STAR WARS THE FORCE AWAKENS [CINE]


Han pasado meses, un tiempo prudencial para tener la cabeza fría y el corazón tranquilo para poder hablar del fenómeno global que ha supuesto ‘El despertar de la Fuerza’ entre todos los cinéfilos, amantes de Star Wars, neófitos o simplemente seguidores de esta fascinante saga galáctica. Mucho se ha dicho, leído, discutido, analizado y debatido. La sangre en algunos casos y foros ha llegado a las calles virtuales de las redes sociales. Creemos, aunque nadie nos lo haya pedido pero el cuerpo nos lo pide, que nos toca a nosotros, humildes cinéfagos, poner nuestro granito de arena o grano en el culo (según se mire cuando acabéis de leer este post) sobre el film de marras que tanto amor (odio) ha suscitado entre los warsies y los espectadores en general.
 
J.J. Abrams tenía en sus manos el mayor regalo que el cine de los últimos 40 años podía entregar a un director visionario, audaz y capaz de levantar sagas muertas (‘Star Trek’, ‘Misión Imposible’) y creador de fenómenos audiovisuales como ‘Perdidos’ o ‘Alias’. De Abrams siempre se ha dicho que…

(más…)

Anuncios

GREEN ROOM [CINE]


 

Alabada por Cannes, ganadora de diversos premios en Festivales de Cine Fantástico (algo curioso cuando no existen elementos fantásticos en el film) y con un aura de film transgresor, por fin llega a España ‘Green Room’, un título con muchas connotaciones y más fama que contenido. Bien es cierto que quizás algunos sectores de la crítica hayan ensalzado esta tercera película de Jeremy Saulnier por los varios mensajes subliminales (algunos) que contiene. Pero su más destacado factor es el uso de la violencia y cómo la muestra en pantalla en detrimento de las premisas que en un principio plantea.
 
Lo que se presenta como un thriller de supervivencia en el que una banda de música punk acaba tocando en un evento de neonazis se torna en…

TOM HANKS: CUMPLE 60 AÑOS DE INCOMBUSTIBLE CINE [NOTICIAS]


El 9 de julio de 2016 Tom Hanks cumple 60 magníficos años. Y lejos de acomodarse en los laureles (y con razón) o meterse en productos sencillos y de chequera en blanco para pagarse su merecida jubilación, el incombustible actor  sigue en la brecha y aun ritmo endiablado. Con cinco nominaciones a los Oscars y dos premios (‘Forrest Gump’, ‘Philadelphia’) Hanks no ha bajado el ritmo o la calidad de sus trabajos. En los últimos 15 años nos ha regalado papeles como el de ‘Capitán Phillips’, ‘Naúfrago’, ‘El código DaVinci’, ‘Tan fuerte, tan cerca’, ‘El puente de los espías’, ‘Al encuentro de Mr. Banks’ o la peculiar ‘El atlas de las nubes’.



¿Y ahora Mr. Hanks? Pues nada mejor que…



…celebrar sus geniales 60 castañas con la noticia de sus esperados trabajos para la gran pantalla. Y viene fuerte. Cinco largometrajes y un doblaje muy deseado son los siguientes proyectos ya rodados o en fase de pre-producción que cuenta en su cartera el polifacético actor nacido en 1956. 


Repasemos lo que nos tiene guardado el señor Hanks para los próximos dos años en el cine. ¿preparados?


  • ITHACA: el reencuentro entre dos actores que formaron pareja romántica cinematográfica durante años (pese a rodar solo tres films juntos, ‘Joe contra el volcán’, ‘Algo para recordar’ y ‘Tienes un email’) y que supone la nueva colaboración tras casi 20 años desde su último trabajo juntos. El film es un drama con el trasfondo bélico de la II Guerra Mundial donde Meg Ryan debuta como directora. Una nueva oportunidad para volver a ver si esa magia en las miradas de ambos sigue en sintonía. Sin fecha de estreno en España.

  • ESPERANDO AL REY: el inclasificable Tom Tykwer (‘El atlas de las nubes’, ‘Corre, Lola, corre’ o ‘El perfume’) dirige esta comedia donde Hanks interpreta a un comercial que recorre toda Arabia en busca de un monarca para cerrar un negocio. Pinta bien a priori y ver a Tom en la comedia siempre es un punto a favor. Quizás Tywker no sea el más apropiado para estas lides, pero las localizaciones y la singular historia pueden darnos una sorpresa. Estreno 1 julio 2016.

  • EL CÍRCULO: poco se sabe de este film de ciencia ficción donde Hanks comparte pantalla con Emma Watson y John Boyega. Dirige James Ponsoldt sobre la novela de Dave Eggers (‘Donde viven los monstruos’). Sin fecha de estreno.

  • INFERNO: tercera incursión de Tom Hanks en el universo de Dan Brown bajo la piel del doctor Robert Langdon. Tras ‘El código Da Vici’ y ‘Ángeles y demonios’ Ron Howard repite tras la cámara en la que supuestamente veremos al personaje de Brown dando el do de pecho en cuanto a escenas de acción. La trama…pues como en estos casos, intriga, Italia y ‘La divina comedia’ como eje central. Comparte reparto con Ben Foster y Felicity Jones. Estreno 14 octubre 2016.

  • SULLY: sin duda su film más esperado. Primero por su historia, donde Hanks interpreta al capitán aéreo Sullenberg, que pudo aterrizar su avión de pasajeros y salvando a todo el pasaje sobre el río Hudson cuando el aparato caía sin control. Pero una investigación sobre el suceso parece que enturbia la reputación de este imprevisto héroe. Y segundo por quién dirige: Clint Eastwood, palabras mayores. Será una gozada la unión de estos dos colosos que desde hace años deseaban trabajar juntos. Todo un festín para los amantes del buen cine. Fecha de estreno 4 noviembre 2016.

Y para rematar este festival de buenas noticias, la deseada y ansiada cuarta parte de ‘Toy Story‘, donde Hanks volverá a poner voz a Woody. Esta secuela tiene su fecha de estreno para 2018.

Unos felices 60 añazos que Tom Hanks celebra a lo grande y como sólo él sabe: haciendo buen cine.


INDEPENDENCE DAY: CONTRAATAQUE [CINE]


La temporada de verano en cuanto a blockbusters está siendo bastante aburrida, decepcionante y anodina. Algo normal, pues los films revienta taquillas a los que estamos acostumbrados en estas fechas suelen ser así. Pero este año venían con la etiqueta de grandes esperanzas por tratar de sacudir un poco este letargo soporífero que es la estación estival. Pues queridos lectores, debemos seguir esperando el estreno de ‘Escuadrón suicida’ como agua de Mayo pues el hastío sigue reinando en estos pelotazos veraniegos en las salas de cine. Si hace unas semanas se nos caían los lagrimones (por decepcionante que no por emocionante) con la esperada secuela de ‘Buscando a Dory’, y no hace mucho más queríamos sacarnos los ojos a lo vivo mientras veíamos ‘Dioses de Egipto’, con este impostado blockbuster de la factoría Roland “Cómo me gusta destruir el mundo” Emmerich, no iba a ser menos, ‘Independence day: contaataque’ no defrauda: es tan mala, vacía, sosa, repetitiva y descabellada como uno podría esperar.
 
Muchas ansias no había por ver 20 años después un film que en su momento causó el taquillazo que…
 
 
 


 
…causó (aún nadie sabe porqué este suceso, o tal vez fuera que también por aquella época las ‘Space Girls’ eran número uno en ventas…el mundo estaba chungo, si) pero uno siempre está preparado para asumir que este tipo de films es simple pasto de palomitas, doritos, perritos calientes o medio costillar de cordero según el bar que haya en el multicine. No es un cine que engañe, promete piruetas, giros imposibles, muchas explosiones, frases de macho alfa y ningún sentido racional en el guión. No hay donde aferrarse para tratar de empatizar con la historia que vimos hace dos décadas. Ni tan siquiera un rostro conocido que nos provoque la media sonrisa como hubiera sido volver a ver al personaje de Will Smith. Debemos conformarnos con varias sombras del pasado (Goldblum y Pullman) que tratan inútilmente de crear una conexión inexistente entre lo que se ve en la pantalla y el espectador, que durante la primera hora sigue devorando sus doritos mojados en güacamole.
 
 
 
Emmerich no va a sorprender a nadie. Nunca ha sido ese su juego. Su cine es de evasión, por supuesto. Y sabe las reglas. Pero eso no es óbice para dar al menos un par de toques a la máquina de escribir o al teclado de su ordenador para construir un par de frases lógicas en el guión, alguna trama que merezca la pena, una o dos escenas con enjundia o…¿por qué no? Una historia que transmita algo más que demostrar lo bestia que son los chicos de los FX que tras 20 años han pasado del Spectrum 28k a tocar casi la realidad virtual. Pero poco más se puede sacar en claro de esta secuela remozada y actualizada de lo que ya aportó en su momento su predecesora (que tampoco es que fuera ‘El séptimo sello’).
 
 
Al cine de acción y aventura se le pide entretenimiento. Bien, aquí al menos te lo ofrecen en ocasiones. Sin embargo, es tal el letargo en el que sume el realizador al espectador durante los 120 minutos de mucho ruido y cero nueces, que uno siente la necesidad repetitiva de mirar su reloj y ver cuánto le queda al pastiche de marras. El elenco de nuevos rostros (Hemsworth, Usher y compañía) nada traducen al visonado de la película y llegan a formar parte de los decorados en casi todo el metraje. Con la carencia de diálogos, tramas, desarrollo que deambula entre una opción u otra es difícil que la poca consistencia del guión pueda sostener un elaborado conjunto de escenas de acción que harán las delicias a los amantes de los videojuegos. Poco más.
 
 
‘Independence day: contraataque’ es simplemente la versión 2.0 de su antecesora. Y aquello de la frase esa de “burro grande…ande o no ande” aquí no cuela. Este burro ni anda ni se le espera que lo haga. No hay avance en la historia, ya que no hay historia. No hay novedad en el guión ya que no hay guión. No hay sorpresa ni motivación como espectador ya que el espectador hace rato que terminó sus doritos y está pensando si meter mano a la bolsa de ganchitos que su compañero de butaca aferra entre sus manos como si no hubiera un mañana.  
 
VALORACIÓN: 4/10

NO INVADÁIS LA TIERRA QUE OS DAREMOS ESTOPA: 29 INVASIONES ALIENS QUE SALIERON MAL Y UNA QUE DA QUE PENSAR [ESPECIALES]


Llega el verano y con el buen tiempo los extraterrestres siempre echan la vista hacia nuestro querido planeta azul con la intención de plantar su sombrilla, meternos sondas anales y abducirnos hasta dominar nuestra civilización. Es lógico, somos el Marina D’Or del Sistema Solar y lo saben. Lo que parece que no les entra en la cabeza, y mira que tienen ejemplos para ello, es que somos una raza un pelín reacia a eso de la dominación global. Ya de por sí nos cuesta entendernos entre nosotros, como seres humanos, como para que vengan de otro sistema interestelar a mangonearnos y querer usar nuestros cuerpos como sustento para sus ansias de perpetuación, o bien como pilas para sus naves o para experimentar con nuestros lozanos y apetecibles cuerpos. O simplemente por el hecho de que tengamos esas estupendas playas y sus conocidos chiringuitos. Por ello, y aprovechando el inminente estreno este verano de la secuela de uno de los mayores ejemplos de invasión extraterrestre en el cine, ‘Independence Day: Resurgence’ (2106), queremos hacer un repaso por aquellos títulos en el cine que nos da buena muestra de cómo las gastamos en el tercer planeta del Sistema Solar. 


Somos una raza tan…





…genuina que nos creemos los reyes del mambo, somos el ombligo del Universo, hasta que algún ser de la galaxia de Andrómeda o de Alfa Centauro o de Raticulí diga lo contrario y de la razón a Stephen Hawking. Mientras tanto, el cine ha dado buena cuenta del sentido de unión y hermandad que surge cuando nuestros cielos se ven invadidos de platillos volantes, nuestras calles rebosan de seres balbuceantes y ávidos de sangre humana y nuestra sociedad se convierte en el patio de recreo de perversos (en muchos casos) aliens que desean tan solo nuestros recursos naturales para su propia supervivencia. ¿Qué nos costará hacerles un hueco en la Antártida…por ejemplo? ¿O en Albacete…que cada día está más vacío?

En fin, sea como sea, durante casi cien años el cine ha ido mostrando cómo sería una invasión planetaria. Cómo seríamos invadidos, sometidos y atacados en todas sus fases. Sabemos que nos observan, que ambicionan nuestra forma de vida, nuestro oxígeno, árboles y sobre todo a nuestras mujeres (que obsesión por las rubias…). Desde que miramos al cosmos tenemos la certeza de que vendrán. Y sobre todo, y eso es lo que más nos fastidia, que son más inteligentes que nosotros. Aunque eso es discutible, pues si nos conocieran de verdad no vendrán aquí.


Esta pequeña muestra de cine de extraterrestres la enfocamos a esas invasiones que vinieron (y vendrán) de otros sistemas planetarios, de recónditos lugares más allá de las estrellas. Pero casi todas, por no decir que todas, tienen un mismo nexo entre ellas: salieron mal. ¿La razón? Fácil, somos muy brutos en la Tierra. Nuestro hombre de Cromagnon sale a relucir en cuanto nos tocan el planeta. Nuestro sentimiento de Xenofobia sale con todo su esplendor cuando hablamos de invasiones aliens. Esta palabra, Xenofobia, puede resultar políticamente incorrecta, pero creemos que viene bien en los tiempos que vivimos, llenos de intolerancia, prejuicios y valores perdidos entre nosotros mismos, para que sirva de metáfora en estos ejemplos que el cine ha venido a mostrarnos a lo largo de la historia.

Las invasiones aliens no son otra cosa que metáforas de nuestros propios miedos a lo desconocido, al extranjero, al que viene de fuera. Pero el cine, más tradicional que didáctico, ha preferido tomar siempre la visión del extranjero que llega para imponer, destruir y dominar al resto del mundo. Es nuestra retorcida forma de entender el mundo que nos rodea y muchas veces de justificar que el bien de la mayoría es lo primordial. 


Metáforas aparte y después de este desvarío pseudo-filosófico, os dejamos nuestro listado de esas invasiones que hemos padecido durante estos años. Hemos aprendido a unirnos, a encontrar soluciones para combatir al malvado alien, hemos sobrevivido a exterminios globales y resurgido de nuestras cenizas para convertirnos en la resistencia que derrotase a los malévolos extraterrestres. Ellos han llegado de diversas formas, en naves, en sondas, en vainas, en esporas, a través de otras formas y quién sabe si ya están entre nosotros…incluso ahora mismo, mientras lees estas líneas. Quizás esa señora que hace croquetas en la cocina a la que conoces como mamá es un ser de otra dimensión que viene de avanzadilla y su bechamel es la primera de sus armas dominadoras globales…

Están entre nosotros…quizás, pero mientras tanto, vigilad los cielos.

ESOS VIEJOS MARCIANOS Y SUS LOCOS PLATILLOS: 

La guerra fría, el miedo nuclear y que los EEUU ya eran los reyes del chiringuito hicieron de los extraterrestres, aliens o marcianos el foco donde apuntar todos sus miedos terrenales en forma de alusiones directas o indirectas a los rusos, al extrajero, al desconocido y a cómo tratar a esos seres de brazos alargados y sus metálicas naves espaciales.

  • EL ENIGMA DE OTRO MUNDO (1951) aunque su autoria como director es para Christian Niby, todo el mundo da por hecho que fue el propio productor, Howard Hawks, el que supervisó y dirigió este film de culto donde una estación de radar en el Polo sufre la aterradora visita de un ser de otro mundo. Con un excelente suspense conseguido (a pesar de la criatura, más cercana a Frankestein) es considerada una película de culto y tuvo un genial remake en 1982, ‘La Cosa‘, dirigido por John Carpenter. En ésta, tranquilos que no haremos spoilers, la invasión (individual) se topa con un grave problema…resulta que en esa estación de radar todos son unos cerebritos.

  • ULTIMATUM A LA TIERRA (1951) otro gigante de la dirección, Robert Wise, hizo sus pinitos en la SyFy con este monumental film donde un extraterrestre, con aspecto de vivir en la costa de New Jersey, viene a proponer a la Tierra que se desarme nuclearmente por su bien. Para ello da un plazo de tiempo y pasa los días como huésped con una familia para conocer mejor a los humanos. Eso sí, la nave se la custodia un maromo de metal, Gorth, que con una mítica frase se activa: “Klaatu Barada Nicto”. Pero claro, aquí en la Tierra nos va mucho eso de disparar primero y preguntar después. Pobre Klaatu…qué ingenuo. Por cierto, que como en muchas otras, este film tuvo su remake bajo el mismo título con la infumable versión de 2008. 

  • INVASORES DE MARTE (1953) y otro nombre de leyenda, William Cameron Menzies, director artístico y diseño de producción antes que director pero que tiene sus perlitas como en esta ocasión. El pequeño Jimmy verá desde su ventana como un platillo volante se estrella tras su casa (en EEUU pasa muy a menudo, preguntad a Goyo Jiménez) y descubrirá como poco a poco que todo aquel que se acerca a ese lugar vuelve como si viniera de un fin de semana en Ibiza. Pero claro, esto es EEUU y un niño puede destrozar una invasión marciana con dos lágrimas…¿o tal vez no?. Uno de esos finales con más sustancia que mojar huevo frito a dos manos. Pero claro, Tobe Hooper que se creía la leche en los años 80, se gastó un remake (‘Invasores de marte’ 1986) que hace avergonzarse hasta al diseñador de tangas de Borat.

  • LA GUERRA DE LOS MUNDOS (1953) el technicolor y los años 50 van ligados al nombre del director de esta obra de culto, basada en la inmortal obra de H.G. Wells. Byron Haskin nos brindó la oportunidad de ver la forma de aquellos marcianos que llenaban todo de esporas rojas y se deleitaban con nuestros cuerpos. Hoy parece demasiado kisth pero fue nominada a tres Oscars y ganó uno, F/X. Una película en la que hasta sentimos pena por los pobres marcianitos. Aunque claro, todos recordaréis la obra de Steve Spielberg y su versión de 2005, donde todo era mucho más explícito y deseabas que los marcianos dominaran la Tierra, más que nada por dar una colleja a Tom Cruise.

  • LA TIERRA CONTRA LOS PLATILLOS VOLANTES (1956) así a bote pronto el título no invita mucho a teorizar sobre su argumento, pero la miga está en que sus efectos especiales fueron realizados por el maestro Ray Harryhausen. Dirigida por Fred F. Sears, su mayor atractivo radica en que los invasores (ojito a sus trajes) tienen largas secuencias de destrucción terráquea tras tratar de hablar con los humanos y llegar a un acuerdo de convivencia. Pero una vez más demostramos que para qué hablar si podemos disparar. En este film es donde vemos en su esplendor a los clásicos platillos volantes con escenas memorables.

  • LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS (1956) el duro Don Siegel también hizo sus logros en la Ciencia Ficción con uno de los clásicos más aterradores creados por el guionista Jack Finney. Versionada en muchas ocasiones (‘La invasión de los ultracuerpos’,’Invasión’.’The Faculty’) e incluso superada con una de ellas…tranquilos que no es la de Nicole Kidman, tan canallas no somos. Las vainas, la suplantación de identidades y la alineación de la raza humana como trama principal, hacen de esta truculenta invasión una de las mejores historias de la SyFy…“Usted será el siguiente¡¡¡ Usted será el siguiente¡¡¡” Más que una invasión era una metáfora de la caza de brujas contra el comunismo que en los 50 saturó el cine (no solo el de ciencia ficción).

  • PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR (1959) no podía faltar en esta lista el mítico Ed Wood. Tres años tardó en estrenar la considerada peor película jamás filmada. Bueno, quizás no han visto toda la filmografía de Adam Sandler. Los extraterrestres quieren destruir a los humanos ya que la Tierra posee armas que pueden aniquilar la galaxia. Para ello, convierten a los humanos en zombies asesinos. A priori todo normal…hasta que ves los platillos volantes colgados de hilos y a Bela Lugosi con un cuelgue que ni Pocholo en sus mejores días. Una perlita y un desastre de invasión.

  • EL PUEBLO DE LOS MALDITOS (1960) otro icono de las invasiones, pero en plan baby boom. Donde más nos duele. Como si de una inmaculada concepción global se tratase, todas las mujeres en edad de merecer (como diría mi abuela) quedan en cinta (otra vez mi abuela) sin haber tenido relaciones (en muchas discotecas de Gandía pasa esto). Tras quedar todo un pueblo inconsciente sin saber porqué, las mujeres de éste quedan embarazadas a la vez dando a luz a una muchachada de pelo rubio y ojazos (vamos que están para calendario Pirelli). Los niños, que unidos hacen piña y mucho más daño, como en cualquier patio de colegio, son el ejemplo más sencillo de cómo enfocar una invasión extraterrestre: desde la más tierna infancia. Contiene uno de esos finales extraños que encantará a muchos. Rodada por Wolf Rilla fue versionada por , de nuevo, John Carpenter en 1995. 

  • THE BLOB (1958) de un meteorito surge una mancha amorfa. Así como suena. El ser espacial devora todo a su paso como si de un Pacman atiborrado a Donuts se tratase. Film de Irvin Yeaworth que tiene como aliciente ver el debut en el cine de Steve McQueen. La película es una delicia pulp y hasta tuvo secuela y varios remakes (‘El terror no tiene forma’ 1988). Pero sin duda nos quedamos con esta invasión de un pueblecito, de sus vecinos y hasta de un cine, donde la mancha amorfa devora a los espectadores. Estáis avisados amantes de los films de Terence Malick.


NUEVOS TIEMPOS, MÁS SANGRE Y MÁS MALA LECHE:

Los años 70 fueron el boom de las space opera y las invasiones quedaron relegadas hasta los años 80, donde de nuevo surgieron nuevas miradas al cosmos en busca de malévolos seres de otros mundos. Algunos diréis que en los 70 está ‘Encuentros en la tercera fase’ (1977) pero no consideramos ese film como una invasión propiamente dicha, sino más bien una historia de entrega y devolución de humanos. Del mismo modo que ‘E.T.’ tampoco está en esta lista como invasión de aliens. A ver…al pobre lo abandonaron¡¡¡

  • LA INVASIÓN DE LOS ULTRACUERPOS (1978) una verdadera delicia de thriller, terror psicológico y verdadero remake que supera a su original. Phillip Kaufman dirigió esta poderosa versión mientras escribía el guión de ‘En busca del arca perdida’. Con un reparto sobresaliente con Donald Sutherland, Leonard Nimoy, Brooke Adams, Jeff Goldblum entre otros, contaba con perturbadoras secuencias (la escena del perro medio humano) y un final apoteósico que ha pasado a la historia del cine. Todo un referente de invasiones alienígenas que debe ser visto al menos una vez en la vida.

  • LA COSA (1982) el mismo año que a E.T. lo abandonaban en mitad de un bosque, unos científicos en el polo descubren una nave extraterrestre hundida en el hielo, de la cual parece que algo escapó. John Carpenter revisaba el clásico de Howard Hawks, ‘El enigma de otro mundo’ para lograr esta obra maestra de la ciencia ficción. Un portentoso thriller fantástico con tintes de gore y terror constante, que acaparaba unos efectos especiales fenomenales para aquellos años y un ritmo endiablado que engancha al espectador hasta el paranoico final. Un final que nadie debe mencionar a aquellos que aún no la hayan visto.

  • LIFEFORCE (1985) juntamos vampiros, extraterrestres, a Tobe Hooper y…¿Qué tenemos? Pues aparte de un dolor de cabeza uno de los ejemplos más naif y vacíos del cine de invasiones extraterrestres. Sin pasión, con más cartón piedra que nunca y un sinfín de referencias a otros films de género. Lo mejor, claro está, ver a la moza extraterrestre-vampira (Mathilda May) pasearse por medio Londres en pelotas en busca de nuevos cuerpos que someter (con lo bien que le queda ese que lleva¡¡¡). Un intento de thriller con vampiros del espacio exterior que fue un delirio tanto en pantalla como en día. Lástima de la buena novela en la que se basa, de los efectos especiales de John Dykstra, el guión de Dan O’Bannon...pero claro, si unes como director a Tobe Hooper y la producen Menahem Golam y Yoram Globus…alias Cannon Films, pues que más quieres.

  • CRITTERS (1986) unos insaciables seres peludos mezcla de erizos y gremlins, con más dientes que una motosierra y una peculiar manera de desplazarse llegan a un pueblo en mitad de los USA (como no podría ser de otra manera). Para combatirlos, también llegan del espacio exterior un par de cazarecompensas que parecen haber salido de algún videoclip de Van Halen. Stephen Herek (‘Las alucinantes aventuras de Bill y Ted’) dirigió esta primera incursión de estos adorables marcianos que llevan ya cinco secuelas. Como invasión y delirio funciona.

  • EL TERROR LLAMA A SU PUERTA (1986) unos seres extraterrestres, más bien parásitos espaciales, llegan a la Tierra y tienen la peculiar forma de introducirse en los humanos a través de la boca y alojarse en los cerebros. Un homenaje al cine de zombies combinado con las invasiones extraterrestres. Los luchadores en esta conquista serán un grupo de adolescentes. Nexo común con ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’ y más tarde revisitada por Robert Rodriguez en ‘The faculty’. Los personajes, a modo de guiño, tienen nombres que rememoran a directores de cine de terror: Romero, Cronenberg, Cameron, Landis, Raimi. Una perlita de auténtico VHS. Dirigida por Fred Dekker, creador de ‘House, una casa alucinante’, ‘Una pandilla Alucinante’ o ‘Robocop 3’…casi nada.

  • DEPREDADOR (1987) más que invasión, fue una demostración de que los aliens cuando quieren veranear en nuestro planeta a lo hacen a lo grande. De este modo, la raza extraterrestre de los Predators, se dedican desde tiempos inmemoriales a visitar nuestro planeta cual Marina D’Or para cazar a placer a sus habitantes (desde humanos a dinosaurios…según sea la temporada). De ese modo logran hacer méritos entre sus congéneres. Una maravillosa película llena de tetosterona, acción, suspense y cine fantástico en modo survival dirigida por el siempre olvidado John McTiernan. Con el gran Chuache en estado de gracia y plantando cara al ser más terrible del espacio exterior…con permiso de los xenomorfos, claro.

  • ESTÁN VIVOS (1988) una de las más ácidas películas del maestro John Carpenter donde un pintoresco héroe, un albañil en horas bajas interpretado por el luchado de wrestling Roddy Pipper, puede ver, gracias a unas gafas de sol (algo obvio) como la sociedad está invadida por seres de otro planeta que van introduciendo de manera subliminal mensajes en nuestras mentes para esclavizar a la raza humana. Comedia desmadrada con mucha mala leche y un film a reivindicar de la filmografía de uno de los grandes. Como invasión funciona…y como sátira aun más.

  • HIDDEN (1987) Jack Sholder dirigió esta peculiar película de aire serie B que tiene que ser reinvindicada. Un alien (bastante asqueroso por cierto) se aloja dentro de seres humanos y les confiere una fuerza sobrehumana (obvio). Un policia y un agente del FBI (Kyle MacLachlan por supuesto) van tras el. Claro que el agente del FBI es también un alien que lleva persiguiendo a ese ser desde hace tiempo. Una buddy movie pero con toque fantástico, situaciones gore y un final muy ambiguo a la par que refrescante. Una invasión silenciosa que recupera el tono del cine de los 50 pero con la desfachatez de los 80. Una perlita.

  • INDEPENDENCE DAY (1996) o la madre de todas las invasiones. Roland Emmerich perfiló lo que sería su modus operandi de toda su filmografía: como destruir el mundo de mil métodos divertidos. Más tarde vendrían ‘2012’,’El dia de mañana’, ‘Godzilla’ donde seguiría perfeccionando sus fobias hacia los monumentos y los rascacielos. Aquí unió efectos especiales y a Will Smith, recién salido de ‘El príncipe de Bel Air’ para dar estopa a base de bien a una raza alienígena que simplemente quería aniquilarnos, así, sin más. En plan batalla de Midway y con ciertos toques de guerra bacteriológica a lo ‘Guerra de los mundos‘, Emmerich nos sacudió en aquel verano al grito de las barras y estrellas, y sin ninguna vergüenza ajena, todos entramos en su juego.

INVASIONES PASTELERAS…

  • ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE (1977) vale, no es una invasión propiamente dicha, pero lo que Steven Spielberg planteó (casi por primera vez) en el cine es que los aliens no tienen porqué ser los malos…y eso no convenció a muchos. Lo que no quita que sea uno de los mejores films de SyFy de todos los tiempos. Metafísica, espiritualidad, destino y fenómenos paranormales se unen es esta odisea que va mas allá del encuentro entre dos especies, sino más bien en su convivencia. Una delicia que deja muchas preguntas sobre la mesa y el buen gusto por el mejor cine.

  • COCOON (1985) recogiendo el espíritu de Spielberg, Ron Howard daba sus primeros taquillazos con esta fábula de marcianos que viven ocultos entre nosotros y que tienen especial predilección por las piscinas. Aunque sean los abuelos de una residencia los que más juego dan en el film y esa conexión con las incubadoras que son los cocoon del título como referentes de la fuente de la juventud, son realmente una invasión amable y de corte bien pensante. Una comedia más cercana al greenpeace que a la survival invasion. Al menos contiene una escena amatoria entre especies…no tan salvaje como en ‘Lifeforce’ pero es que Steve Guttenberg no da para más fuera de ‘Loca academia de policia‘.

  • STARMAN (1984) a John Carpenter también le dio la vena sentimental y mezcló aliens y el dia de San Valentín en esta infravalorada cinta que tiene más azúcar que el fantasma final de ‘Los cazafantasmas’. Jeff Bridges es el extraterrestre que viene a contactar con los humanos y lo hace bajo la apariencia del marido difunto de Karen Allen en el film, todo un acierto por parte del marciano. Eso sí, contiene uno de los finales más “potitos” y laaaargos que hacen que las bolas que usa el marciano como recurso para todo te parezcan pocas.

  • NUESTROS MARAVILLOSOS ALIADOS (1987) un bloque de apartamentos va a ser derruído y el contratista usa a una pandilla para amenazar a lso vecinos. Pero claro…Spielberg (productor) tiene a unos extraterrestres, naves espaciales en miniatura, que ayudarán a esta nuestra comunidad a mantener el edificio tal y como está. Una simple historia edulcorada con exceso de sacarina y que tuvo más éxito en los videoclubs que en el cine. eran tiempos duros para los marcianos.

  • ABYSS (1989) el film por el que los fans de James Cameron nunca le perdonaron. Quiso dar a los aliens de un aspecto benefactor y global. Tras ‘Aliens, el regreso’, nadie esperaba este cambio de tercio. El miedo nuclear y la mediación de los extraterrestres para paralizar la guerra fría no surtieron el efecto que quiso Cameron. Su largo metraje, excesivo afán por visualizar los adelantos técnicos reales (que más tarde usaría para ‘Titanic’) y una trama que se pone interesante justo cuando acaba el film, hicieron de este abismo una fosa sin retorno. Menos mal que unos años más tarde volvería con su mejor Sarah Connor.

  • EVOLUTION (2001) una comedia desmadrada que se va de las manos según avanza el film. Un meteorito con una forma de vida extraterrestre cae en la Tierra y tiene la capacidad de ir adaptándose al medio y a las formas de vida según va poniéndose en contacto con ellas. El grupo de científicos que detendrá a esta criatura no tendrá otra opción que combatirlo con un champú…Ivan Reitman, lejos de sus mejores trabajos, dirigió esta farsa saturada de efectos y carente de buen humor que a pesar de ser una fallida invasión tiene su aquel.

  • MARS ATTACKS (1996) disparata comedia con espíritu de los años 50 y gran bofetada de Tim Burton a todo aquel que le critica. Los marcianos invaden la Tierra a lo bestia y qué mejor que tener a Jack Nicholson como Presidente de los Estados Unidos y a Tom Jones como uno de los héroes del film. Una astracanada que define el tono de Burton y que surgió de la serie de cromos de los años 60 para inspirar el guión de una locura que hoy en día sigue siendo un título de culto…aunque parezca mentira. Por cierto, el diseño de los marcianos son una auténtica gozada.

  • MEN IN BLACK (1997) los marcianos viven entre nosotros desde hace décadas. Por eso el gobierno creó a los Men in Black, una organización que controla y vigila a todo aquel ser extraterrestre que vive en la sociedad. Pero como siempre, hay elementos que desean invadir y destruir la Tierra. En este caso, una raza de cucarachas gigantes. Pero lo que no saben es que Will Smith es uno de los Men in Black. Barry Sonnenfeld, dirigió de manera acertada esta primera parte (las otras dos son pura repetición) de las aventuras basadas en los comics. Una comedia muy redonda con un Tommy Lee Jones genial y un Will Smith que seguía machacando aliens tras ‘Independence day’.

LA ÚLTIMA OLEADA…

  • SEÑALES (2002) el rey de los finales que te dejan el culo torcido, M. Night Shyamalan, se animó con la SyFy y logró lo que parecía imposible. Una historia de cinco personajes, una granja y una invasión planetaria que se resolvía a lo Alfred Hitchcock en los últimos cinco minutos. Thriller más que invasión pero con un regusto a cine viejuno que va incrementando la tensión a pesar del rostro de piedra de Mel Gibson. Los marcianos, pese a cruzar el espacio, manejar naves inmensas, tener capacidad de invisibilidad…son incapaces de abrir el pomo de una puerta. Cosas de marcianos.

  • ATTACK THE BLOCK (2011) ciencia ficción europea de bajo coste y mucha imaginación. En un bloque de apartamentos una invasión alienígena se las verá con la flor y nata de la muchachada del lugar. Una mezcla de ver a ‘Los Goonies’ en plan ‘Depredador’ peros in aires de grandeza. Joe Cornish dirigió esta pequeña joyita de cine independiente con unos aliens bastante conseguidos, unión de los Critters y unos simios con malas pulgas. Es que hay barrios donde los marcianos no deberían ir.

  • STARSHIP TROOPERS (1997) a Paul Verhoeven le daba igual todo allá por los noventa. Había reventado taquillas con ‘Robocop’, ‘Desafío total’ y hasta braguetas con ‘Instinto Básico’. Tenía permiso para todo, hasta para hacer un film bélico que era una metáfora sin tapujos del fascismo latente de la política internacional de los USA. Los marcianos atacan nuestra sociedad, pues nada, arrasamos su mundo, sus ciudades y a toda criatura que se mueva, aunque sean insectos. Una militarizada visión del mundo con la excusa de una invasión extraterrestre. Verhoeven si que sabe.

  • AL FILO DEL MAÑANA (2014) y si juntamos ‘Atrapado en tiempo’, ‘La guerra de los mundos’ y un toque de paradojas espacio temporales con una historia de amor imposible? Pues una buena combinación de Doug Liman donde hasta Tom Cruise está convincente en esta invasión extraterrestre en la que un bucle temporal (lo mejor del film) y sus consecuencias hacen disfrutar al espectador desde el minuto uno. Con una Emily Blunt que roba escenas cada segundo y con un guión que casi no tiene fisuras (ese final…ains) hacen de esta invasión una de las mejores de los últimos tiempos.


Hasta aquí nuestra selección. A buen seguro que echáis de menos algún film. Hay cientos¡¡¡

Os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios con esos títulos que son los favoritos de las invasiones aliens. Queremos ser invadidos¡¡¡¡

LA BRUJA [CINE]


Hacía tiempo que no se nos presentaba un film de estas características y más dentro de su género. Aunque la palabra terror engloba muchas connotaciones y más si entramos en sub-géneros, dicha palabra se le puede quedar corta a ‘La Bruja‘, opera prima de Robert Eggers que da el salto al largometraje con guión propio. Thriller, terror psicológico, drama y un buen pellizco de fantástico serían los adjetivos que podrían calificar esta pequeña pieza de joyería que nos ha sorprendido gratamente. 
 
Alejada del histrionismo efectista que domina el género del terror, los litros de sangre, efectos de cámara, música atronadora y giros imposibles en el guión en busca del susto fácil y de palomita gruesa, ‘La Bruja’ juega en otro nivel, es más, crea un juego nuevo para…
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
…todos aquellos que se adentren en su temática. Y cosa difícil, pues su eclecticismo es a buen seguro un handicap para esos espectadores que vayan creyendo a ver este film que se van a encontrar con la típica historia de bosques encantados, brujas malas y sustos tras las ramas.
 
 
Nada más lejos. Una perla entre tanto arrecife. Situada históricamente en 1630, años antes de los infames y famosos juicios de Salem, el director nos propone un viaje iniciático en la particular cultura de los primeros colonos de América del Norte. Puritanismo recalcitrante, religiosidad a flor de piel e intolerancia por todo aquello que se alejara de las Sagradas Escrituras son recogidas en esta película a modo de drama familiar en que sus integrantes verán como su Fe, su creencia y su fortaleza como unidad familiar se resquebrajan de forma paulatina cuando entre ellos comienza a anidar la sospecha del mal.
 
 
El diablo, personaje ficticio (o no) en el film, planea de manera asombrosa durante su metraje. La religión, fusta y castigo de los pensamientos y hechos de los componentes de la familia, es el bastión donde se refugian ante sus miedos. ¿Pero qué hacer cuando ese mal está entre tus hijos?
 
 
Esa pregunta que flota en el aire de esos bosques que tan elegantemente filma Eggers, es la que se hace el espectador. ¿Es lo que vemos real? ¿Es todo parte de una histeria colectiva? Una película que emociona según avanzan sus minutos, que te engancha con una historia sencilla pero brutalmente veraz a la hora de mostrarte lo que ella quiere enseñar. Su juego es ése, darte a entender unos hechos para que seas tú el que llegue a una resolución (si la hay) a su conclusión.
 
 
El mal, icónicamente ilustrado como una Bruja, se cierne en todo el largometraje como una presencia que sentimos, que deseamos que sea cierta para dar comprensión a unos sucesos que al igual que a los personajes, nos hacen dudar, estremecer y hasta por momentos sentir es angustia que en aquellos años se debió vivir. La intolerancia, mensaje soslayado en el film, se desata como la única manera de combatir el mal. Y es aquí donde reside la fuerza de ‘La Bruja‘, funciona a la perfección como mecanismo de creación de ansiedad, terror psicológico y drama emocional. Con unas estupendas actuaciones de actores, donde destacamos a la singular Anya Taylor-Joy, y que hasta hoy eran desconocidos pero que dotan de una veracidad y crudeza a sus personajes que traspasan la pantalla.
 
 
Un guión elaborado a partir de anotaciones, leyendas y juicios orales que sucedieron en el siglo XVII y que recopila el director para hacer un boceto muy nítido y casi solemne a la sinrazón que la religión conllevaba. Rodada muy acertadamente con luz natural y sin apenas efectos que hagan enturbiar la narración, la película transcurre con una calma tensa hasta un desenlace algo perturbador y desconcertante. Es quizás este punto donde su director no acaba por ser valiente y dotar a su film de ese aura de misticismo que hasta ese momento llevaba. Prefiere encasillar su trama con una conclusión que se aleja del terror psicológico para abrazar sin tapujos el género fantástico. Algo así como saltar desde un décimo piso pero arrepentirse al llegar a suelo.
 
 
Los toques maestros de su realización, que por momentos tienen tintes del Kubrick más conceptual, se realzan con una banda sonora inquietante e hipnótica que refuerza (y en mucho) las tétricas imágenes que vemos en la pantalla. Y lo que es peor (para bien), hacen que sea nuestra imaginación la que confiera a ese sentimiento de miedo un equilibrio justo entre el terror y cine fantástico.
 
VALORACIÓN: 7/10

 

CAPITÁN KÓBLIC [CINE]


Ricardo Darín e Inma Cuesta nos hacen viajar en el tiempo a los 80 en plena dictadura argentina. Darín interpreta a un capitán que pilotaba uno de los vuelos de la muerte y se ve obligado a huir por no poder continuar siendo cómplice de ellos.
 
El Capitán Kóblic, dirigida por  Sebastián Borensztein, intentará iniciar una nueva vida a pesar de que su conciencia no le ayude demasiado a renunciar al pasado. Pero, lejos de vivir esa vida tranquila y anónima, el capitán irá…
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
…conociendo a varias personas que se cruzarán en su camino, obligándole a tomar las riendas de su destina con determinación.
 
A lo largo de la película, se mantiene un suspense bien distribuido, con grandes golpes de efecto en los momentos adecuados. Durante toda la película, el espectador se encontrará en tensión sin saber prever el rumbo de la historia.

 

Estando bien construido el contexto en el que se desarrolla la película, uno de los puntos fuertes son las interpretaciones
 
 
 
Oscar Martínez, ganador del Goya a Mejor Actor de Reparto por su papel en esta película es totalmente merecido. Ricardo Darín, protagonista del filme, no se queda atrás con sus siempre brillantes actuaciones. Quizá la que más destaca es Inma Cuesta, interpretando un papel especialmente complicado pero consiguiendo la credibilidad que se espera. Y no sólo eso: consigue un acento argentino tan sumamente perfecto, que muchos creían que la actriz era de dicho país.
 
La película ha obtenido una buena crítica. En su primer fin de semana de estreno en los cines españoles, ha conseguido entrar en el top 10 de películas más vistas, a pesar de haberse distribuido únicamente 80 copias.

 

 
VALORACIÓN: 8/10

 

BUSCANDO A DORY [CINE]


13 años pueden ser muchos cuando nos referimos a secuelas pero tratándose del mayor estudio de animación que existe actualmente Pixar esta espera se convierte irremediablemente en una grata sorpresa cuando, además, nos devuelve a unos personajes tan queridos como Nemo, Marlin y como no, Dory.
 
Antes de nada al espectador se le plantean una serie de preguntas a las cuales trataremos de responder de la manera más sencilla.
 
¿Se trata de una secuela propiamente dicha? No
 
¿Es mejor que su antecesora? No
 
Aunque parezcan unas negaciones rotundas y secas tienen muchas explicaciones y atenuantes que…
 
 

…hacen de ‘Buscando a Dory’ una acertada excusa para llevar a los mas peques de la casa al cine. Aquellos que carezcan de esa “fortuna cinematográfica” que es llevar a los niños al cine, tampoco tendrán problema para volver a bucear en este basto y colorido océano que propone el film. Gracias al preestreno organizado por Sensacine en los cines Kinépolis Ciudad de la Imagen en Madrid, pudimos asistir con los peques (era nuestra excusa) al encuentro de tan esperado evento: volver a ver a Dory.
 
 
No es una secuela ya que las andanzas de Nemo y su estresado padre aquí sólo sirven para encauzar la historia de Dory, la roba escenas de ‘Buscando a Nemo’. Por ello este film se ve mejor como un spinoff muy logrado y entretenido aunque no llegue a la casi geniliadad que fue la aventura de Nemo.
 
 
Dory sigue igual de alocada y entrañable, sobre todo en los flashback donde nos mostrarán su niñez (ahí os enamorareis aún mas de ella) y su peculiar odisea personal por encontrar a sus padres es el eje central de esta historia, que al igual que sucedió con Nemo, la trama se centra en la superación de aquellos que son diferentes.
 
 
El mensaje del film es muy fuerte en lo referente a este tema. Todos somos diferentes pero aquellos que tienen ciertas dificultades son vistos y tratados de forma insensible, cuando realmente nos dan auténticas lecciones de humanidad (aunque sea un pez), amistad y valentía, pues convierten su dificultad en su mejor virtud para derribar muros.
 
 
Dory funciona muy bien como vehículo para lucir al azulado personaje creado por Andrew Stanton, que repite en la dirección. Y arriesga en visualizar la historia de esta búsqueda con un especial énfasis en las escenas mas cercanas al splastik que a la acción dramática que vimos en la anterior entrega. Sin duda han ido a lo fácil, al gag visual y (a veces) desproporcionado de unos personajes que rozan la locura por momentos.
 
 
Aunque como pasaba en ‘Buscando a Nemo’ aquí los personajes secundarios son el plato fuerte. El pulpo arisco Hank, que detesta el mar y luce como nadie su habilidad de camuflaje, un tiburón ballena miope, Destiny y una beluga hipocondriaca acompañan a Dory de manera divertida. Tecnicamente la película es una delicia. Pixar domina la animación de forma apabullante y en ese aspecto no se puede criticar nada negativo. Combina muy bien una acertada banda sonora con poderosas imágenes visualmente espectaculares (atención a la escena de un camión y un salto al vacío…insuperable).
 
 
La historia y la trama adolecen en ciertos pasajes pero remontan y se refuerzan con los flashback que retroalimentan la película. Quizás su duración sea algo excesiva para su contenido, tal vez no aguante la comparación con su predecesora pero de lo que no hay duda es que las ganas de volver a disfrutar de estos personajes era evidente, sólo hay que ver las cifras de taquilla de este spinoff, que se ha convertido en el estreno de animación mas taquillero. Y sin duda, será el éxito del verano. Con o sin peques.
 
VALORACIÓN: 6/10

SUPER 8: EL PALACIO DE LA PRENSA RENACE A LO GRANDE [NOTICIAS]


“Súper 8” une ocio, cultura y publicidad y cuenta con el equipo fundador de Callao City Lights al completo, especialistas en marketing y publicidad, diseño gráfico, realización y post producción audiovisual, comunicación on y off y organización de espectáculos y eventos de entretenimiento, además de productores y distribuidores cinematográficos. 

“Súper 8” ofrece un nuevo soporte digital exterior sin precedentes, una nueva pantalla en la fachada del edificio Metrovacesa de la Plaza de Callao de Madrid con una superficie total 240 m2, siendo la más grande de España y una de las más grandes de Europa. 

Además, se suma la presencia de pantallas exteriores Digital Out of Home de gran formato con presencia en las principales capitales de España. 

El Cine de la Prensa, situado en el edificio Palacio de la Prensa de la Gran Vía madrileña…



…se moderniza a manos de este equipo, completando la oferta cinematográfica con contenidos que atraigan al público a sus salas.

La nueva entidad es ya un referente en cada una de las áreas en las que opera: publicidad  digital exterior, exhibición cinematográfica, producción de eventos y servicio al cliente, entre otras; siendo especialista en crear experiencias únicas tanto para anunciantes como público.


Cine, cultura, tecnología, innovación, publicidad, entretenimiento, eventos: nace “Súper 8”, una nueva marca que entra en el mercado del Digital Out of Home (DOOH), la exhibición cinematográfica, la producción de eventos y los servicios al cliente, y que se presenta con la vocación fundamental de ofrecer soluciones realistas hechas a medida para necesidades particulares.

Bajo el pilar fundamental de la vivencia experiencial de clientes y público en todas las áreas que opera, esta nueva entidad está especializada en la gestión de campañas de publicidad exterior mediante la utilización de pantallas audiovisuales de gran formato y la producción y exhibición pública de espectáculos y películas cinematográficas. 

El equipo fundador de City Lights se lanza con el nuevo proyecto “Súper 8” y cuenta con un equipo de profesionales de alto nivel, creativos, diseñadores, especialistas en producción audiovisual y producción cinematográfica, marketing y comunicación off y on.


Cabe recordar alguno de los hitos más destacados de la historia de City Lights, como la organización de Premieres internacionales con presencia de actores de la talla de Tom Cruise, con “Jack Reacher”; Jennifer Lawrence, Sam Claflin, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, con la saga de “Los juegos del hambre” o Richard Gere, con “Invisibles”. Entre otros eventos multitudinarios destaca el estreno simultáneo en Madrid y Londres de “One Direction: This is us”, coincidiendo con la premiere mundial en Londres y diez días antes de su estreno en las salas españolas, o la cita NBA HOUSE, con la presencia del tres veces campeón de la NBA, Bruce Bowen, el siete veces campeón de la NBA, Robert Horry, y el veterano que participó 13 temporadas en la NBA, Jalen Rose. 


Con el evento “Experience”, se sustituyeron durante la proyección de “El lobo de Wall Street” las butacas de cine por mesas y sillas y  los espectadores disfrutaron de un catering y bebida mientras veían la película, y el Cine de Verano de Conde Duque se aunó en un solo proyecto el mejor cine de verano de la capital, una gastronomía excepción de la mano de 11 estrellas Michelin, el carácter solidario que sumó la fundación Raíces y la artesanía y la moda españolas con la participación de más de 10 firmas. Todo un éxito que se tradujo en la visita de 2.000 personas al día en la terraza y 30.000 personas al cine durante todo el verano.

En palabras de su Director General Gerardo Baranowski: “el ADN de Súper 8 está intrínsecamente ligado al cine, pero nuestra misión pasa, además, por ofrecer experiencias únicas para anunciantes y público. Unimos ocio, cultura y publicidad bajo unos valores muy concretos: innovación, creatividad, versatilidad, tecnología puntera y acciones experienciales con nuestros target”. 



LÍDER EN DIGITAL OUT OF HOME CON SU NUEVA PANTALLA EN LA PLAZA DEL CALLAO 

Una de las áreas en las que opera “Súper 8” y en las que se establece como referente en España y Europa, es el mercado de la publicidad digital exterior. 

Su labor fundamental es la comercialización de pantallas digitales exteriores, aunque no solo hablamos del soporte, sino también de la gestión de emisión de los contenidos de dichas pantallas.

“Súper 8” ofrece a Madrid un nuevo soporte digital exterior. Con una superficie de 240 m2, la nueva pantalla de la fachada del edificio de Metrovacesa, de la madrileña Plaza del Callao, se constituye como un gran marco publicitario digital, sin precedentes en España, convirtiéndose en la pantalla más grande a nivel nacional y una de las mayores de Europa. Además, su tecnología Pitch 6 le permite reproducir imágenes con la más alta definición de Europa. 

Esta pantalla gigante, que ocupa toda la cara visible del edificio de Metrovacesa en su orientación hacia la Plaza del Callao, proporcionará la emisión de contenidos dinámicos y estáticos, con un total de 588 minutos de emisión garantizada al día, lo que supone 19 horas de emisión diaria los 365 días del año. Con contenidos programados, conexiones HTML y todo ello con resolución HD, esta gran torre de LEDS se caracteriza por una serie de particularidades que suponen grandes ventajas competitivas para cualquier anunciante.


La tecnología de esta nueva pantalla permite: 
Nuevas aplicaciones de redes sociales en directo, más participativas y con contenidos más novedosos. 

Interactividad con dispositivos móviles de última generación, proponiendo acciones en la Plaza del Callao a horas determinadas del día durante la emisión.
Campeonatos de Videojuegos con varios participantes concursando a la vez en directo.

Acciones permanentes de R.A. (Realidad Aumentada).
Retransmisiones en directo en la misma Plaza y se podrán ver acciones realizadas en otros emplazamientos. 

Entre las garantías, “Súper 8” cuenta con una oferta diferencial por la versatilidad y la rentabilidad que supone el gran formato digital. Este DOOH arquitectónico en pleno centro de Madrid, ofrece realidad virtual y la interactividad elevada a la máxima potencia, lo que favorece la experiencia positiva del consumidor ante la marca, participando a través de las redes sociales y dispositivos móviles.

Para los anunciantes, este contacto interactivo y directo con su target, además de la emisión propiamente publicitaria, facilita el aumento del recuerdo de publicidad exterior en sus campañas y, por tanto, una mejora en los resultados de su negocio.
Además de su uso comercial, “Súper 8” mantiene la vocación cultural propiciando la difusión de contenidos vinculados al ocio y al entretenimiento y, de servicio ciudadano con contenido ofrecido por el Ayuntamiento de Madrid.
Cabe destacar que “Súper 8” cuenta, además, con cinco pantallas digitales más en su oferta comercial, situadas en la fachada del mítico edificio Cine Palacio de la Prensa, convirtiendo este triángulo OUT OF HOME DIGITAL en una zona ideal para todos aquellos anunciantes que quieran complementar su campaña en pleno centro neurálgico de la Capital. Un mosaico que toma especial relevancia en un emplazamiento único, por el que circulan 113 millones de personas al año. 
Asimismo, en la actualidad “Súper 8” opera y comercializa la pantalla digital exterior situada en el estadio San Mamés del Athletic de Bilbao, a la que pronto se unirán nuevos emplazamientos en las principales capitales de España.

EL EDIFICIO PALACIO DE LA PRENSA: IMPULSO DE LA EXHIBICIÓN CINEMATOGRÁFICA

En Madrid, “Súper 8” cuenta con una localización privilegiada en plena Gran Vía, el Palacio de la Prensa, que en la actualidad ha llevado a cabo una mejora sustancial en las infraestructuras de sus instalaciones y salas principales de proyección cinematográfica, incorporando nuevos sistemas de iluminación y sonido de alta definición. 

Hoy día, el Cine de la Prensa se lanza a una nueva línea de proyecciones, en una apuesta decidida por un cine de culto y de calidad, reconocido en festivales nacionales e internacionales y otros encuentros cinematográficos, como marca de diferenciación con el resto de salas de Gran Vía, convirtiéndose en uno de los principales focos culturales y de ocio de la Capital. La Versión Original se hará presente como una manera de disfrutar el cine en el idioma en el que fue creado y dar oportunidad a los miles de turistas de la capital a disfrutar de estas proyecciones.

En previsión, además, el cine cuenta con monólogos, conciertos, actuaciones de magia y teatro, shows para los más pequeños de la casa y un sinfín de propuestas que satisfarán a los espectadores, como ciclos temáticos e, incluso, fiestas customizadas bajo la temática del título de cine elegido. 


A todo esto, se añade la recuperación de la antigua discoteca del edificio, anteriormente conocida como sala Bash y ahora llamada Sala 0, situada en el piso inferior. Un espacio con aforo para 390 personas, con licencia de sala de fiestas y totalmente rehabilitado y acondicionado, que estará dedicado a la celebración de eventos exclusivos que completan vivencia experiencial que propone hoy día “Súper 8” en el Cine de la Prensa. Todo ello contribuye al carácter cultural que adquiere el edificio desde sus orígenes, con el encanto del cine de siempre, pero con la tecnología más actual.

El Cine de Prensa comienza su actividad cinematográfica en 1929, con la que continúa hasta la actualidad, llegando a ser uno de los cines que más películas exhiben en el centro histórico de la ciudad. Encargado por la Asociación de la Prensa de Madrid y diseñado por Pedro Muguruza, cuenta con 3 salas con una capacidad total de cerca de 1.000 personas (550 localidades en su sala 1, 204 en su sala 2 y 202 en su sala 3) y otros espacios exclusivos que acogen hoy día numerosos eventos y celebraciones. 


UNA OFERTA DE OCIO COMPLETA SIN SALIR DEL CINE 

El Cine de la Prensa de Madrid ha decidido facilitar a los amantes del cine la oferta de ocio cinematográfico más completa, con acceso a la película más la posibilidad de que el espectador acceda a la Sala 0 cuando no haya evento privado, todo en un solo ticket. Nueva visión, mucho más atractiva y atrayente para el espectador, que da una vuelta de tuerca a la experiencia de disfrutar del buen cine en pantalla grande.

El objetivo fundamental es generar contenidos u ofertas más atractivas y completas para motivar al público a volver a ir al cine, todo ello a un precio asequible que vuelva a llenar de público las salas del centro de Madrid.
Cine de la Prensa ofrece múltiples soluciones para cada necesidad. Desde los eventos y montajes más sencillos hasta las acciones más complejas y sofisticadas


¿Qué eventos se pueden organizar en cine de la prensa? 
  • Premieres Cinematográficas.
  • Eventos de marca.
  • Congresos y convenciones. 
  • Festivales. 
  • Espectáculos.
  • Activaciones de la Plaza.


¿Qué servicios ofrece cine de la prensa para la organización de un evento? 
  • Alquiler de las salas individualmente o del edificio entero.
  • Gestión y tramitación de permisos administrativos. 
  • Asesoramiento, producción, transporte, montaje. 
  • Recursos humanos: servicio de personal cualificado. 
  • Decoración integral, iluminación, sonido, video.
  • Diseño, realización y producción gráfica y audiovisual.
  • Servicio de realización en directo y de grabación de vídeo.
  • Retransmisión de vídeo vía streaming.
  • Conexión WiFi en todo el edificio.
  • Servicio de comunicación y de activación de las Redes Sociales.

Más Info en sus RRSS:

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA: 35 AÑOS DE UN HÉROE DE PELÍCULA [CINE]


Cuando se cumplen 35 años de su estreno, viene bien hacer memoria de uno de los hitos del cine: ‘En busca del Arca Perdida’. Hay ciertos momentos en la historia del cine, fechas e instantes cruciales que marcan un antes y un después en su magia, en su modo de hacernos entender el cine como espectáculo de evasión. Motor de fantasía y fábrica de sueños se aúnan muy pocas veces de manera tan rotunda. En los últimos 40 años dos nombres han ido ligados a esta definición como sello inigualable de una manera de crear cine que mezclaba los elementos clásicos del cine más académico con la esencia misma del asombro, la imaginación y el más difícil todavía: Steven Spielberg y George Lucas.

No se puede entender el cine actual sin estos dos monstruos (con sus baches y manías) que a base de devorar cine de los años 40, 50 y 60 nos devolvieron las ganas de divertirnos, la ilusión de un niño y la desbordante fuerza de la imaginación hecha imágenes. Son la conjunción perfecta en el cine espectáculo, sin obviar una buena historia de fondo (primordial para que esa magia funcione) y…

…nos brindaron en su primera colaboración la creación de uno de los héroes (o el máximo exponente si se permite decirlo) más cinematográficos, más emblemáticos y con más feeling que ha traspasado la pantalla del cine para formar parte del imaginario popular: Indiana Jones.

Haciendo historia…
 
¿Quién no ha tarareado su banda sonora en cualquier momento de su vida?¿Quién no se ha imaginado vivir sus aventuras? Incluso es sinónimo de aventurero y es utilizado su nombre cuando nos referimos a algo que mezcla riesgo, emoción y ansias de aventura. Un icono total que fue construido con retazos de los recuerdos  de sus creadores. Spielberg, Lucas, Kaufman y Kasdan son en mayor o menor medida los padres de una de las imágenes más recurrentes de la historia del cine. Fueron capaces de trasladar su memoria cinéfila, sus recuerdos de adolescentes y su gran visión del cine a un nivel más que hizo que la industria del cine diera el paso de coloso que hoy mantiene: los blockbusters.
Ambos, Lucas y Spielberg venían de sendos éxitos mundiales, ‘Star Wars’ (1977) y ‘Tiburón’ (1975), y en un intermedio en sus agitadas carreras, pues Lucas estaba disfrutando de su  y Spielberg con su nueva visión de la ciencia ficción con ‘Encuentros en la tercera fase’ (1977), tuvieron un descanso en las paradisíacas playas de Hawaii donde el primero le trasladó su intención de rodar un film que retornase el espíritu delos seriales de los años 30 y 40, aquellos donde la aventura reinaba y la épica era la moneda de cambio. Spielberg solo quería rodar algo con fuerza y tenía una oferta para dirigir la próxima entrega de la saga de James Bond. Lucas le dijo que tenía un personaje mucho mejor y más auténtico que el flemático agente británico. La semilla había germinado, el héroe nacía.
Creando al Héroe…
 
La idea original de Lucas databa de 1973 y tenía el peculiar nombre de ‘Las aventuras de Indiana Smith’, lo de Indiana, cuenta la leyenda que el propio Lucas ha ido alimentando con los años, venía por su mascota, un perro de raza Malamute y lo de Smith, por el apellido que tenía el personaje de Steve McQueen en el film ‘Nevada Smith’. Lucas pasó su primer borrador sobre la película que tenía en mente a un colega, Phillip Kaufman, guionista que comenzaba en aquellos años a hacerse un nombre. Fue Kaufman quien introdujo la idea en la trama del Arca de la Alianza entre otros detalles pero el proyecto desistió cuando Clint Eastwood reclamó a Kaufman para escribir ‘El fuera de la ley’ (1976).
El apellido de Jones es atribuido a Steven Spielberg en aquella reunión con Lucas en Hawaii pero no sería hasta 1978 cuando Lucas retomara el proyecto apoyándose en esta ocasión en un nuevo guionista con el que estaba realizando la secuela de ‘Star Wars’, ‘El impero contraataca’ (1980): Lawrence Kasdan. Entre los tres y durante cuatro días encerrados para debatir la trama que Kaufman había presentado años atrás, formularon la esencia del personaje, secuencias como la del templo Inca y las escenas de Nepal y dando forma a lo que sería el rodaje en 1980.
Aunque suene raro, Lucas y Spielberg tuvieron problemas a la hora de encontrar una distribuidora que confiara en las aventuras de tan insólito personaje, que aunaba rasgos de héroe y profesor en sus ratos alejado del peligro. No fue hasta que la Paramount  vio el potencial de la película cuando se pudo plantear rodarla. Esta dificultad venía por la última apuesta de Spielberg, ‘1941’ (1979) que había sido un total fracaso en taquilla.
Un rostro para la eternidad…
 
La trama nos sitúa en un recóndito paraje de América del Sur, entre las sombras de la maleza aparece nuestro héroe para desarmar a sus guías tras ver que pueden traicionarle. Es ahí cuando el más carismático de los actores de los últimos años hace su aparición, Harrison Ford. Indiana Jones asomaba su rostro al mundo. Puede resultar extraño concebir la cara de Indiana Jones en las facciones de otro actor (como se viene rumoreando desde hace años con las futuras secuelas de la saga) pero en 1980 el casting hasta encontrar a un Indiana convincente pasó por nombres como Tom Selleck (‘Runaway:brigada especial’, 1984) que declinó la oferta al conseguir el papel principal en la serie ‘Magnun: detective privado’ (aún se le oye lamentarse por los pasillos de los estudios) pero se desquitó en dicha serie al realizar un episodio (‘Raiders’) en el que parodiaba sin tapujos la película de Spielberg llevando incluso sombrero y látigo en dicho episodio Otros actores fueron por ejemplo Jeff Bridges, Nick Nolte, Sam Neill, Bill Murray (¡¡¡¡), Jack Nicholson e incluso se barajó…Chevy Chase.
Con otros personajes del film sucedió lo mismo. El sicario nazi que sufre la quemadura del medallón en la mano llamado Toth (Ronald Lacey en el film) fue ofrecido a Klaus Kinski. O el de Sallah (John Rhys Davies) que fue primeramente ofertado a Danny DeVito, aunque años después se desquitaría con otro personaje similar en el sucedáneo de Indiana Jones que fue ‘Tras el corazón verde’ (1984).
De una galaxia muy lejana…
 
Como todos los films de la saga, el logotipo de la Paramount se funde en el primer plano de la película y a partir de ahí la montaña rusa no se detiene. Un carrusel de aventuras épicas con genuino sabor a los clásicos. Una fuerza del pasado capaz de aniquilar ejércitos, un héroe carismático, nazis ávidos de poder y paisajes exóticos. Y cómo no, un villano singular, el archienemigo de Jones en la arqueologia, Belloch (Paul Freeman). Que nos brindan varias secuencias de enfrentamiento más mental y flemático que físico. Pero las escenas de acción se reservan para nuestro héroe. Desde la espectacular secuencia de inicio en el templo Inca con la enorme piedra rodante, emulada y homenajeada hasta la infinidad en otros films y series, por ejemplo en la genial ‘Los Simpsons’ Ep. 03x23K ; hasta la escena del Pozo de Änimas (rodada curiosamente en el complejo del hotel Overlock de ‘El resplandor‘), pasando por aquellos planos bajo el sol donde vemos la figura de nuestro héroe (filmadas en Túnez, al igual que la secuencia final del acantilado, donde se rodó ‘Star Wars’ y en la que veíamos a R2D2 siendo atrapado por los Jawas). ‘Star Wars‘ tiene más guiños en el film como no podía ser de otra manera, así pues en la escena del Pozo de Serpientes si somos capaces de tener paciencia y buen ojo veremos entre los jeroglíficos de los muros dos personajes muy familiares de la saga galáctica.
Parece mentira…
 
Pese a ser espectacular y tener una poderosa imagen y fotografía, medios y ser fastuosa en muchos momentos, ‘En busca del Arca Perdida’ se rodó con un modesto presupuesto (18 millones) para el éxito que tuvo (242 millones). Y uno de sus aciertos en ajustar su presupuesto fue el utilizar sets de decorados de otros films. A los anteriores mencionados hay que añadir por ejemplo que submarino nazi que vemos en pantalla, que no es otro que el utilizado en el film ‘El submarino’ (1980). La magia del cine en su máxima expresión.
El mayor aliciente de este film, es que aunque pasen años y años, seguirá siendo considerada como una de las mejores películas del género de aventuras (junto a ‘El hombre que pudo reinar’) y del cine en general. Nominada a 8 Oscars y ganadora de 5 (decorados, montaje, sonido y FX), aunque uno fue creado específicamente para Ben Burtt y su diseño de sonido, cuenta con las nominaciones de ese año en las categorias de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía y Mejor Banda Sonora. Uno mira quien le arrebató ese año los premios y no puede sino sentir sorpresa al ver que fue ‘Gandhi’. Cosas de la Academia…eran años de clasicismo.
Es increíble que los trabajos de Douglas Slocombe en Fotografía y sobre todo el de John Williams en la banda sonora no fueran reconocidos en ese año. Pero el paso del tiempo y el buen gusto de los aficionados al cine han ido poniendo en su lugar una de las más emblemáticas bandas sonoras de todos los tiempos. Una fanfarria que nos lleva al sentido más profundo de la palabra aventura, del espíritu de la amistad como emblema de un modo de vivir, del riesgo, de lo épico. Williams volvía a hacerlo, nos creaba imágenes con su música. Nos hacía sentir héroes.


La magia del cine…
 
Miles de anécdotas rodean el rodaje y producción de esta fantástica película. Desde la rapidez con que rodó Spielberg todas las escenas en Tunez (planificadas para 6 semanas y rodadas en 4) ya que no aguantaba el calor y veía caer como moscas a los miembros del equipo con enfermedades, disentería, cólicos y demás pesares. Curioso que Spielberg fuera de los pocos que no cayó enfermo. Es más, el director aprovechó la visita de Melissa Matheson, esposa de Harrison Ford en aquel momento, para inspirarle una idea que le rondaba para hacer un film. Se trataba de una película pequeña y modesta que Spielberg deseaba realizar. Aquella idea fue lo que más tarde sería el guión de ‘E.T.’ (1982).

Harrison Ford, en cuanto a la epidemia de enfermedades que asolaron el rodaje, se vio forzado a “improvisar” (eso dice la leyenda) en la famosa escena del mercado que le enfrenta a un gigante con espada. Tenía que pelear y zafarse en una larga escena pero Ford, que parece ser pasaba por malos días con fiebre, lo solucionó con ese gag de acción que fue desenfundar y pegarle un tiro sin más complicaciones. Fuera como fuera…verdad o mentira: un acierto de escena.

Para evitar que el film no obtuviera la calificación “R” (mayores de 18 años), el director optó por disimular la escena que más problemas daba a la hora de pasar el corte de la calificación: donde varias cabezas sufren…digamos que la ira de Dios. Por lo que se añadió a esas tomas efectos de llamas y fuego para atenuar lo gráfico y explícito de esas escenas.

En la famosa escena de la piedra rodante, cuando vemos tropezar a Indiana Jones realmente fue una caída que no estaba planeada en el storyboard, pero a Spielberg (siempre atento) le pareció de lo más real y quedó para la posteridad. Y no menos famosa es la secuencia de la persecución en los camiones a través del desierto. Dicha escena se rodó a 20 fotogramas por segundo para que una vez proyectada al público (a 24 fotogramas) crease la ilusión de mayor velocidad de la que realmente había.

Aunque sin duda la anécdota más graciosa y más escatológica, si tenemos en cuenta que se trataba de dotar de veracidad a un elemento divino, fue el sonido que Ben Burtt (director Efectos Sonoros) dio a la tapa del cofre de piedra que oculta el Arca de la Alianza. No tuvo más que grabar en su casa cómo deslizaba la tapa superior de su inodoro para captar dicho sonido y añadirlo a la imagen del cofre del Arca. Todo un guiño al dicho aquel de: “Las mejores ideas surgen en el baño…”.

Es curioso que muchas de las anécdotas y resultados finales que surgieron en el rodaje se resolvieran de forma improvisada. Es como si el propio Spielberg y su equipo se transformaran en Indiana, y al igual que en el film, dijera: “Improvisaré sobre la marcha…”. Bendita improvisación.

Todo es este film rezuma espíritu de aventura. Es un clásico desde su estreno. Épica y divertida, emocionante e hipnótica. Nos hace sentir niños de nuevo pero con un toque canalla y no falto de espectáculo que convierten a ‘En busca del Arca Perdida’ en toda una joya, no solo del cine de los años 80, sino de la historia del cine. Uno de los tres mejores trabajos de su director y una de las tres mejores cintas de su género de todos los tiempos.

Un post de Oscar C. Segura

VALORACIÓN: 9/10