PSYCOKILLERS DE LOS 80’s: Matando Adolescentes


La década predilecta para la orgía de sangre adolescente y virginal fue sin duda la de los 80’s. Nunca antes el género del terror, sobre todo su vertiente “teen”, tuvo tanto auge y popularidad como en este periodo. Los hay de todos los tipos, colores y gustos. Unos con “un modus operandi” más bestia que otros. Algunos con especial interés por coleccionar fetiches de sus víctimas (partes del cuerpo, objetos, etc…). A otros simplemente es el placer de matar vírgenes lo que les mueve. Pero a todos, sin excepción, lo que más les gusta es oír gritar a los desdichados que se cruzan en su camino. Lo mejor de ello, es que a nosotros nos encanta que sean tan estúpidas esas víctimas. Inocentes, graciosas, desafiantes, cotillas, ingenuas y casi todas en edad de merecer (aunque no es necesario) desfilan por los títulos más emblemáticos del cine de psicópatas de los 80’s. Fue la generación de tarados que puso los cimientos de la locura para que en los 90’s se re-inventaran y más tarde, en los primeros años de este milenio, acabaran por destrozar la magia de sus asesinatos. Recordemos el por qué tenemos tanto cariño a estas criaturas demenciales. Por favor…no se acerquen demasiado a los barrotes de la celda.

SOSPECHOSOS HABITUALES:

  • JASON VOORHEES:  

Conocido por todos por el asesino inmortal con máscara de portero de hockey, mono de mecánico y botas de montaña. Guarda una sospechosa similitud con su antecesor en los 70’s, Michael Myers, Con especial predilección por no morir, Jason, tuvo una madre sobre protectora y eso influyó mucho en su carácter aparte de un físico envidiable en cuanto a fortaleza, pero no en belleza. Tiene un gusto selecto por los machetes aunque no desprecia matar con sus propias manos o cualquier objeto punzante que encuentre. En diez películas (entre secuelas, reboots, crossovers y demás) se le ha matado de diversas formas: disparado, ahorcado, quemado, aplastado, troceado, machacado…pero por arte de magia, milagro o demencia senil de los guionistas ha vuelto del Infierno. Se duda de su condición humana desde la tercera parte. Tuvo un encontronazo con su mayor competidor en la batalla por ver quién mata a más chiquillas: Freddy Krueger. En pantalla, lo interpretaron diversos actores de tercera, pues con semejantes diálogos (nunca habla) y llevando una máscara lo podría protagonizar hasta Ben Affleck.

  • FREDDY KRUEGER: 

De todos los iconos del terror (de los 80’s, claro) el más emblemático. Surgido de la perturbada mente de Wes Craven hizo las delicias de los teens de aquella época. Con su reino en las pesadillas (aunque siempre gustaba salir de ellas para saborear en persona a sus víctimas…) y su vestuario “marca de la casa” (sombrero estilo Pandora, como el de Indiana; jersey a rayas verde-rojo; pantalones raídos y su símbolo aterrador: un guante con cuchillas en los dedos) a este pederasta al que los vecinos de su barrio quemaron vivo, surca las pesadillas de los hijos de sus verdugos. El primero que murió en sus manos fue el debutante Johnny Depp. Más tarde, en siguientes secuelas, mataría a diestro y siniestro. Es morboso, mal educado, canalla y tiene un suculento sentido del humor que mezcla lo grotesco con lo vicioso. Un excelente ejemplo de maldad de videoclip de los 80’s que sobrepasó al actor que lo interpretó (Robert Englud será por siempre recordado por este papel, como en su día Bela Lugosi con su ‘Drácula’). Su éxito fue tal, que aparte de las consabidas secuelas (cada vez peores, hasta existe una en 3D) traspasó el cine y tuvo una serie de TV, ‘Las pesadillas de Freddy’, donde el personaje presentaba un capítulo en el que él ni siquiera salía. Se ha intentado recuperar el mito con su último reboot ‘Pesadilla en Elm Street’, 2010 pero no cuajó. Siempre nos quedará la perversa película original donde podremos canturrear la nana de Freddy, por si acaso…no os durmáis.

  • HANNIBAL LECTER:

Sí, mis queridos niños, el buen doctor Lecter tuvo su primera aparición en pantalla de la mano de uno de los directores más interesantes de hoy en día, Michael Mann (‘Collateral’, ‘Heat’, ‘Enemigo Público’, ‘Alí’) . La peli en cuestión era ‘Hunter’ 1986, donde un Will Graham (William Petersen, sí el orondo Grissom de ‘CSI’) y Hannibal Lecter (Brian Cox, ‘X-Men 2’, ‘Troya’, ‘El caso Bourne’) vivían las aventuras descritas en ‘Dragón Rojo’, la primera novela de Thomas Harris, el creador del doctor. De sobra son conocidas las aficiones culinarias de Lecter, su inteligencia (la mayor de todos los dementes en el cine), su buen gusto y educación, pero sobre todo su cuestionable sentido de la confección de menús. Pasó de tapadillo por los cines y no fue hasta 1991 donde el personaje revolucionó las salas. Su estilo visual era el necesario en un psiquiátrico, uniforme blanco, repeinado hacia atrás y carente de una celda de cristal como su sucesor.

  • CHUCKY:

Que un convicto meta su alma en un juguete antes de morir invocando al Diablo ya era una idea alocada, pero que dicho juguete se convirtiera en un icono, protagonizara una película y encima tuviera secuelas a cuál más disparatada, era rizar el rizo. Pues bien, se hizo y se logró. Un adorable muñeco, de pelirrojos cabellos, jersey a rayas y un peto vaquero se transformaba en una sádica máquina de matar cuando su dueño, en principio un niño pero después se independizó, se dormía. Los mismos instintos criminales que el alma del asesino tenía se reflejaban en las andanzas de este pequeño psicópata. Los F/X de la época hicieron lo que pudieron para dar vida a Chucky y su mordaz sarcasmo hizo el resto. En posteriores secuelas llegará a tener novia e incluso descendencia, pero no quiero revolveros el estómago con detalles de dicha concepción. Fue carne de videoclub desde sus comienzos pero no puedo evitar tenerlo entre mis favoritos…no le pongáis pilas, él ya va recargado.

  • PINHEAD:

El más barroco de los sanguinarios asesinos que recorren esta década proviene del inframundo, más allá del Infierno. Su creador, Clive Baker (‘Razas de Noche’) nos presentó a una de sus mejores pesadillas, Pinhead, el líder de un grupo de demonios con viciosos placeres para martirizar a los mortales que osen cruzar a sus dominios. Un vintage traje de cuero, con correas, cadenas y falda (que haría las delicias de un Miguel Bosé); una pálida cara con alopecia; una voz cavernosa y su marca de la casa: el rostro completamente lleno de clavos. Todos los pecados los convierte en bizarros momentos de tortura, del dolor hace que sus víctimas encuentren placer, es insensible al sufrimiento y lleva muy mal que lo engañen. Surcaría los cines desde el 88 con ‘Hellraiser’ para más tarde llegar hasta 8 secuelas. Doug Bradley tuvo el dudoso honor de interpretarlo en 8 ocasiones. En la última, ‘Hellraiser: revelations'(2011), dijo basta…y nosotros también.


SAGAS SANGRIENTAS:

  • VIERNES 13:
Lo que comenzó con una matanza en un campamento de verano, donde una desquiciada madre mataba a todo monitor viviente, se llegó a transformar con el paso de la década en productos de cada vez peor acabado. En diez años se filmaron 8 entregas (como James Bond pero a lo bruto) siendo la última ‘Viernes 13: Jason toma Manhattan’ (1989) un ejemplo de hasta donde llegó la aberración.
  • PESADILLA EN ELM STREET:
A Freddy le dió tiempo a rodar 5 entregas de su bromista manera de joder los sueños. También es verdad que empezó a matar más tarde que Jason. Si las dos primeras secuelas eran un refrito de la original, en la cuarta ‘The Dream Master’, Renny Harlin (1988) se desbocaba hasta límites surrealistas. Tuvo una quinta secuela en 1989 con ‘Pesadilla V: The Dream Child’, Stephen Hopkins en donde los pocos supervivientes de la anterior intentan destruir a Freddy con la ayuda del alma de la madre de éste (ahí se les fue la pinza). Pero lo peor llegó en los 90’s.
  • POSESIÓN INFERNAL:
Curiosamente en esta saga creada por Sam Raimi en 1981 no hay un psicópata al que podamos ver, es más, se sobreentiende que es el mismísimo Mal el que persigue y mata a todo grupo de chavales con ganas de descubrir su cuerpo entre las cuatro paredes de una cabaña. Quizás sea esta la historia más repetida en el cine, por ello no hay que quitarle mérito a la ida de olla que Raimi rodó con seis amigos en el bosque. En 1987 llegaría una secuela, aunque en realidad era un remake del propio Raimi (más dinero, más sangre, cero imaginación). Tuvo mayor éxito y convirtió al compañero de armas del director, Bruce Campbell, en un asiduo al cine de serie B. Estaros atentos a otras pelis de Raimi, donde hace cameos. Su papel como Ash en la saga le daría la oportunidad de filmar una tercera entrega en 1992 ‘El ejército de las tinieblas’, la más floja pero la más divertida de la saga. En 2013 tuvimos el consabido reboot de la saga.


MATARIFES BIZARROS:

  • EL AUTOESTOPISTA:
Rutger Hauer (Batty en ‘Blade Runner’) se había quedado en Hollywood tras venir de Holanda. No encontraba su sitio como héroe de acción o en papeles serios, por lo que decidió hacer lo que hacen los actores cuando no encuentran nada, escoger un papel de villano. Un sádico autoestopista, John Ryder (R. Hauer) tiene como diversión asesinar a todo aquel que le recoja en la carretera. Así de sencillo. Sin motivaciones personales, ni rollos traumáticos o una mala infancia. Este psicópata convence porque es maldad simple, directa y con recochineo. Mata a polis, niños, parejas y bicho viviente que se cruce en su camino (camino que nunca sabemos cuál es). Tuvo una secuela para vídeo en 2003, sin Hauer como villano. En 2007 se rodó un remake, con Sean Bean (‘ESDLA’) como asesino, bastante estimable que se marca un acierto al cambiar el final de la original.
  • HENRY LUCAS:
Michael Rooker conmocionó a todos por su trabajo en ‘Henry: retrato de un asesino’, 1986 de John McNaugthon (‘La chica del gangster’). Donde la historia de un psico-killer real se reflejaba con una visión fría, desalmada y visceral. Una pequeña joya que debéis recuperar.
  • MANIAC-COP:
Engendro ochentero donde los haya. Un demente asesino tiene la ocurrencia de matar a troche y moche vestido con uniforme de policía, vamos, lo que viene siendo hoy en día la Ley de la Ciudadanía. Una historia mal rodada pero con el auténtico sabor a serie Z, la serie B le queda grande. En 1988 ‘Maniac Cop’ abría fuego, no es para recordar pero no incluirle en este especial sería como hablar de donuts sin mencionar a Falete.
  • EL PADRASTRO:
Si tenemos pederastas, dementes, psiquiatras, criaturas del infierno e incluso policías…¿por qué no meter a un padrastro?. Si hubieran hecho una peli con una suegra asesina me negaría a mencionarla. Pues bien, los pensantes de Hollywood creyeron oportuno crear un psico-killer de la figura más usurpadora que existe: un padrastro. En 1987, ‘El padrastro’ de Joseph Ruben, se presentaba en familia. Un asesino, Jerry Blake, se casa con viudas o divorciadas con el fin de sacarse unos dinerillos. Pero claro, hay hijos de por medio que no se fían de las entradas y salidas nocturnas de su padrastro, Y se lía. Lo más anecdótico de este psico-killer es que fue interpretado en dos ocasiones, hay una secuela en 1989, por el mismo actor, Terry O’Quinn, famosete años después por ser John Locke en ‘Perdidos’.
  • JERRY DANDRIGE:
El vecino más carismático del barrio. Es guapo, educado, viste bien, se acompaña siempre de tías buenas y siempre está de juerga por las noches. ¿Y de día no? Pues no, hay un motivo a todo lo anterior, es vampiro. Eso descubre un chaval vecino suyo cuando se cuela en su casa. En ‘Noche de miedo’ (1985, Tom Holland) veremos al vampiro más cachondo de los 80’s, un tipo que sabe que la MTV es la que manda, que tiene buen ojo con las chavalas que son vírgenes y que dispone de un don para pasárselo bien mientras mata, es inmortal. Chris Sarandon (sí, el marido de Susan…estáis en todo, ¿eh?) interpreta a J. Dandrige de una forma ambigua, de lo cómico a lo seductor pasando por lo disparatado. Eran los 80’s y los vampiros estaban cambiando. Luego llegarían ‘Jóvenes ocultos’ (1987, Joel Schumaker) para definir el rol del vampiro en la época de los videoclips. Más tarde, pues ya sabéis…’Crepúsculo’ y todo se acabó.
  • LOS CHICOS DEL MAÍZ:
En 1960 ‘El pueblo de los malditos’ (Wolf Rila) marcó a los seguidores del terror cool. Stephen King, sobre valorado desde siempre, tomó la idea de un pueblo habitado sólo por críos para escribir la irregular ‘Los chicos de maíz’ que se versionó en cine en 1984. Si la novela era mala…la peli ni os cuento. Toda la chavaleria de un pueblo se luce asesinando a todo mayor de 18 años, en plan ‘La fuga de Logan’ () pero con rastrillos y tractores. Ver a Linda Hamilton (Sarah Connor en ‘Terminator’, 1984) correr entre los maizales perseguida por hordas de infantes ávidos de sangre, no tiene precio. Pero el resultado final es cutre y adolece de todo. Años más tarde, la saga continuaría hasta llegar a su séptima entrega. Creo que en esa ya no quedaría maíz y usaron trigo. Gracias señor King.
  • PLYMOUTH FURY DEL 58:
Pero no acabamos con Stephen King, aún nos queda un peculiar psico-killer de los 80’s que al menos tiene estilo. Un pedazo de coche, de los años 50’s es el protagonista de la disparatada ‘Christine’ (1983, John Carpenter). Para que luego digan que los coches no sienten. Éste además de sentir, tiene una peculiar devoción por su dueño. Mata por él, liga por él…vamos, un “personal coach” que no te limpia el baño porque no entra. Un ejemplo de hasta dónde iba encaminado el género de terror en manos de King. La verdad, que vista hoy ha perdido bastante encanto, sólo me puedo quedar con ese look tan visual que se marca el Plymouth Fury del 58 cuando enciende sus faros antes de matar. La escena final donde vemos cómo su antena renace del amasijo de chatarra en el que le han reducido, es antológica. Podrían hacer una secuela, aquí en España, yo les propongo como coche protagonista a un Simca 1000 del 78.

Y hasta aquí este pequeño resumen de los más variados psico-killers de los 80’s. Seguro que echaréis en falta alguno, os desafío a que comentéis aquellos que deberían estar en esta lista y sus motivos. Que tengáis sangrientos sueños…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s