdog Millionaire” es espectáculo y goce para los sentidos, o eso dicen. Yo no encuentro ni lo uno ni lo otro, a pesar de tener escenas que realmente son visualmente bien cuidadas, pero como ya he dicho antes de Scorsese, con Danny Boyle tampoco es una gran sorpresa. Es un tío que conoce mucho el tema, pero creo que 8 Oscars de 10 es demasiado para una película de ese calibre.
Lógicamente es una película que suscitó diversas controversias, entre las que destacaban las declaraciones que afirmaron en India de que Boyle retrataba la pobreza acompañada de un morbo alarmante y sobre todo por la forma en la que describían a los lugareños, denunciándolo como una violación de los derechos humanos. Resumiendo, trivialidad por doquier.
En cambio, Van Sant realizó uno de los biopics más emotivos y necesarios para la comunidad gay que se recuerdan hasta el día de hoy. Sean Penn hace una radiografía del político Harvey Milk, defensor de los derechos civiles de los homosexuales, de matrícula de honor.
Si bien es cierto que Van Sant parece que pretende canonizar a su principal personaje, creo que lo hace desde la admiración y desde el respeto. No sé, yo la he visto unas cuantas veces y me sigo emocionando como la primera vez. Ah, sí, Sean Penn se alzó con el Oscar a Mejor Actor.
 



Bueno, ha sido un placer compartir mis opiniones y mis gustos sobre estos años que he ido desgranando poco a poco. Espero que hayáis disfrutado de la experiencia. Yo mucho. Nos vemos en breve. Hasta más ver.

PD: Para l@s interesad@s que aún no han ojeado mis antiguas entradas sobre MIS Oscars, ahí van. De nada.
 
 

MIS OSCUROS PASAJEROS: EL JOKER [ESPECIALES]


¿Por qué nos sentimos irremediablemente atraídos por los villanos en el cine? ¿Qué tienen que los hace ser tan seductores, enigmáticos y tremendamente interesantes? Puede que sea la poderosa fuerza que los ha hecho traspasar el límite de la moralidad, cruzar esa línea que separa la supuesta normalidad que concebimos como realidad para adentrarse en el sendero más oscuro del ser humano. El cine ha plasmado lo más recóndito de la mente humana a través de multitud de personajes que han soportado la carga del mal como un castigo, una redención o una liberación hacia sus propios sueños. Mientras que nosotros, desde nuestra “normalidad” vemos que esa liberación es más bien una pesadilla. Pero la pregunta es: ¿Por qué nos gustan los villanos? 

Tal vez por esa falta de escrúpulos, de total sensación de libertad a la hora de destruir, crear o vivir. Sin moralidad, sin explicaciones, sin concesiones. Reflejan en muchas ocasiones el anhelo que tenemos de conseguir todo aquello que por los cánones normales jamás podríamos alcanzar. Pero para protegernos de esos “monstruos” los hemos disfrazado de asesinos, enfermos mentales o delirantes criaturas cinematográficas. Por esa atracción hipnótica que sentimos hacia esos tremendos personajes, comenzamos hoy una nueva sección que esperamos que os guste tanto como a nosotros realizarla. Vamos a ir recuperando a aquellos personajes que han ido poblando nuestras más perversas pesadillas y sueños imposibles. Esos míticos villanos de cine que han sabido ganar nuestra simpatía a lo largo de la historia. Delirios de grandeza, poder, sangre, muerte, horror y un sinfín de maldades dignas de las mejores epopeyas. Sentaros cómodos, no miréis atrás, cerrad puertas y ventanas. Quizás alguien os esté observando… Hoy: El Joker. Es cruel, ácido,mordaz, impredecible y…



“No te voy a matar porque me divierto mucho contigo.”

No tiene ningún aprecio por los hombres. Le da igual matar a uno que a cien mil, que sea a tiros o a bombazos, que mueran niños o ancianos. Tampoco le interesa el dinero, lo único que le seduce es el mal por el mal, lo único que pretende es crear caos y divertirse viendo como Batman intenta evitarlo.


“Utilizo un cuchillo porque las armas de fuego son demasiado rápidas.”

Aunque el maléfico Joker sí que tiene una predilección: le gustan los cuchillos porque con uno de ellos le cortaron la boca provocándole una macabra y eterna sonrisa. Tal vez fue eso lo que le llevó a la locura. Pero no sufre una locura descontrolada, sino muy bien dirigida. Sabe qué hacer perfectamente en cada momento para salir victorioso frente a la policía y frente a Batman en su intención de que el mal domine Gotham. Es el contrincante más audaz y conocedor del comportamiento humano de cuantos hayan luchado contra los que defienden el bien y la justicia. En más de una ocasión, por ejemplo, deja su vida en manos de Batman porque sabe que nunca lo matará a sangre fría debido a su incorruptible moral.


“Instaura una pequeña anarquía; altera el orden establecido, y todo se convierte en caos. Soy un agente del caos. ¿Y sabes algo del caos? es justo.”

Aunque, a veces, sus endiablados juegos nos salen como él tiene planeado. Como cuando pone unas bombas que pueden ser activadas a distancia en dos barcos y a la gente que va en el primero, repleto de mujeres, niños y ancianos, les da el activador del segundo, en el que van un grupo de presos, y viceversa. La diversión consiste en ver quiénes escongen en activar las bombas primero. Pero la artimaña de el Joker sale mal y ninguno de los dos grupos aprieta el detonador. No porque piensen en hacerlo sino a que nadie quiere vivir con la carga de haber matado a un centenar de personas.


“La gente cuando está a punto de morir se muestra tal y como es. Así que, en cierto modo, yo llegué a conocer a tus amigos mejor que tú”.

En su particular lucha contra Batman no logrará vencer y el bien y el orden se impondrán sobre el mal y el caos. Aún así, lo que sí que conseguirá Joker será sacar a relucir la parte más oscura de la condición humana: si las circunstancias les son adversas, la mayoría de las personas sucumben ante la maldad.


“Soy un hombre de gustos sencillos, me gusta la dinamita, la pólvora y la gasolina. ¿Y sabes que tienen en común? Que son baratas”

Han existido muchos Joker, tanto en cine como en televisión. Pero entre la terna de Cesar Romero, Jack Nicholson o Heath Ledger, nos quedamos sin duda con el poder de seducción caótica del último. Este Joker payaso, psicópata y esquizofrénico que carece de empatía. Así lo definió el propio Ledger y no paró hasta convertirse en una sombra de sí mismo; demasiado perfecto, demasiado unido a su asesino.


“La locura, como bien sabes, es como la gravedad. Basta con un pequeño empujón. Ja ja ja ja ja.”